Votos

Cada magistrada o magistrado puede optar por votar en contra de un proyecto o presentar argumentos adicionales que expliquen su voto a favor. Estos votos se incorporan al final de cada sentencia.

Hay tres tipos distintos de votos:

  1. Voto particular o disidente: se emite cuando no se comparte el sentido de la decisión aprobada por la mayoría de los magistrados.
  2. Voto concurrente: se formula en aquellos casos en los que se vota a favor del sentido de la sentencia, pero se difiere de la argumentación que sustentó la decisión.
  3. Voto aclaratorio o razonado: se utiliza cuando se coincide con el sentido y los argumentos de la sentencia; pero se pretende precisar cuestiones adicionales.