LA SALA SUPERIOR ORDENA GARANTIZAR LA VOLUNTAD DE LA COMUNIDAD DEL PUEBLO INDÍGENA YAQUI EN CAJEME, SONORA, PARA APLICAR EL PROCEDIMIENTO DE INSACULACIÓN DE LAS PROPUESTAS DE REGIDOR ÉTNICO PROPIETARIO Y SUPLENTE.1

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la sentencia dictada por la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación correspondiente a la Primera Circunscripción Plurinominal con sede en Guadalajara, Jalisco, la cual modificó el acuerdo del Consejo General del Instituto Electoral del Estado de Sonora, relativo al proceso de insaculación para designar regidores étnicos en la comunidad Yaqui del Pueblo de Cócorit, Loma de Guamúchil, Municipio de Cajeme, Sonora.

Este órgano de decisión determinó que la sentencia impugnada no respetó el marco constitucional y legal vigente, tampoco tomó en cuenta el sistema normativo y el contexto de la comunidad indígena, de ahí que revocó las sentencias de la Sala Regional Guadalajara y del Tribunal Electoral local a fin de que se realicen las actuaciones necesarias para que sea la propia comunidad, a través de sus autoridades tradicionales, la que proponga a quienes deberán ocupar las regidurías étnicas al considerar que no fue adecuada la solución de los órganos jurisdiccionales responsables, en virtud de que la propuesta de los recurrentes sí cumplía con los requisitos formales para ser considerada como oportunamente presentada, por lo que en ese orden de ideas, la Sala consideró resolver el problema planteado en plenitud de jurisdicción, en el sentido de que aunque existían dos propuestas respecto de la regiduría étnica del Municipio de Cajeme, en el caso no procedía la insaculación, sino que, tomando en consideración las circunstancias del caso, el contexto, la cultura y el sistema normativo Yaqui, no existía certeza respecto de qué propuesta era la válida, de ahí el mandato de adoptar las medidas necesarias a efecto de tener pleno conocimiento de quién debe ser designado por la comunidad en las regidurías étnicas.

Con el fin de garantizar el derecho de los pueblos y comunidades indígenas a la autodeterminación, la autoridad electoral administrativa local deberá asegurarse que el nombramiento del regidor propietario y su suplente, se realice real y auténticamente conforme a la voluntad de las comunidades, atendiendo su contexto particular, pues de esta forma  se está en posibilidad de valorar la legitimidad y autenticidad de las propuestas de regidores étnicos; por lo que no debe limitarse a validar o tomar nota de las propuestas de quienes se ostentan como autoridades tradicionales, y resolver los problemas desde perspectivas formales, cuando hay elementos para suponer que existen dudas fundadas sobre la autenticidad de las propuestas, por lo que al existir dos propuestas respecto de quienes se ostentaron como las autoridades facultadas para nombrar regidores étnicos, siendo una sola comunidad indígena Yaqui, a fin de que el procedimiento de asignación de regidores étnicos no resulte en un procedimiento nominal o meramente formal vaciado de contenido, en violación de los principios constitucionales de autodeterminación y autonomía de los pueblos y comunidades indígenas, así como de legalidad y de certeza.

Al declararse fundado el agravio de los recurrentes, y sostenerse que la autoridad responsable se limitó a analizar los requisitos formales de las propuestas, se concluyó que la única propuesta válida en la que se propusieron a las terceras interesadas. Así, de acuerdo al contexto del pueblo Yaqui, existen casos de duplicidad de autoridades, por lo que en aras de salvaguardar sus sistemas normativos y su autodeterminación, la autoridad electoral deberá llevar a cabo medidas necesarias e idóneas para conocer la auténtica postura de la comunidad respecto la designación de regidores étnicos, al ser éste un derecho del pueblo indígena.

Concluyéndose que, ante la falta de cumplimiento de la autoridad responsable de garantizar que la voluntad de la comunidad del Pueblo Indígena Yaqui asentada en el municipio de Cajeme, Sonora, al trastocarse el procedimiento previsto en el artículo 173 de la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Sonora, existían motivos suficientes para revocar el acuerdo controvertido y atender al procedimiento de insaculación de las propuestas para regidor étnico propietario y suplente respecto del Ayuntamiento de Cajeme, Sonora.


1 SUP-REC-716/2015 y acumulado—Recurrentes: Juan Matuz Flores y Pedro Pablo Valenzuela Hernández. —Autoridad responsable: Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, correspondiente a la Primera Circunscripción Plurinominal, con sede en Guadalajara, Jalisco y Tribunal Estatal Electoral de Jalisco.—11 de noviembre de 2015.— Ponente: Magistrado Salvador Olimpo Nava Gomar.