JUICIO DE REVISION CONSTITUCIONAL

EXP. SUP-JRC-127/97

ACTOR: PARTIDO DE LA REVOLUCION DEMOCRATICA

AUTORIDAD RESPONSABLE: TRIBUNAL ELECTORAL DEL ESTADO DE TABASCO

TERCERO INTERESADO: PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL

MAGISTRADO PONENTE: JOSE FERNANDO OJESTO MARTÍNEZ PORCAYO

SECRETARIO: JOSE MATA RODRIGUEZ

México, Distrito Federal, a cuatro de diciembre de mil novecientos noventa y siete. VISTO para resolver el expediente formado con motivo del Juicio de Revisión Constitucional Electoral, número SUP-JRC-127/97, promovido por el C. Alfonso Morales Peña, en su carácter de representante del Partido de la Revolución Democrática, en contra de la resolución dictada por el Tribunal Electoral del Estado de Tabasco, el ocho de noviembre de mil novecientos noventa y siete, al resolver el recurso de inconformidad número 037/997, interpuesto por el partido político accionante, y

R E S U L T A N D O:

I. Mediante escrito de fecha trece de noviembre de mil novecientos noventa y siete, Alfonso Morales Peña, en su carácter de representante del Partido de la Revolución Democrática, presentó ante la autoridad señalada como responsable escrito mediante el cual interpuso Juicio de Revisión Constitucional Electoral, en contra de la resolución identificada en el párrafo anterior, haciéndolo en los siguientes términos:

C.ALFONSO MORALES PEÑA, Representante del PARTIDO DE LA REVOLUCION DEMOCRATICA, personalidad que tengo debidamente acreditada y reconocida en el expediente No. 037/997 que obra en poder del Tribunal Electoral de Tabasco, señalando como domicilio para oír y recibir notificaciones en Viaducto Tlalpan # 100 Col Arenal Tepepan Delegación Tlalpan Edificio "A" oficina de la Representación del P.R.D. en México D.F. autorizando para tales efectos y para actuar en el expediente que habrá de integrarse, a los C.C. Héctor Romero, Juan Carlos Solís Martínez, Lorena Villavicencio Ayala y Fernando Vargas Manriquez, ante ustedes C.C. Integrantes de este Tribunal, comparezco para exponer:

Que por medio del presente escrito, a nombre del Partido Político que represento y con fundamento en el artículo 99 párrafo cuarto fracción IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 1,2,3,4,8,12,13,86,87,88,89 y demás relativos y aplicables de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, y 186 fracción III inciso b) y 189 fracción I inciso e) de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, vengo a Interponer JUICIO DE REVISION CONSTITUCIONAL ELECTORAL en los términos que a continuación se indican y en cumplimiento a lo dispuesto por el articulo 9 de la citada Ley de Medios de Impugnación, señalo lo siguiente:

ACTO Y RESOLUCIONES QUE SE IMPUGNA: La Resolución emitida sobre el Recurso de Inconformidad relativo al expediente No. 037/997 y la confirmación de los actos impugnados mediante dicho Recurso.

AUTORIDAD RESPONSABLE: El Tribunal Electoral de Tabasco en Pleno.

PRECEPTOS LEGALES Y CONSTITUCIONALES VIOLADOS: Se violan en perjuicio del Partido Político que represento los artículos 14, 16, 17 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En cumplimiento de lo establecido en el articulo 99 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y del articulo 86 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, la presente demandada, reúne los requisitos siguientes:

1.- Los actos reclamados son definitivos y firmes considerando lo establecido en el último párrafo del articulo 21 de la Constitución Política del Estado de Tabasco, y el último párrafo del artículo 329 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de Tabasco que a la letra dice: "Las resoluciones que recaigan a los Recursos de Inconformidad serán definitivas.

2.- Los actos reclamados violan el articulo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que dice : "Nadie podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus propiedades, posesiones o derechos, sino mediante juicio seguido ante los tribunales previamente establecidos, en el que se cumplan las formalidades esenciales del procedimiento y conforme a las leyes expedidas con anterioridad al hecho.", el articulo 16 del ordenamiento citado que en su primer párrafo dice: "Nadie puede ser molestado en su persona, familia, papeles y posesiones si no en virtud del mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y motive la causa legal del procedimiento." El articulo 17 del mismo ordenamiento que su segundo párrafo dice: "Toda persona tiene derecho a que se le administre justicia por tribunales que estarán expeditos para impartirla en los plazos y términos que fijen las leyes, emitiendo sus resoluciones de manera pronta, completa e imparcial." y que en su párrafo tercero señala que: "Las leyes federales y locales establecerán los medios necesarios para que se garantice la independencia de los tribunales y la plena ejecución de sus resoluciones.", el articulo 41 que en su párrafo tercero señala que los principios rectores de la función electoral serán la certeza, legalidad, independencia imparcialidad y objetividad y en el párrafo IV establece que "Para garantizar los principios de constitucionalidad y legalidad de los actos y resoluciones electorales, se establecerá un sistema de medios de impugnación en los términos que señalen esta Constitución y la ley. Dicho sistema dará definitividad a las distintas etapas de los procesos electorales y garantizara la protección de los derechos políticos de los ciudadanos de votar, ser votado y de asociación., el articulo 116 que establece que las Constituciones y leyes de los Estados en materia electoral garantizaran que: las elecciones de los miembros de las legislaturas y de los integrantes de los ayuntamientos se realicen mediante sufragio universal, libre, secreto y directo; en el ejercicio de la función electoral a cargo de las autoridades electorales sean principios rectores los de legalidad, imparcialidad, objetividad, certeza e independencia; las autoridades que tengan a su cargo la organización de las elecciones y las jurisdiccionales que resuelvan las controversias en la materia, gocen de autonomía en su funcionamiento e independencia en sus decisiones; y se establezca un sistema de medios de impugnación para que todos los actos y resoluciones electorales se sujeten invariablemente al principio de legalidad.

3.- Las violaciones reclamadas en los términos que señalaremos en la parte relativa a agravios del presente Juicio, son determinantes para el resultado final de la elección.

4.- La reparación solicitada es material y jurídicamente posible dentro de los plazos electorales y es factible antes de la fecha constitucional y legal fijada para la toma de posesión de los funcionarios electos, en los términos del artículo 19 de la Constitución Política del Estado de Tabasco, en relación a la instalación del Congreso del Estado de Tabasco.

5.- Se han agotado en tiempo y forma todas las instancias previas establecidas por el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales de Tabasco en los términos establecidos en los artículos 286,287,288,290,291 y 293 del citado Código.

LO ANTERIOR LO FUNDAMENTO EN LOS SIGUIENTES HECHOS Y CONCEPTOS DE DERECHO:

HECHOS

1.- En defensa de los intereses de mi representado y con fundamento en los artículos 116 fracción IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 9, 63 bis de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tabasco, 57, fracción I, 59 fracción II, 96, 258, 263, 286 fracción III, 290 fracción II, 291, 292, 293, 304, 309, 310, 311, 320 y demás relativos y aplicables del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco, interpuse en tiempo y forma RECURSO DE INCONFORMIDAD, contra la elección de DIPUTADOS DE MAYORIA RELATIVA EN EL DISTRITO XII, impugnando el Cómputo DISTRITAL relativo a dicha elección, los resultados consignados en el Acta de Cómputo DISTRITAL de esa elección y por lo tanto la declaración de validez de la elección, la constancia de validez y mayoría que fue expedida, en virtud de existir Causales de Nulidad de la votación en diversas casillas impugnadas a través del Recurso citado, en donde se solicita también la nulidad de dicha elección.

2.- El día 8 de Noviembre, el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco Sesionó para resolver entre otros, el Recurso de Inconformidad relativo al Expediente No. 037/97 sobre el cual emitió una resolución que me fue notificada el día 9 de Noviembre siendo las 06:05 hrs.

3.- En la actuado y en lo resuelto por del Tribunal Electoral de Tabasco relativo al Expediente citado, dicho Tribunal incurrió en serias violaciones a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

A mayor abundamiento:

a)

b)

c) En franca violación a lo establecido en el artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco, fundó sus consideraciones y su criterio de resolución del Recurso de Inconformidad citado, en supuestas Jurisprudencias y Tesis Relevantes, sin que se cite con precisión, el Organo Jurisdiccional omitiendo adminicular estas de manera sistemática con el conjunto de elementos aportados por la parte que represento. Este hecho se corrobora de la lectura del considerando VII contenido en la Resolución Impugnada, cuando el Tribunal manifiesta que: "....teniendo especial aplicación la tesis de jurisprudencia número 101 que dice: RECURSO DE INCONFORMIDAD. PRINCIPIO DE ...." sin que cite con precisión, el Organo Jurisdiccional que la hubiera emitido. Relaciono este hecho con el agravio marcado con el número 3 del presente escrito.

d)

e)

f) En franca violación al artículo 17, 41 y 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco, da un tratamiento desigual a las partes, rompiendo con el principio de equidad procesal, de igualdad de las partes ante la ley y de imparcialidad, al admitir y valorar únicamente las documentales públicas aportadas por el órgano electoral señalado como responsable en el recurso de inconformidad y sin que se analicen y valoren las pruebas aportadas por la parte que represento, no obstante que algunas de las mismas también constituyen documentales públicas, este hecho se corrobora de la lectura de su considerando 7 en el que dicho Tribunal manifiesta ..."es de señalarse al inconforme que con respecto a las casillas impugnadas, localizables en autos a fojas 1448, 1508, 1531, 1539, 1556, 1702, 1711, 1714, 1744, 1782, 1797, 1823, 1830, se encuentran TRECE actas de computo levantadas en el XIII Consejo Electoral Distrital, con las cuales se subsana cualquier error u omisión en que hubieran incurrido los funcionarios de las mesas directivas de casilla, documentales públicas que tienen pleno valor probatorio..." Lo que no dice esa autoridad, es que la parte que represento también aporto como pruebas, documentales públicas, mismas que en la resolución ni siquiera fueron tomadas en cuenta. Relaciono este hecho con el agravio marcado con el número 6 del presente escrito.

g) .

h) En franca violación al artículo 16, 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco emite la Resolución relativa al Recurso de Inconformidad citado, mediante consideraciones carentes de certeza formuladas por el mismo, ya que basa sus consideraciones en meras presunciones y deducciones que no obstante que son, evidentemente contrarias a los intereses que represento, el juzgador las toma como elemento suficiente para motivar su Resolución. En este caso el Organo Jurisdiccional además de no observar el Principio de Certeza, omite la observancia del Principio de Objetividad, ya que al basar sus consideraciones en elementos obtenidos por presunción y deducción, evidentemente se basa en apreciaciones y creencias derivadas de un raciocinio que parte un criterio eminentemente de carácter subjetivo Este hecho se corrobora en la lectura de todas las resoluciones que fueron analizadas en la sesión referida en el hecho del presente escrito, y cuyo proyecto corrió a cargo del magistrado LORENZO GUZMAN VIDAL MOISES TRINIDAD .Las que solicito integrar como pruebas supervinientes al expediente que se inicie derivado de la presentación del presente ocurso. Relaciono este hecho con el agravio marcado con el número 8 del presente escrito.

i) En franca violación al artículo 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco emite la Resolución relativa al Recurso de Inconformidad citado, mediante consideraciones carentes de certeza y de objetividad mismas que atentan contra el Principio de Seguridad Jurídica, ya que da por subsanados errores, violaciones e irregularidades que se presentaron el día de la jornada electoral en las casillas impugnadas, con la realización de supuestos escrutinios y cómputos de casilla efectuados por la autoridad señalada como responsable en el Recurso de inconformidad, sin que hubiera señalada, se hubieran realizado observando las formalidades establecidas en los artículos 221, 222, 223, 224 y 244 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco. Es de señalarse,al inconforme que respecto alas casillas impugnadas localizables en autos a fojas 1702, 1711, 1714, 1744, 1782, 1797, 1823, 1830 se encuentran trece actas de cómputo levantadas en el consejo XIII distrital con las cuales se subsana cualquier error u omisión en que hubiera incurrido los funcionarios de las mesas directivas de casilla...."Relaciono este hecho con el agravio marcado con el número 10 del presente escrito.

j) .En franca violación al artículo 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos , el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco emite la resolución relativa al recurso de inconformidad citado, mediante consideraciones carentes de certeza y de objetividad mismas que atentan contra el principio de seguridad jurídica, ya que se da por subsanados errores, violaciones e irregularidades que se presentaron el día de la jornada electoral en la casillas impugnadas, con la realización de supuestos escrutinios y cómputos de casillas efectuados por la autoridad señalada como responsable en el Recurso de inconformidad sin que hubiera verificado, que los supuestos escrutinios y cómputos de casillas realizados por la autoridad señalada, se hubieran realizado observando las formalidades establecidas en los artículos 221, 222, 223, 224 y 244 del código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco. ....Es de señalarse al inconforme que respecto a las casillas impugnadas localizables en autos fojas 1448, 1508, 1531, 1539, 1556, 17702, 1711, 1714, 1744, 1782, 1797, 1823, 1830 se encuentran trece actas.....Relaciono este hecho con el agravio marcado con el número 10 del presente escrito.

k) .En franca violación al artículo 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco emite la Resolución relativa al Recurso de Inconformidad citado, sin que hubiera mediado una valoración y un análisis profundo o discusión por parte de los Magistrados que integran el Pleno del Tribunal, de las consideraciones y criterios que motivaron la Resolución que en este acto se impugna, ya que por la carga de trabajo que supuestamente tuvo cada Magistrado, en la elaboración de un número considerable de Proyectos de Resolución de los Recursos de Inconformidad que conoció dicho Organo jurisdiccional, no pudieron analizar con anticipación el proyectos de Resolución que finalmente fue aprobado y que solo fue leído en el Pleno de dicho Tribunal, ya que la sesión donde fue presentado, solo duró aproximadamente 2 hrs con 20 minutos, por lo que si se considera que en la misma se presentaron 16 proyectos de Resolución el tratamiento de dicha resolución apenas habrá durado 10 minutos. Con este hecho es claro que este Tribunal, actuó sin observar los Principios Rectores del Proceso Electoral como lo son el de Certeza, Objetividad, Independencia y Legalidad ya que aprobaron esta Resolución que se impugna, sin conocer la litis planteada partir del mismo, y sin conocer todos los elementos y fundamentos que motivaron la multicitada Resolución. Para acreditar este hecho, solicito integrar al expediente que se inicie derivado de la presentación del presente ocurso y como pruebas supervinientes, el acta de la Sesión del Tribunal Electoral de Tabasco a la que se refiere el hecho 2 del presente escrito y los autos mediante los cuales se turnan los expedientes relativos a los Recursos de Inconformidad que conociera el citado Tribunal a cada uno de los Magistrados para elaborar los correspondientes proyectos de resolución por lo que deberán requerirse dichos documentos al Tribunal Electoral de Tabasco. Relaciono este hecho con el agravio 11 del presente escrito. Relaciono este hecho con el agravio marcado con el número 10 del presente escrito.

I) ---------------------------------------------------------------

n) En franca violación al artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco emite una Resolución incompleta y confusa relativa al Recurso de Inconformidad citado, ya que en sus puntos resolutivos se limita a manifestar que los agravios vertidos por la parte que represento son infundados, sin que resuelva el sobreseimiento, improcedencia o procedencia del Recurso de Inconformidad referido. Relaciono este hecho con el agravio marcado con el número 13 del presente escrito.

Los anteriores hechos le causal al Partido Político que represento, los siguientes:

AGRAVIOS

3.- Causa agravio al Partido Político que represento, la violación al artículo 16 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en que incurre la autoridad señalada como responsable en el presente ocurso, violación que se suscita al realizarse el Hecho 3 inciso c) del presente escrito, ya que el Tribunal Electoral de Tabasco, al no exponer ni precisar con claridad el fundamento o fundamentos jurídicos en que baso sus consideraciones y criterios para emitir la Resolución que en este acto se impugna, ni la fuente de los mismos, coloca a mi representado en estado de indefensión, al no poder invocar, a fin de combatir la fundamentación de dicha Resolución, preceptos legales que por jerarquía pudieran restarle validez a los fundamentos con que el Tribunal sustentó dicha Resolución.

6.- Causa agravio al Partido Político que represento, la violación al artículo 17, 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en que incurre la autoridad señalada como responsable en el presente ocurso, violación que se suscita al realizarse el Hecho 3 inciso f) del presente escrito, ya que el Tribunal Electoral de Tabasco omite analizar pruebas aportadas por la parte que represento y que en algunos casos constituyen también documentales públicas las cuales, pudieron ser confrontadas con las aportadas por la autoridad responsable en el Recurso de Inconformidad interpuesto para efecto de realizar la compulsa y cotejo de las mismas y en consecuencia normar su criterio a través de procedimientos equitativos e imparciales que desembocaran en una Resolución justa que pudiera haber determinado la nulidad de la votación de las casillas impugnadas e incluso de la elección impugnada, hecho que no se dio y que en consecuencia se contrapone a la pretensión que expuse como parte actora en el multicitado Recurso de Inconformidad y por lo tanto, genera una afectación a los intereses de mi representado.

8.- Causa agravio al Partido Político que represento, la violación al artículo 14, 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en que incurre la autoridad señalada como responsable en el presente ocurso, violación que se suscita al realizarse el Hecho 3 inciso h) del presente escrito, ya que el Tribunal Electoral de Tabasco, al aplicar análogamente en la Resolución del Recurso de Inconformidad citado en este escrito, supuestas consideraciones, análisis, valoraciones, criterios y fundamentos jurídicos utilizados para la Resolución de otros Recursos de inconformidad, evidencia, que no realizó valoración alguna sobre las documentales que obran en autos del expediente citado, de lo cual se desprende que no existe profesionalismo ni certeza en lo actuado y resuelto por dicho Tribunal, ya que el fondo de la litis en el Recurso de Inconformidad referido, evidentemente es diversa a la que se plantea en relación a otros Recursos de Inconformidad. Aun más. Al estructurar esta Resolución que se impugna de la misma forma en que están elaboradas otras Resoluciones emitida en la sesión a la que me refiriera en el Hecho 2 del presente escrito, denota también que existió una actuación, tratamiento genérico en la Resolución de todos los Recursos de Inconformidad que se ventilaron en ese Tribunal, lo que representa que dicho Tribunal no se ajusto al Régimen de Autoridad al que están sujetos, pues se excedieron en sus facultades al no observar en su actuación y resoluciones, El Principio de Objetividad que debe ser una constante en todo momento en el que actúan con el carácter de autoridad.

9.- Causa agravio al Partido Político que represento, la violación al artículo 16, 41 Y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en que incurre la autoridad señalada como responsable en el presente ocurso, violación que se suscita al realizarse el Hecho 3 inciso i) del presente escrito, ya que el Tribunal Electoral de Tabasco al basar sus consideraciones en deducciones y presunciones a cerca del fondo de lo actuado por los diversos representantes de la parte que represento, ante las casillas impugnadas y ante el Consejo Electoral del I.E.T. señalado como autoridad responsable en el Recurso de Inconformidad, determina que dichos representantes consintieron, convalidaron, permitieron o avalaron las irregularidades que motivaron nuestras impugnaciones, solo por el hecho de haber firmado las actas donde constan los hechos impugnados. Al respecto es importante citar, a fin de que esta autoridad ante la que se actúa, pueda normar mejor su criterio, el Criterio de Jurisprudencia número 45 emitido por la Sala Central (Segunda Epoca) del Tribunal Federal Electoral que a la letra dice: ACTAS: LA FIRMA SIN PROTESTA DE LOS PARTIDOS POLITICOS NO IMPLICA LA CONVALIDACIÓN DE LAS VIOLACIONES LEGALES. A pesar de que ninguno de los representantes de los partidos políticos que actuaron en una casilla firme las actas electorales sin hacer protesta alguna, ello no quiere decir que se convaliden las violaciones cometidas a la normatividad electoral por el aparente consentimiento de los representantes de los partidos políticos y de los funcionarios actuantes en la casilla, así tales violaciones sean mínimas, máxime cuando claramente se infringe alguna disposición del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, toda vez que se trata de normas de orden público.

SC-I-RIN-039/94 Partido de la Revolución Democrática. 5-X-94. Unanimidad de Votos

SC-I-RIN-041/94 Partido de la Revolución Democrática 12-X-94, Unanimidad de Votos.

SC-I-RIN-042/94 y Acumulado Partido de la Revolución Democrática 21-X-94. Unanimidad de votos.

En virtud de lo anterior, al tener por convalidadas por mis representantes citados, las violaciones legales cometidas en las casillas impugnadas y en el Organo Electoral señalado como responsable en el Recurso de Inconformidad, el Tribunal Electoral de Tabasco, aun reconociendo que en las citadas casillas y en el seno del citado Organo se sucitaron violaciones a la ley que constituían causales de nulidad en la votación, no determinó dicha nulidad, hecho que en consecuencia, se contrapone a la pretensión que expuse como parte actora en el multicitado Recurso de Inconformidad y por lo tanto, genera una afectación a los intereses de mi representado.

10.- Causa agravio al Partido Político que represento, la violación al artículo 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en que incurre la autoridad señalada como responsable en el presente ocurso, violación que se suscita al realizarse el Hecho 3 inciso j) del presente escrito, ya que el Tribunal Electoral de Tabasco no obstante que reconoce la existencia de errores, violaciones e irregularidades presentadas en las casillas impugnadas, que no son cualquier tipo de violaciones, errores o irregularidades, sino que las mismas, son constitutivas de causales de nulidad de la votación en una casilla, no nulifica la votación de las mismas, argumentando sin tener certeza para ello, que dichos errores u omisiones fueron subsanados con las actas de computo levantadas en el Consejo Electoral correspondiente, ya que dicho Tribunal, no verifica que se realizaron y en su caso si se hicieron correctamente y apegado a la ley, los nuevos escrutinios y cómputos de casilla. Al no nulificarse la votación de esas casillas, se contraría la pretensión que expuse como parte actora en el multicitado Recurso de Inconformidad y por lo tanto, genera una afectación a los intereses de mi representado.

11.-Causa agravio al Partido Político que represento, la violación al artículo 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en que incurre la autoridad señalada como responsable en el presente ocurso, violación que se suscita al realizarse el Hecho 3 inciso k ) del presente escrito, ya que el Tribunal Electoral de Tabasco, al emitir su Resolución, que carece de certeza y objetividad ya que no analizó ni estudió con debido detenimiento el proyecto de Resolución que en relación al Recurso de, Inconformidad citado, presentara el Magistrado ponente, ya que dicho proyecto solo fue leído y aprobado mecánicamente, de la misma forma en que se trataron los otros proyectos de resolución que se sometieron a la consideración del Pleno, en la Sesión a la que me refiriera en el hecho 2 del presente escrito; lo cual constituye, una real falta de profesionalismo en la actuación de los Magistrados del Tribunal, los cuales, si vieran analizado y estudiado a conciencia, todos autos que obran en el expediente referido, hubieran determinado, la nulidad de las casillas impugnadas. Al no nulificarse la votación de esas casillas, se contraría la pretensión que expuse como parte actora en el multicitado Recurso de Inconformidad y por lo tanto, genera una afectación a los intereses de mi representado.

13.- Causa agravio al Partido Político que represento, la violación al artículo 41 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en que incurre la autoridad señalada como responsable en el presente ocurso, violación que se suscita al realizarse el Hecho 3 inciso m) del presente escrito, ya que el Tribunal Electoral de Tabasco, al resolver el recurso de inconformidad que en este acto se impugna, no emitió sus Resolutivos completos y en la parte en que si se emite, no resultan claros ni congruentes, con lo cual dejan a mi representado en total estado de indefensión, ya que derivado de las inconsistencias de los Resolutivos, se mantiene la incertidumbre, lo que pudiera motivar confusión respecto a mi interés para combatirlos o acatarlos.

II.- El Tribunal Estatal Electoral del Estado de Tabasco recibió el referido medio de impugnación a las veintitrés horas con diez minutos del día trece de noviembre, ordenando comunicar por fax tal evento a esta Sala Superior y disponiendo la fijación de la cédula correspondiente en los estrados de ese Tribunal, a efecto de hacer del conocimiento público la presentación del medio de impugnación en cita, con la finalidad de cumplir con lo mandado por el artículo 17, párrafo 1, inciso b), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

III.- Mediante oficio número TET-284/997 de fecha catorce de noviembre del año en curso, en cumplimiento de lo ordenado por auto de catorce del propio mes, la autoridad responsable envió a esta Sala Superior, el original del escrito del recurso de mérito; así como el original del expediente, las diversas constancias que obran en autos y, rindió el correspondiente informe circunstanciado en los siguientes términos:

- - - - - El suscrito Licenciado Magistrado EDUARDO ANTONIO MÉNDEZ GÓMEZ, Presidente del Tribunal Electoral de Tabasco, con fundamento en el punto 2 del artículo 18 de La Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en materia Electoral en vigor, en relación al Juicio de Revisión Constitucional Electoral promovido ante éste Tribunal Electoral por C. ALFONSO MORALES PEÑA, Representante Propietario del PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA, en contra de la sentencia del ocho de noviembre del presente año, por medio de la cual, el Pleno de este Tribunal decretó infundado el Recurso de Inconformidad, que se tramitó bajo el expediente número 037/997 mediante el que impugno el acta de Cómputo Distrital de la Elección de Diputados por el Principio de Mayoría Relativa y su respectiva declaración de Validez y expedición de la Constancia de Mayoría emitida por el XIII Consejo Electoral Distrital, con sede en Macuspana, Tabasco, me permito presentar el siguiente: - - - - -

INFORME CIRCUNSTANCIADO

- - - - - PRIMERO.- En lo tocante al AGRAVIO NUMERO TRES que relaciona con el hecho del mismo número inciso c), no le asiste la razón al actor al manifestar que esta autoridad jurisdiccional viola en su perjuicio el artículo 16 de la Constitución Federal, debido a que el promovente incurre en una errónea apreciación, en vista de que este precepto federal regula garantías individuales de los ciudadanos lo que no es aplicable a la materia electoral en la que los derechos que se reclaman son los derechos políticos, decretados por el legislador en los artículos 41, 54, 99, 116 de la Constitución Federal, correlativos a los artículos 7o, 9o, 12, 13, 14, y demás relativos de la Constitución Política para el Estado Libre y Soberano de Tabasco. - - - -

- - - - - SEGUNDO.- En cuanto al SEXTO AGRAVIO que esgrime el recurrente y que relaciona con el hecho número 3 inciso f), al manifestar "que el Tribunal Electoral violó en su perjuicio los artículos 17, 41 y 16 de la Constitución Federal al dar un tratamiento desigual a las partes, pues admitió y valoró únicamente las pruebas aportadas por el XIII Consejo Electoral Distrital sin valorar las aportadas por el partido que represento"; al respecto es de decirle al quejoso que no le asiste la razón, toda vez que las documentales públicas que fueron analizadas y valoradas en dicha resolución son fiel y exactas a las aportadas por las partes, derivadas de un mismo documento que soportan el contenido de la Jornada Electoral celebrada el 19 de octubre del presente año, por lo que el juzgador ajustó su resolución apegada a derecho; motivo por el cual se debe confirmar la Sentencia que pretende impugnar el promovente. - - - - -

- - - - -TERCERO.- En lo respecta al AGRAVIO NUMERO OCTAVO, mismo que se relaciona con el hecho número 3 inciso h), donde el actor manifiesta "que el Tribunal Electoral de Tabasco, violó en su perjuicio los artículos 16, 41 y 116 de la Constitución Federal, al aplicar análogamente en la resolución que combate, consideraciones, análisis, valoraciones, criterios y fundamentos jurídicos utilizados para la resolución de otros recursos de inconformidad, conculcando los principios de certeza y objetividad"; resulta procedente aclarar la confusión en que se encuentra la parte actora sobre la interpretación que tiene del concepto de analogía: Al respecto en términos generales se entiende por analogía la relación de semejanza entre cosas distintas; pero desde el punto de vista jurídico, la expresión analogía nos indica la operación realizada por el intérprete, para aplicar a un caso no previsto por la ley, las disposiciones legislativas destinadas a regir cosas similares, la analogía se manifiesta en el proceso cuando se trata de aplicar una norma jurídica general a un caso concreto no previsto, la analogía es pues un medio a través del cual el interprete puede superar la eventual insuficiencia o deficiencia del orden jurídico en los casos de hechos no regulados o regulados deficientemente y que necesariamente se deben resolver conforme a derecho, criterio sostenido por los Honorables Magistrados de la Sala Superior del Tribunal Federal Electoral, en el expediente superior JRC014/997, que resolvió el juicio de revisión constitucional relativo al expediente 08/97 del Tribunal Electoral de Tabasco. - - - -

- - - Aclarada la interpretación jurídica del concepto ANALOGÍA que erróneamente maneja el enjuiciante y aunque no precisa en sus agravios cuáles son las resoluciones que se encuentran estrechamente vinculadas con criterios y fundamentos jurídicos similares; este Tribunal Electoral estima pertinente dejar asentado que los recursos de inconformidad interpuestos por el Representante del Partido de la Revolución Democrática relativos a los expedientes 032/997, 037/997 con los que impugna los cómputos Municipales y Distritales de la elecciones celebradas el 19 de octubre del presente año en el Municipio y Distrito de Macuspana, Tabasco son exactamente iguales, ya que el recurrente impugna las mismas casillas, invoca los mismos hechos y aduce las mismas causales de nulidad, por lo que resulta obvio y lógico que exista uniformidad en los criterios de fundamentación y motivación que hace valer este órgano colegiado jurisdiccional, razones suficientes para que se considere infundado este agravio al no actualizarse ninguna violación a los artículos 41 y 116 de la Constitución Federal. - - - - -

- - - - - CUARTO.- En lo tocante a los AGRAVIOS NUEVE Y DIEZ que se relacionan con el hecho número 3 incisos i), J) y k) en los que manifiesta que "este Tribunal Electoral violó en su perjuicio los artículos 41 y 116 de la Constitución Federal al dar por substanciados errores, violaciones e irregularidades que se presentaron en las actas de escrutinio y cómputo de casillas, sin haber verificado que los cómputos realizados por el Consejo Distrital fueran conforme a lo estipulado en la Ley de la materia"; no le asiste la razón al inconforme debido a que las actas de escrutinio y cómputo elaboradas en el XIII Consejo Electoral Distrital en la sesión de cómputo distrital que se inicio el día veintidós de octubre del presente año y en donde se elaboraron nuevas actas de cómputo relativas a las casillas impugnadas, procedimiento que se efectúo en presencia del representante del Partido de la Revolución Democrática, quien firmo de conformidad en las actas correspondientes; razón por la cual este Tribunal se avocó al análisis de estas últimas confiriéndole pleno valor probatorio de conformidad a lo establecido al artículo 322 fracción I del Código Electoral, toda vez que esta documentales prevalecen sobre las que fueron levantadas ante la mesa directiva de casilla; por lo que la resolución que se trata de impugnar debe ser confirmada, por estar ajustada a derecho. - - - -

- - - - -QUINTO.- En cuanto hace al AGRAVIO NUMERO ONCE que relaciona con el hecho número 3 inciso K), en donde argumenta que el "Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco violó en su perjuicio los numerales 41 y 116 de la Constitución Federal a no realizar una valoración y análisis profunda sobre las causas de nulidad invocadas, emitiendo consideraciones y criterios sin observar los principios de Certeza, Objetividad, Independencia y Legalidad; estas alegaciones resultan ser manifestaciones generales de tipo subjetivo que no combaten los razonamientos vertidos por esta autoridad en los considerandos que sustentan la legalidad de la resolución impugnada, aunado a que no especifica en que consiste la violación a los artículos 41 y 116 del Ordenamiento Federal, ni cuales son los perjuicios que le causa el acto de autoridad que reclama, debiendo desechar este medio de impugnación ya que no cumple con el requisito exigido en el artículo 9o punto 1 inciso e) de la Ley General del Sistema de Medio de Impugnación en Materia Electoral. - - - -

- - - - - SEXTO.- Argumenta el recurrente EN SU AGRAVIO NUMERO TRECE que relaciona con el hecho número 3 inciso m), que "el Pleno del Tribunal Electoral de Tabasco, emitió una resolución incompleta y confusa, ya que en su punto resolutivo manifiesta que los agravios son infundados, omitiendo resolver el sobreseimiento, improcedencia o procedencia del recurso"; al respecto, cabe aclarar que el impugnante confunde los términos jurídicos empleados por este órgano resolutor ya que el hecho de que se emplee el término "se declara infundado el recurso de inconformidad," no significa ala improcedencia del recurso, además de que estas manifestaciones no son propiamente un agravio, por lo que debe desecharse en atención a los argumentos sostenidos en los puntos Quinto y Sexto que anteceden. - - - - -

- - - Finalmente , los conceptos que vierte el actor en el texto de lo que él señala como agravios, debe advertirse que son apreciaciones personales de carácter subjetivo, encaminadas a recalcar las atribuciones que posee ese máximo Órgano Electoral, el cual podrá observar que el inconforme no combatió en su totalidad los argumentos jurídicos que este Tribunal empleó para emitir su fallo que hoy combate, pues sólo se limitó a citar generalidades, soslayando que los agravios deben de estar debidamente configurados para cumplir con lo estipulado en el artículo 86 punto primero inciso b), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, esto es, que se precisen claramente los argumentos o razonamientos enderezados a acreditar la afectación del interés jurídico del promovente, derivado de la indebida aplicación o incorrecta interpretación de determinada norma jurídica en la resolución impugnada, por virtud, de lo cual se pudiera suponer la presunta violación de los principios de Constitucionalidad y Legalidad, Electoral tutelados en los artículos 41, 99 y 116 y no al 14 y 16 como él cita. - - - - -

- - - Este Tribunal sostiene la inoperancia de los agravios propuesta en este juicio por el actor, en virtud de que ni impugna de manera directa y eficaz la totalidad de los razonamientos que sirvieron de sustento a la resolución emitida el 8 de noviembre de 1997 en el recurso de inconformidad relativo al expediente 037/997, como se observa de los agravios acabados de mencionar, habida cuenta que al caso no está autorizada la suplencia de los agravios deficientes, por disposición del artículo 23 punto 2, de la (sic) ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

- - - Por lo anteriormente expuesto, la resolución emitida el día ocho de noviembre del presente año, por este Tribunal, se encuentra debidamente fundada y motivada, como lo exigen los artículos 9o, de la Constitución local, 41 y 116 de la Constitución de Federal, y cumple con los principios de Certeza, legalidad, independencia , imparcialidad y objetividad, y no como incorrectamente lo hace valer el quejoso en su escrito de expresión de agravios formulados al promover el Juicio de Revisión Constitucional Electoral, por que se solicita a esa H. Sala del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación , confirme la resolución impugnada por encontrase ajustada a derecho. - - - -

IV.- La autoridad responsable sostiene en el informe circunstanciado que la resolución impugnada se pronunció conforme a derecho, la que textualmente dice:

VILLAHERMOSA, TABASCO A OCHO DE MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y SIETE, TRIBUNAL ELECTORAL DE TABASCO.------

--- VISTOS; para resolver en definitiva los autos del expediente número 037/997, formado con motivo del recurso de inconformidad promovido por el Ciudadano ALFONSO MORALES PEÑA, Representante Propietario del Partido de la Revolución Democrática, por medio del cual impugna "Los resultados consignados en el acta de cómputo Distrital de la elección de Diputados por el principio de Mayoría Relativa, la validez de la elección celebrada el diecinueve octubre del presente año en el XIII Distrito Electoral Uninominal de Macuspana, Tabasco, y el otorgamiento de la Constancia de Mayoría y Validez correspondiente, solicitando la nulidad de la votación recepcionada en las casillas 872C2, 874C1, 875C1, 877C1, 878C1, 881C1, 893B, 896B, 912B, 934B, 939B, 944EXT, 947C, 949B, 873B, 881C2, 885C1, 886B, 890C, 923C, 925B, 925C, 933B, 940B, 944B, 949EXT, 952B, por actualizarse las causales de nulidad previstas en el artículo 279 fracciones V, VI del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales vigente en el Estado; y ---

RESULTANDO

- -1.-Que en sesión celebrada el día veintidós de octubre del año que transcurre el XIII Consejo Electoral Distrital Uninominal en el Estado, concede en la Ciudad de Macuspana, Tabasco, realizó el cómputo de la votación para Diputados por el principio de Mayoría Relativa, estableciéndose los siguientes resultados

-

R E S U L T A D O S

DE LA ELECCIÓN DE DIPUTADOS POR

EL PRINCIPIO DE MAYORÍA RELATIVA, EN EL XIII DISTRITO ELECTORAL UNINOMINAL CON SEDE EN MACUSPANA, TABASCO.

PAN

264 VOTOS

PRI

21935 VOTOS

PRD

8753 VOTOS

PC

116 VOTOS

PT

156 VOTOS

PVEM

434 VOTOS

PPS

79 VOTOS

PDM

42 VOTOS

CANDIDATOS NO REGISTRADOS

CERO

VOTOS VALIDOS

42779

VOTOS NULOS

87

VOTACION TOTAL

43866

- - - En consecuencia, se declaró válida la elección y se expidió la CONSTANCIA DE MAYORÍA Y VALIDEZ a la fórmula de candidatos postulados por el partido Revolucionario Institucional, integrada por la Ciudadana MARQUEZA MORALES NARVAEZ en calidad de Diputado Propietario y el Ciudadano AUGUSTO BALLINAS LÓPEZ como suplente..- - - - 2.- El día veinticinco de octubre del corriente año, el Ciudadano ALFONSO MORALES PEÑA, representante del Partido de la Revolución Democrática, presentó por escrito ante el Órgano Electoral responsable, "RECURSO DE INCONFORMIDAD"en contra de los resultados asentados en el Acta de Cómputo Distrital de la elección referida, pidiendo la nulidad de votación de las casillas citadas, por actualizarse las causas de nulidad previstas en el artículo 279 fracciones V, VI del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales vigente en el Estado. - - - -

- - - 3.- Con fecha 30 de octubre del presente año, fue recibida en la Oficialía de Partes de este Tribunal Electoral el oficio número P/J.E.E./139/97 de igual fecha, mediante el cual el Presidente del Instituto Electoral de Tabasco, Licenciado LEONARDO SALA POISOT, remitió junto con el informe circunstanciado, la documentación y anexos que integran el expediente electoral formado con motivo de la interposición del presente recurso de inconformidad, en cumplimiento a lo dispuesto por el artículo 313 de la Ley de la materia; instrumentos con los que oportunamente se dio cuenta al Magistrado Presidente de este Tribunal Electoral. -- - - 4.- Mediante acuerdo de fecha treinta de octubre del año que transcurre, el Magistrado Presidente de conformidad con lo dispuesto en los artículos 267 fracción XI y 316 del Código Electoral, turnó el expediente electoral número 037/997 a la Ciudadana Licenciada FIDELINA FLORES FLOTA, Juez Instructor de este Tribunal, para que en ejercicio de sus atribuciones procediera a su revisión, integración, estudio y substanciación, hasta ponerlo en estado de resolución, quien por auto de fecha primero de noviembre del mismo año, acordó: - - - -

- - - Radicar el expediente en que se actúa con la documentación recibida; juzgar por cumplidas las obligaciones que los artículos 312 y 313 de la Ley Electoral le imponen a la autoridad remisora; tener por legitimado para promover el recurso de inconformidad al Partido de la Revolución Democrática y como tercero interesado al Partido Revolucionario Institucional; reconocer la personería de los Ciudadanos ALFONSO MORALES PEÑA Y SANTIAGO SÁNCHEZ GARCÍA en calidad de legítimos representantes del partido actor y tercero interesado respectivamente, admitir a trámite el aludido recurso de inconformidad, por cumplir con los requisitos esenciales exigidos en las fracciones III a VI de los artículos 309 y 310, y con los de procedibilidad exigidos en los numerales 287, 288, 293, 306, 311 del Código ritual de la materia; tener como domicilio del partido promovente el precisado en autos, quedando autorizadas para recibirlas a las personas que en el se indican; admitir las pruebas ofrecidas y aportadas por las partes, de conformidad con los dispuesto en los artículos 320 y 321 de la Ley en cita; finalmente declaró substanciado el expediente y cerrada la instrucción para los efectos del turno respectivo. - - - -

- - - 5.- Por auto de fecha tres de noviembre del año actual, el Magistrado Presidente Licenciado EDUARDO ANTONIO MÉNDEZ GÓMEZ, turnó el recurso de inconformidad relativo al expediente 037/997, al Licenciado Magistrado LORENZO GUZMAN VIDAL, para la elaboración del proyecto de resolución que hoy se somete a consideración del Pleno de este Tribunal. - - -

CONSIDERANDO

- - - 1.- Conforme a lo dispuesto en los artículos 9o párrafo 10, 21 párrafos 4 y 5, y 63 bis fracción I de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tabasco; y 258 fracción I, 263 fracciones I y II, 286 fracción III, 290 fracción II y 326 párrafo 3 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco, este Tribunal Electoral es competente para conocer el Recurso de inconformidad interpuesto por el partido de la Revolución Democrática en contra de los actos que se precisan en el resultando 1 de este fallo. - - - -

- - - II.- En su escrito recursal el representante del partido actor manifiesta que durante la Jornada Electoral ocurrieron diversas irregularidades en las casillas que enumera, configurándose las causales de nulidad comprendidas en el artículo 279 del código que rige la materia, hechos que serán valorados en cuanto a su idoneidad al realizarse el estudio de los agravios que hace valer: - - - -

- - - "Señala el Ciudadano ALFONSO MORALES PEÑA que los hechos ocurridos durante la jornada electoral y que hacen procedente los agravios consisten en que en la casilla 872C2, fungió como secretario BLANCA E. RONZON ROSALES sin que se haya asentado este cambio en el acta de la jornada electoral y hoja de incidente; en la casilla 874C1, fungió como segundo escrutador MARÍA ELENA DÍAZ NAVA sin que se haya asentado este cambio en el acta de la jornada electoral y hoja de incidente; en la casilla 875C1, falto el segundo escrutador; en la casilla 877C1, falto el segundo escrutador MARLENE MÉNDEZ MÉNDEZ ya que el acta de la jornada electoral no contiene su firma en el acta de la jornada electoral de la casilla 878C1, no aparece quien fungió como segundo escrutador; en la casilla 893B, actúo como segundo escrutador ROMAN CRUZ FELIZ sin que se haya asentado su cambio en el acta de la jornada electoral y hoja de incidente; en la casilla 896B, falto el segundo escrutador; en el acta de la jornada electoral de la casilla 921B, no aparece la firma del secretario MARÍA CANDELARIA FLACÓN MATEO; el acta de la jornada electoral de la casilla 934B, no esta firmado por el primer escrutador ENEMIAS ACOSTA CANUL MATEO; el acta de la jornada electoral de la casilla 939B, no contiene el nombre del segundo escrutador; el acta de la jornada electoral de la casilla 944 Ext, no contiene el nombre del primer escrutador, solo aparecen las siglas D. O. O.; el acta de la jornada electoral de la casilla 947C carece de las firmas del primer escrutador ALICIA GONZÁLEZ CRISOSTOMO y del segundo escrutador CARMEN BRITO; el acta de la jornada electoral de la casilla 949B, carece de la firma del secretario VINICIO FERNÁNDEZ BAUTISTA y del segundo escrutador ESPERANZA ZACARIAS SOLANO, alegando como causa de nulidad la prevista en el artículo 279 fracción V del Código de la materia, que describe en el punto número dos de hechos y que relaciona con los agravios 1 y 2 de su escrito recursal. Asimismo expresa que en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 873B, aparecen en blanco los espacios destinados a los rubros: "total de boletas extraídas de las urnas", "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos y lista adicional, "número de boletas sobrantes e inutilizadas"; en el acta de escrutinio y cómputo de las casillas 882C, el total de boletas extraídas de las urnas es de 436 boletas cantidad que es menor al "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos y lista adicional", reflejándose una diferencia de 2 boletas; en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 885C, aparecen en blanco los espacios destinados a los rubros del "total boletas extraídas de las urnas", "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes del partido político y lista adicional; en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 886B, aparecen en blanco los espacios destinados a los rubros "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos políticos y lista adicional" y en el de "total de boletas extraídas de las urnas" aparecen registradas solamente 20 boletas; en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 890C, en el espacio destinado al rubro "total de boletas extraídas de las urnas" aparecen 384 boletas, cantidad que es mayor a la que se señala en el de "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos político (sic) y lista adicional" que es de 376 ciudadanos, apareciendo una diferencia de 8 boletas de más, en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 925B, aparece en blanco el espacio destinado al rubro "total de boletas extraídas de las urnas", especificándose únicamente el "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos político y lista adiciona" (sic) que es de 327 ciudadanos, y aunque se sumara la votación emitida más votación depositada en las urnas, no se tendría la seguridad que estuvieran incluidos los votos de los ciudadanos en el acta de escrutinio y cómputo de esta casilla; en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 925C, aparece en blanco el espacio relativo al rubro de "total de boletas extraídas de las urnas" y "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos políticos y lista adicional", por lo que comparando la votación emitida y la depositada en las urnas no se tiene la certeza que estén incluidos los votos de los ciudadanos que sufragaron en esta casilla; en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 933B, aparecen en blanco los espacios destinados a los rubros "total de boletas extraídas de las urnas", "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos políticos y lista adicional" y "número de boletas sobrantes e inutilizadas"; en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 940B, aparecen en blanco los espacios destinados a los rubros, "total de boletas extraídas de las urnas", "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos políticos y lista adicional" y "número de boletas sobrantes e inutilizadas"; en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 944B, existen discrepancias entre los rubros "total de boletas extraídas de las urnas", "total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal más representantes de partidos políticos y lista adicional" y "número de boletas sobrantes e inutilizadas"; casillas en las cuales el recurrente invoca como causa de nulidad la prevista en el artículo 279 fracción VI del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales vigente en el Estado, que relata en el numeral 2 del capítulo de hechos y que relaciona con los agravios 1 y 3 de su escrito recursal; 1.- En la casilla 881C1 no se integro a la mesa directiva el segundo escrutador, 2.- En el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 881C2 aparece en blanco el espacio del total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal y el espacio de boletas extraídas de las urnas e inutilizadas es de 326 boletas configurándose error en le (sic) cómputo, 3.- En el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 923C aparecen en blanco los espacios destinados a los rubros números de boletas extraídas de las urnas, total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal y numero de boletas sobrantes e inutilizadas, 4.- En el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 949EXT aparece en blanco el rubro de boletas extraídas de la urna, y el total de ciudadanos que votaron es de 150, por lo que la suma de boletas sobrantes y la depositada en la urna excede el numero de boletas recibidas, 5.- En el acta de escrutinio y cómputo de la casilla 952B, el numero de boletas extraídas es de 443, existiendo una diferencia de 16 boletas. Los que refiere en los hechos 1, 2, y que relacionan con los agravios 1, 2 y 3 contenidos en su escrito recursal".- - - -

- - - III.- El Partido Revolucionario Institucional en su calidad de tercero interesado manifiesta substancialmente: que deben confirmarse los resultados de la votación consignada en el acta de Cómputo Distrital de la Elección de Diputados por el Principio de Mayoría Relativa, la declaración de Validez y el otorgamiento de la CONSTANCIA DE MAYORÍA Y VALIDEZ en favor de la fórmula ganadora postulada por su partido, expedida por el XIII Consejo Electoral Distrital de Macuspana, Tabasco - - - -

- - - IV.- El Órgano Electoral responsable en su informe circunstanciado, para sostener la legalidad de su resolución, expresa los motivos y fundamentos jurídicos contenidos en su escrito que obra a fojas de la 70 a 102 de autos, mismos que se tienen por reproducidos por economía procesal. - - - -

- - - V.- Las partes para acreditar sus respectivas alegaciones ofrecieron, aportaron y les fueron admitidas las pruebas que se reseñan en el auto de inicio de fecha primero de noviembre de mil novecientos noventa y siete y que serán valoradas en cuanto a su idoneidad, atendiendo a las reglas de la lógica, la sana critica y la experiencia, al realizarse el estudio de los motivos de inconformidad que en vía de agravio hace valer el recurrente: - - -- - - VI.- Señala el representante del partido actor que las diversas irregularidades acontecidas durante la jornada electoral del diecinueve de octubre del presente año, violan lo dispuesto en los artículos 1, 3, 95 fracción V, 96, 134, 135, 136, 137, 138, 139, 140, 188, 207 220, 221, 222, 223, 224, 225, 226, 241, 245, 279 fracciones V, VI y XI del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado, 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, así como los principios de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, equidad y objetividad que deben regir en la organización y realización de las elecciones Estatales, infracciones que quebrantan lo preceptúado en el artículo 9o de la Constitución Local, referidas en los siguientes agravios: - - - -

"1.- Se violan en perjuicio del Partido que represento el artículo primero del Código de Instituciones y Procedimientos del Estado de Tabasco el cual señala que: "las disposiciones de este Código, son de orden público y de observancia general en el Estado de Tabasco. ..." por lo que ninguna autoridad puede ni debe estar por encima de lo establecido en las disposiciones legales en comento. De igual forma se viola en perjuicio de mi representado el artículo 3 del mismo ordenamiento, el cual en clara referencia al Código citado, indique que: "... la interpretación se hará conforme a los criterios gramatical, sistemático y funcional...". Se viola igualmente el artículo 95 de la Ley citada en todas las fracciones pero principalmente en la fracción V que establece como finalidades del Instituto Electoral del Tabasco el velar por la autenticidad y efectividad del voto. Así mismo se viola el artículo 96 de la legislación referida, el cual establece que "En su conjunto todas las funciones y actividades del Instituto se registran por los principios básicos de certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad. "Es por lo anterior que los hechos invocados son violatorios de los artículos mencionados al no apegarse a la autoridad de los Principios establecidos. Causa agravio al partido que represento la violación a los preceptos jurídicos citados toda vez que las irregularidades en la jornada electoral afectan gravemente la legalidad y emisión libre del sufragio lo que implica que la votación recibida en las casillas impugnadas sea ilegal y por lo tanto los resultados falsos, dado que no representan la libre emisión del sufragio de los electores.- A mayor abundamiento, es preciso señalar, ante este órgano jurisdiccional que el Tribunal Federal Electoral en su tesis número 6 de la memoria de 1991 dice: CAUSAS DE NULIDAD. EL TRIBUNAL FEDERAL ELECTORAL DEBE ANALIZAR TODAS LAS PRESUNTAS VIOLACIONES AL PRINCIPIO DE LEGALIDAD QUE PUEDAN CONFIGURAR LAS.- El Tribunal Federal Electoral por disposición constitucional expresa como garante el principio de legalidad, esta obligado a examinar todas las presuntas violaciones que sobre dicho principio se hagan valer a fin de determinar si se actualizan las causales de nulidad establecidas en el código y resolver conforme a derecho. Resulta igualmente aplicable la tesis número 39 del Tribunal ya indicado y que dice: RESOLUCIONES.- EL TRIBUNAL FEDERAL ELECTORAL ESTA OBLIGADO A OBSERVAR EL PRINCIPIO DE EXHAUSTIVIDAD EN LAS.- El Tribunal Federal Electoral a dictar sus resoluciones esta obligado a analizar en forma integral el escrito del recurrente, ya que como el principio procesal de exhaustividad no puede basar sus fallos en un examen aislado de los agravios hechos valer. 2.- Causa grave daño al partido que represento el hecho de que la votación en las casillas que se indicaron haya sido recibida por personas y organismos distintas a los facultados por el Código citado, ya que, al violarse los procedimientos dispuestos en los artículos 134, 135, 136, 137, 138, 139, 140, 188 y 207 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco, en relación al 279 fracción IV del Código en cita, se incurre en falta al principio de certeza y profesionalismo, dado que esas casillas no quedaron integradas conforme a los términos previstos por la Ley, y en consecuencia la votación que se recibió estuvo vaciada de origen. A mayor abundamiento, la ley de la materia fijo los métodos para designar a los integrantes de la mesa directiva de casilla, estableció los requisitos para ser funcionario de ellas, determinando derechos y obligaciones para cada uno de los funcionarios designados. Luego entonces, debido a la importancia de este órgano colegiado que es la autoridad electoral encargada de la recepción y cómputo de la votación de los ciudadanos, la ausencia de alguno de sus componentes rompe la integridad de la personalidad electoral que se les concedió. El legislador se preocupo para que, en caso fortuito, la sustitución de alguno de los miembros se hiciera a través de un procedimiento cuyas reglas las consigno en el artículo 207 del Código reglamentario en el que, al establecer plazos y formalidades, dicho procedimiento de sustitución no solo debe ser rigurosamente observado sino que debe acreditarse su observancia y cumplimiento, en los elementos documentales entregados para el funcionamiento de la casilla electoral, específicamente aquellos, entregados ex profeso para asentar cuestiones incidentales que se relacionan con el desarrollo de la Jornada Electoral. Dada la importancia y trascendencia pública de la función de los miembros de la mesa directiva de casilla, en el citado ordenamiento se les impuso la obligación irrenunciable de la firma de las actas elaboradas durante la jornada electoral, por que solo de esta manera los documentos tendrían la misma importancia legal del órgano que lo expidió. Cualquier contravención a las reglas fijadas en el propio Código electoral, trae como consecuencia jurídica que órgano que lo expidió. Cualquier contravención a las reglas fijadas en el propio Código electoral, trae como consecuencia jurídica que el órgano que se elija al margen de los artículos en comento, no seria el facultado por la Constitución y el Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco, para recibir la votación y realizar el escrutinio y computo, ya que su conformación seria ajena a la solemnidad que de su función deriva, sobre todo si se toma en cuenta las actividades realizadas por los funcionarios que integran las mesas directivas de casillas son unidades todas ellas y esenciales para la certeza del acto electoral más importante de nuestro sistema político. Esta autoridad tiene como obligación el velar por el sistema político. Esta autoridad tiene como obligación el velar por el cumplimiento de las disposiciones legales, además de otras funciones sustantivas, por lo que se debe considerar que si no estuvo debidamente integrada debe sostenerse que la votación fue recibida por un organismo no facultado para ello. 3.- La violación de lo establecido en los artículos 220, 221, 222, 223, 224, 225, 226, y 227 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco causa agravio y por lo tanto lesión a mi representado en el hecho de que en gran cantidad de casillas en el escrutinio y cómputo haya mediado error en la computación de votos debido a que ello le resta la verdadera representatividad que en la urna expresó la ciudadanía para mi representado y el hecho de que ello altera en forma grave la decisión popular, por lo que debe ser sancionada tal actividad con la declaración de nulidad de la votación recibida. Causa agravio al partido que represento el hecho de que en el escrutinio y cómputo se hubieren presentado errores por ser falsa la información contenida en las actas de las casillas que por esta causa se impugnaron y, por lo tanto, resultan ser producto de una maquinación (fraude) las cifras resultantes de ese sistema, lo cual lesiona los derechos de representación del Partido de la Revolución Democrática en forma grave. Causa perjuicio a mi Partido el que en las actas levantadas en las casillas no se hayan asentado diversos datos relativos a las cantidades de boletas recibidas, número de boletas extraídas de la urna, número de electores que aparece que votaron en la lista nominal de la casilla, la cantidad de boletas sobrantes e inutilizadas o bien el número de votos por cada partido, según criterio sustentado por el Tribunal Federal Electoral en las memorias relativas al período de 1994, en su tesis número 71 que a la letra dice: ERROR O DOLO EN LA COMPUTACIÓN DE LOS VOTOS. ANÁLISIS DE LA CAUSAL DE NULIDAD CUANDO APARECEN EN BLANCO DATOS CONTENIDOS EN EL ACTA DE ESCRUTINIO Y CÓMPUTO.- En los recursos de inconformidad en que se ha hecho valer la causal de nulidad de error o dolo en la computación de los votos, la Sala Central del tribunal Federal Electoral, al advertir la existencia de datos en blanco en las actas de escrutinio y cómputo, ha sostenido los criterios siguientes: a).- si en las copias certificadas de las actas de escrutinio y cómputo, de las casillas cuya votación fue impugnada y debidamente protestada por error en el cómputo de los votos, se aprecia algún espacio en blanco o ilegible respecto de los rubros de boletas recibidas, ciudadanos inscritos en la lista nominal, número de boletas sobrantes e inutilizadas, total de boletas extraídas de la urna y total de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal, cabe revisar el resto del contenido de tales actas, así como el de cualquiera otra de las pruebas documentales que obren en autos, a fin de establecer si de ella se desprende el dato faltante o ilegible, o bien, si del cotejo que se haga de los restantes datos contenidos en el acta de escrutinio y cómputo se deduce que la diferencia existente entre los mismos no es determinante para el resultado de la votación en la casilla; b) no se actualiza la causal de nulidad prevista en el artículo 287, párrafo 1, inciso f) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, en los casos en que el acta de escrutinio y cómputo no se haya asentado el dato de los votos extraídos de la urna, si al estudiar otros datos de la misma acta se comprueba que al sumar las cantidades correspondiente a la votación emitida a boletas sobrantes e inutilizadas resulta un gran número similar o igual al de las boletas recibidas, o cuando la diferencia entre la votación emitida y el número de electores que votaron no sea determinante para modificar el resultado de la votación en atención a que la diferencia entre el partido que obtuvo el primer lugar y el que obtuvo el segundo sea mayor a los votos computados de manera irregular; c) cuando en el acta de escrutinio y cómputo levantada en la casilla aparecen en blanco los rubros tanto del total de electores que votaron conforme a la lista nominal como el de votos extraídos de la urna de los mismos no puedan extraerse de ningún documento público que obra en el expediente, se considera que se vulnera el principio de certeza por lo que procede declarar la nulidad de la votación recibida en la casilla. Causa perjuicio al partido que represento la violación a la norma ya que existe error en el cómputo de los sufragios emitidos en la pasada jornada electoral que beneficia a los fórmula de candidatos registrados por el PRI y esto es determinante para el resultado de las discrepancias entre las cifras relativas a los rubros de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal de electores, boletas extraídas de la urna y votación emitida depositada en la urna, ello por estimarse que la diferencia resultante se traduce en u error en el cómputo de los votos. Resulta pertinente señalar que no solo el aspecto numérico puede ser determinante para que proceda anular la votación recibida en las casillas en comento, sino que cuando la confrontación de todos y cada uno de los datos contenidos en el acta de escrutinio y cómputo se observa discrepancia entre todas las cifras anotadas, este órgano jurisdiccional, debe tomar en cuenta que se vulnera el principio constitucional de certeza y en consecuencia se configura la causa de nulidad prevista en la fracción VI del artículo 279 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco. 4.- Causa agravio al Partido que represento la violación de los artículos 241, 244, 245 y del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco en que incurrió la autoridad hoy señalada como responsable por el hecho de que durante la realización del cómputo Municipal de la elección que se impugna, al realizarse nuevos escrutinio y cómputos de casilla, no lo realizó con las formalidades establecidas en el Código citado, lo cual le resta objetividad a este acto para el cual el legislador, estableció todo un procedimiento que debe ser rigurosamente observado. Así mismo causa agravio a mi representado la violaciones citadas, toda vez que siendo el Consejo Electoral Municipal de Macuspana una autoridad, se excedió en sus facultades al realizar dichos cómputos de manera distinta a la que establece la ley, pues al estar sujeta al RÉGIMEN DE AUTORIDAD, no puede hacer más que aquello que la ley expresamente permita. A lo anterior es importante agregar, que dadas la irregularidades presentadas en los nuevos escrutinio y cómputos realizados por el órgano electoral citado, la votación recibida en dichas casillas padece de más vicios que se suma a los vicios de origen, ya que los elementos materiales utilizados para realizar nuevamente dicho procedimiento, provienen de una instancia que actuó erróneamente y en ese sentido existieron errores que no pueden percibirse de la simple revisión de actas, por lo que la nueva realización de escrutinios y cómputos, no subsana la falta de certeza, vicio de origen de la votación recibida en dichas casillas. Los anteriores agravios violan flagrantemente los principios constitucionales y principios rectores que debe guiar las elecciones (certeza, legalidad, imparcialidad, objetividad, equidad, profesionalismo y objetividad), en perjuicio del partido que represento, por lo que al representarse tales violaciones invalidan las elecciones libres y auténticas. 5.- Causa perjuicio al partido que represento la violación al sufragio libre, universal y secreto previsto en los artículos 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; toda vez que durante el transcurso de la jornada electoral militantes priistas se dedicaron a transportar en vehículos diversos, a ciudadanos que fueron presionados para que emitieran su sufragio en favor de su partido, con la amenaza que de no hacerlo no tendría los apoyos para becas y fertilizantes hostigando y generando coacción sobre los electores con el objeto de provocar determinada conducta que se reflejo en el resultado de la votación siendo ello determinante para su resultado en la casilla. Los agravios violan flagrantemente los principios constitucionales y principios rectores que deben guiar las elecciones (certeza, legalidad, imparcialidad, objetividad, equidad, profesionalismo y objetividad), en perjuicio del partido que represento, por lo que al presentarse tales violaciones invalidan las elecciones libres y auténticas". - - - -

- - - VII.- Este Tribunal Electoral por mandato de la Constitución Política del estado Libre y Soberano de Tabasco en su artículo 9o. y en protección de los principios de Certeza y Legalidad, está obligado a examinar exhaustivamente todas las presuntas violaciones que sobre dichos principios se hagan valer, a fin de determinar la transparencia y validez de las elecciones celebradas el diecinueve de octubre de mil novecientos noventa y siete, atendiendo como criterio rector lo dispuesto en el último párrafo del numeral 325 de la Ley invocada, que establece "El que afirma esta obligado a probar, también lo será el que niegue cuando su negación implique la afirmación expresa de un hecho". - - - -

- - - En los agravios 1 y 2 de su escrito de inconformidad el partido impugnante reclama que en las casillas 872C2, 874C1, 875C1, 877C1, 878C1, 881C1, 893B, 896B, 912B, 934B, 939B, 944EXT, 947C, 949B, la votación fue recepcionada por personas que no fueron nombradas para tal efecto y que su cambio no se asentó en las actas respectivas, configurándose, según el recurrente, la causal prevista en la fracción V del Código Electoral. - - - -

- - - En relación a las casillas 881C, 912B, 944EXT, resultan ciertas las manifestaciones que hace el quejoso en el sentido de que faltó un escrutador, no aparece la firma en el acta de la jornada electoral del primer escrutador ENEMIAS ACOSTA CANUL MATEO, ni el nombre y firma del primer escrutador, puesto que así se desprende de las Actas de Jornada Electoral agregadas a fojas 258, 320, 368 de autos, pero esto no significa que deba anularse la votación recepcionada en estas casillas, ya que ello no afecta en lo mínimo la recepción de la votación, puesto que el derecho de votar en las elecciones populares del Estado de Tabasco es garantía real establecida en los artículos 7 y 9 de la Constitución Local, ejercicio que debe protegerse prioritariamente, declarándose infundado este agravio, en atención al siguiente criterio jurisprudencial sostenido por la Sala Central del entonces Tribunal Federal Electoral en su tesis de jurisprudencia número 7 que a la letra dice: "77.- ESCRUTADORES. LA AUSENCIA DE ALGUNO EN LA CASILLA, NO CONSTITUYE VIOLACIÓN SUBSTANCIAL QUE AMERITE DECLARAR LA NULIDAD DE LA VOTACIÓN RECIBIDA EN LA MISMA.- La función de los escrutadores durante el desarrollo de la jornada electoral, por regla general es limitada, toda vez que tienen como atribuciones: contar la cantidad de boletas depositadas en cada urna y el número de ciudadanos anotados en la lista nominal de electores; contar el número de votos emitidos en favor de cada candidato, fórmula o lista nominal; y auxiliar al Presidente o al Secretario en las actividades que les encomienden. De manera específica, al primer escrutador le corresponde contar el número de ciudadanos que votaron conforme a la lista nominal de electores de la sección; y al segundo escrutador se le responsabiliza de contar las boletas extraídas de la urna. Sin embargo, dichas funciones limitadas, los escrutadores las deben realizar siempre bajo la supervisión del Presidente, pues es a éste, de acuerdo con el artículo 122, párrafo 1, inciso g) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, a quien se le atribuye esencialmente la práctica del escrutinio y cómputo, para la cual, debe contar con el auxilio del Secretario y de los escrutadores. En consecuencia, es dable concluir que la actividad de los escrutadores es de auxilio y no de naturaleza sustantiva, pues ante la ausencia de un escrutador se puede encomendar la labor de auxilio al Secretario o al otro escrutador, supervisados por el Presidente, sin que ello constituya una irregularidad trascendente que obstaculice el correcto desempeño de los funcionarios que integren la mesa directiva. En ese orden de ideas, la ausencia del primer escrutador en la instalación de la casilla, de ningún modo puede causar alguna irregularidad sustantiva en cuanto a la recepción de la votación, porque sus funciones limitadas como auxiliar, si se inician desde el momento de instalación de la casilla, están supeditadas a la decisión y supervisión del Presidente, y si están encaminadas exclusivamente al escrutinio y cómputo de votos, se llevan a cabo después de que se cierra la votación; por tanto, la indebida integración de la mesa directiva de casilla durante su instalación, por ausencia de un escrutador, no puede ser un hecho que permita que se encuadre en la hipótesis de nulidad prevista en el artículo 287, párrafo 1, inciso e) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales; y cuando se da durante la fase de escrutinio y cómputo, debe analizarse el caso concreto, porque el procedimiento sustantivo para recibir el voto del ciudadano, recae esencialmente sobre las funciones que desempeñan el Presidente y el Secretario, quienes, conforme al ordenamiento en cita, tienen atribuciones autónomas, necesarias e indispensables para que exista certeza en el sufragio del elector, siendo el escrutador solamente un auxiliar"; consecuentemente el agravio resulta infundado. - - - -- - - Por lo que hace a las casillas 872C2, 874C1, 875C1, 877C1, 878C1, 893B, 896B, 939B, 947C, 949B, en donde el inconforme alega que fungieron como funcionarios de mesa directiva de casilla, Ciudadanos que fueron nombrados por el Presidente de casilla omitiendo asentar este cambio en el acta de jornada electoral, que faltaron en ciertas casillas el primero y/o segundo escrutador, que algunas actas de jornada electoral carecen de la firma de uno de los funcionarios de casilla; resulta necesario precisar que estas omisiones no afectan la validez de la votación, puesto que estas irregularidades fueron anuladas y subsanadas con las Actas de Cómputo de casilla levantada en el XIII Consejo Electoral Distrital, documentales publicas que tienen pleno valor probatorio en apego a lo establecido por el artículo 322 fracción I de conformidad con los numerales 243 y 247 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales, documentales que obran a fojas 1446, 1455, 1462, 1473, 1479, 1567, 1583, 1651, 1776, 1816, 1823 de autos, correlativas a las casillas impugnadas, actas de cómputo que se encuentran firmadas por los integrantes del Consejo Electoral Distrital y por los representantes de los Partidos Políticos entre los que se incluye el Ciudadano ALFONSO MORALES PEÑA promovente del recurso, quien consintió expresamente el acto o resolución emitido por el órgano electoral responsable, actualizándose lo establecido en el título 306 fracción I del Código Electoral, que genera a este Tribunal Electoral la convicción de que no existen las causales de nulidad que alega el recurrente, con el propósito de beneficiar al partido político ganador, por lo que debe estimarse infundado el agravio, teniendo especial aplicación la tesis de la jurisprudencia número 101 que dice: RECURSO DE INCONFORMIDAD. PRINCIPIO DE CONSERVACIÓN DE LOS ACTOS PÚBLICOS VALIDAMENTE CELEBRADOS, SU APLICACIÓN EN EL.- Con fundamento en el artículo 3, párrafo 2 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, atendiendo a una interpretación sistemática y funcional de lo dispuesto en los artículos 41, párrafos octavo y decimoprimero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 69, párrafo 2, 264, párrafo 2, 286, párrafo 2,290, párrafo 1 y 336 del Código de la materia, el principio general de derecho de conservación de los actos válidamente celebrados, recogido en el aforismo latino utle per inutile non vitiatur, tiene especial relevancia en el Derecho Electoral federal mexicano, de manera similar a lo que ocurre en otros sistemas jurídicos, caracterizándose por los siguientes aspectos fundamentales: a).- La nulidad de la votación recibida en alguna casilla y/o de determinado cómputo y, en su caso, de cierta elección, sólo puede actualizarse cuando se hayan acreditado plenamente los extremos o supuestos de alguna causal prevista taxativamente en el Código, siempre y cuando los errores, inconsistencias, vicios de procedimientos o irregularidades detectados sean determinantes para el resultado de la votación o elección; y b).- La nulidad respectiva no debe extender sus efectos más allá de la votación, cómputo o elección en que se actualice la causal, a fin de evitar que se dañen los derechos de terceros, en este caso, el ejercicio del derecho de voto activo de la mayoría de los electores que expresaron válidamente su voto, el cual no debe ser viciado por las irregularidades e imperfecciones menores que sean cometidas por un órgano electoral no especializado ni profesional, conformado por ciudadanos escogidos al azar y que, después de ser capacitados, son seleccionados como funcionarios a través de una nueva insaculación, a fin de integrar las mesas directivas de casilla; máxime cuando tales irregularidades o imperfecciones menores, al no ser determinantes para el resultado de la votación o elección, efectivamente son insuficientes para acarrear la sanción anulatoria correspondiente. En efecto, pretender que cualquier infracción de la normatividad jurídico-electoral diera lugar a al nulidad de la votación o elección, haría nugatorio el ejercicio de la prerrogativa ciudadana de votar en las elecciones populares y propiciaría la comisión de todo tipo de fallas a la ley dirigidas, a impedir la participación efectiva del pueblo en al vida democrática, la integración de la representación nacional y el acceso de los ciudadanos al ejercicio del poder público. - - - -

- - - En su agravio 1 y 3, el partido político impugnante sostiene que existió error en la computación de los votos de las casillas 873B, 881C2, 885C1, 886B, 890C, 923C, 925B, 925C, 933B, 940B, 944B, 949EXT, 952B, habiéndose beneficiado a la formula de candidatos del Partido Revolucionario Institucional, siendo esto determinante para el resultado de la votación y configurándose en su opinión la nulidad prevista en el articulo 279 fracción VI del Código de fundamento. - - - -

- - - Es de señalarse al inconforme que respecto a las casillas impugnadas; localizable en autos a fojas 1448, 1508, 1531, 1539, 1556, 1702, 1711, 1714, 1744, 1782, 1797, 1823, 1830 se encuentran trece Actas de Cómputo levantadas en el XIII Consejo Electoral Distrital con las cuales se subsana cualquier error u omisión en que hubieran incurrido los funcionarios de las mesas directivas de casillas documentales publicas que tienen pleno valor probatorio en apego a lo establecido por el artículo 322 fracción I de conformidad con los numerales 243 y 247 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales, documentales que fueron firmadas por el Ciudadano ALFONSO MORALES PEÑA promovente del recurso quien consintió expresamente el acto o resolución emitido por el Órgano Electoral Responsable, actualizándose lo establecido en el título 306 fracción I del Código Electoral, que genera a este Tribunal Electoral la convicción de que no existe en las casillas impugnadas el error en el cómputo de votos con el propósito de beneficiar al partido político ganador; en consecuencia, al no actualizarse la causal de nulidad prevista en la fracción VI del apartado 279 de la ley en cita, se declaran infundados estos agravios con apoyo en lo dispuesto en el artículo 330 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco, que textualmente establece: "El Pleno del Tribunal sólo puede declarar la nulidad de la votación en una o varias casillas o la nulidad de una Elección de Diputados por Mayoría relativa o de Presidentes Municipales y Regidores o la del cómputo de circunscripción plurinominal fundamentadas en las causales señaladas en este Código", teniendo especial aplicación la tesis de la jurisprudencia número 101 citada en el párrafo que antecede bajo el rubro: RECURSO DE INCONFORMIDAD. PRINCIPIO DE CONSERVACIÓN DE LOS ACTOS PÚBLICOS VALIDAMENTE CELEBRADOS, SU APLICACIÓN EN EL. - -

- - - Cabe precisar que en la casilla 882C se actualiza un error en la diferencia de boletas recibidas y la suma de boletas sobrantes e inutilizadas más votación emitida y depositada en urna; pues fueron inutilizadas al término de la votación 243 boletas y el total de la votación emitida y depositada en urna fue 435 votos, rubros que sumados dan como resultado 678 boletas utilizadas en la votación, cantidad que es menor en un dígito a las 679 boletas recibidas, error que no es determinante para el resultado de la votación tal como lo exige la fracción VI del artículo 279 del Código de fundamento, ya que la diferencia de votos existente entre el partido ganador y el partido recurrente es de 38 votos, lo que se puede constatar con el acta de la jornada electoral visible a foja 262 y acta de escrutinio y cómputo de esta casilla fijada a foja 397 de autos, procediendo en consecuencia el pleno de este Tribunal Electoral a declarar infundado el agravio en análisis. - -

- - - Por lo anteriormente expuesto y fundado, de conformidad con lo establecido en los artículos 9o párrafo 10 y 11, y 21 en sus dos últimos párrafos de la Constitución Política del Estado libre y Soberano de Tabasco; y 1o,3o,258,262,263 fracciones I, II y V, 264 fracciones I al V, 267 fracciones II y X, 271 fracción II, 278, 278, (sic) 286 fracción III, 287, 288, 290 fracción II, 292, 293 párrafo II, 306, 307, 317, 326 párrafo III, 327, y 329 a 331 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco, es de resolverse y se; - - - -

RESUELVE

- - - PRIMERO.- Se declara infundado el presente Recurso de inconformidad interpuesto por el Partido de la Revolución Democrática; en consecuencia, se confirman los resultados asentados en el acta de cómputo Distrital de la Elección de Diputados por Mayoría Relativa del XIII Distrito Electoral Uninominal en el Estado de Tabasco, así como la respectiva declaración de validez de la elección y de la elegibilidad de la formula integrada por la Ciudadana MARQUEZA MORALES NARVAEZ en calidad de Diputado Propietario y el Ciudadano AUGUSTO BALLINA LÓPEZ como suplente, que obtuvieron la mayoría de votos. - - - -

- - -SEGUNDO.- Notifíquese esta resolución al partido que recurrió y al partido tercero interesado, personalmente; asimismo al Consejo Estatal Electoral por oficio acompañado de copia certificada del expediente y de la resolución, dentro del término que señala el artículo 303 fracción I del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco.- - - -

ASÍ POR UNANIMIDAD DE VOTOS LO RESOLVIERON LOS CIUDADANOS LICENCIADOS EDUARDO ANTONIO MÉNDEZ GÓMEZ, LUIS ORTIZ DAMASCO, ROSENDO GÓMEZ PIEDRA, LORENZO GUZMAN VIDAL, TERESA DE JESÚS GUZMAN DÍAZ, MAGISTRADOS QUE INTEGRAN EL PLENO DEL TRIBUNAL ELECTORAL DE TABASCO, SIENDO PRESIDENTE EL PRIMERO Y PONENTE EL CUARTO DE LOS NOMBRADOS, POR ANTE EL LICENCIADO REMEDIO CERINO GÓMEZ, SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS QUE AUTORIZA Y DA FE. - - - -

V. Según oficio número TET/331/997 del dieciséis de noviembre del año en curso que obra en autos, la autoridad responsable hizo del conocimiento de este H. Tribunal que en el término de las setenta y dos horas a que se refiere el inciso b), párrafo 1, del artículo 17 de a Ley General en referencia, se presentó escrito del Tercero Interesado, en este caso el Partido Revolucionario Institucional, en relación con el medio de impugnación que nos ocupa, haciendo valer una causal de improcedencia y quien manifestó que sostiene la legalidad de la sentencia impugnada, toda vez que el partido recurrente se concreta a repetir los supuestos agravios que alegó al promover su recurso de inconformidad; pidiendo se confirme la resolución combatida.

VI. Mediante acuerdo dictado por el Magistrado José Luis de la Peza, Presidente de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el dieciocho de noviembre de mil novecientos noventa y siete, se ordenó turnar el expediente que nos ocupa al Magistrado José Fernando Ojesto Martínez Porcayo, para los efectos del artículo 19 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

VII. Según auto de veintiocho de noviembre del año que transcurre, el Magistrado Electoral dictó auto mediante el cual tuvo por radicado el expediente, admitió el medio de impugnación que nos ocupa por estar ajustado a derecho y, dado que en el expediente obraban todas las constancias y atendiendo a que no existía diligencia alguna que desahogar, declaró cerrada la instrucción, poniendo el expediente en estado de resolución y

C O N S I D E R A N D O

PRIMERO. Esta Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es competente para conocer y resolver el presente Juicio de Revisión Constitucional Electoral, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 41, base IV y 99, párrafo cuarto, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 186, fracción III, inciso b) y 189, fracción I, inciso e), de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación; y 3, párrafo 2, inciso d), 4, y 87 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

SEGUNDO.- Requisitos esenciales: En el juicio de revisión constitucional de que se trata, se encuentran satisfechos los requisitos esenciales del artículo 9, párrafo 1, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

También se reúnen los presupuestos procesales y requisitos especiales de procedibilidad, como se verá a continuación.

Legitimación. El juicio de revisión constitucional electoral fue promovido por parte legítima, pues conforme a lo previsto por el artículo 88, párrafo 1, inciso b), de la ley en cita, este juicio sólo puede ser promovido por los partidos políticos a través de sus representantes legítimos, entre los que se comprende a quienes hayan interpuesto el medio de impugnación jurisdiccional al que le recayó la resolución impugnada. En el caso que nos ocupa quien promueve este juicio en representación del Partido de la Revolución Democrática, es precisamente la persona física de nombre Alfonso Morales Peña, quien también promovió el recurso de inconformidad origen del presente juicio.

Actos definitivos y firmes. Este requisito se reúne, porque conforme al artículo 329, último párrafo, de la legislación electoral del Estado de Tabasco, las resoluciones que recaigan a los recursos de inconformidad serán definitivas.

Actos que violen algún precepto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Al abordar el estudio de este requisito, se analiza además la primera causal de improcedencia que a este respecto hace valer el Partido Revolucionario Institucional, tercero interesado, en los siguientes términos:

Referente a que el juicio de revisión constitucional electoral sólo procede contra actos o resoluciones, "b) que violen algún precepto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos", requisito que debe entenderse en un sentido formal, es decir, como un requisito de procedencia y no como el resultado del análisis de los agravios propuestos por el partido político actor, en virtud de que ello implica entrar al fondo del juicio antes de su admisión y tramitación. En consecuencia, el requisito en comento debe estimarse satisfecho cuando como en el caso a estudio, en el juicio de revisión constitucional, se hacen valer agravios en los que se exponen razones encaminadas a demostrar la afectación al acervo jurídico del accionante, puesto que con ello se trata de destacar la violación de los principios constitucionales de legalidad electoral tutelados en los artículos 41, párrafo segundo, fracción IV, y 116, párrafo segundo, fracción IV, de la Carta Magna, por tanto, se debe desestimar la causal de improcedencia analizada.

Apoya lo anterior la tesis de jurisprudencia número J.2/97 sustentada por esta Sala Superior, publicada en las páginas 158 y 159, del informe anual 1996-1997 del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tercera época, cuyo texto es como sigue:

JUICIO DE REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL. INTERPRETACIÓN DEL REQUISITO DE PROCEDENCIA PREVISTO EN EL ARTÍCULO 86, PÁRRAFO 1, INCISO B), DE LA LEY DE LA MATERIA. Lo preceptuado por el artículo 86, párrafo 1, inciso b), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, referente a que el juicio de revisión constitucional electoral sólo procederá contra actos o resoluciones "Que violen algún precepto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos", debe entenderse en un sentido formal, relativo a su establecimiento como requisito de procedencia, y no al análisis propiamente de los agravios esgrimidos por el partido impugnante, toda vez que ello supone entrar al fondo del juicio; por lo tanto, dicho requisito debe considerarse que se acredita cuando en el escrito correspondiente se hacen valer agravios debidamente configurados, esto es, que éstos precisen claramente los argumentos o razonamientos enderezados a acreditar la afectación del interés jurídico del promovente, derivado de la indebida aplicación o incorrecta interpretación de determinada norma jurídica en el acto o resolución impugnado, por virtud de los cuales se pudiera infringir algún precepto constitucional en materia electoral, toda vez que ello supondría la presunta violación de los principios de Constitucionalidad y legalidad electoral tutelados en los artículos 41, párrafo segundo, fracción IV, y 116, párrafo segundo, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; o sea, que de los agravios esgrimidos se advierta la posibilidad de que se haya conculcado algún precepto constitucional en la materia, resultando irrelevante que se citen o no los artículos constitucionales presuntamente violados, ya que, de conformidad con el artículo 23, párrafo 3, de la Ley General citada, en la presente vía este órgano jurisdiccional, ante la omisión de los preceptos jurídicos presuntamente violados o su cita equivocada, resuelve tomando en consideración los que debieron ser invocados o los que resultan aplicables al caso concreto. Por lo anterior, la omisión o cita errónea de los preceptos constitucionales presuntamente violados no tiene como consecuencia jurídica el desechamiento del juicio de revisión constitucional electoral.

Sala Superior. S3ELJ 02/97

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-032/97. Partido de la Revolución Democrática. 4 de agosto de 1997. Unanimidad de votos. Ponente: José Luis de la Peza.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-033/97. Partido de la Revolución Democrática. 4 de agosto de 1997. Unanimidad de votos. Ponente: José

Luis de la Peza.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-034/97. Partido de la Revolución Democrática. 4 de agosto de 1997. Unanimidad de votos. Ponente: José Luis de la Peza.

Que la violación reclamada sea determinante en el resultado final de las elecciones.

El partido tercero interesado hace valer como segunda causal de improcedencia que al no colmarse este requisito, debe declarase improcedente el juicio.

Al respecto es de puntualizarse que ésta no se actualiza, porque que si consideramos que el universo de casillas que conforman el distrito de Macuspana, Tabasco, lo constituye el número de 143 y en el recurso de inconformidad impugnó 29 y en el juicio que nos ocupa se agravia por la resolución que a las 29 casillas dio el Tribunal recurrido, lo que representa el 20.2% de la votación del distrito, es incuestionable que en el supuesto de demostrarse las causales de nulidad aducidas, esto sería determinante para el resultado de la elección impugnada, porque conduciría a declarar la nulidad de la elección en términos de lo establecido por los artículos 278 y 280 fracción I, del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco.

Que la reparación solicitada sea factible.

El requisito que exige el inciso e) del párrafo 1 del artículo 86 de la ley electoral en cita, de igual manera se colman en el caso a estudio, habida cuenta que conforme al artículo 64, fracción I, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano del Estado de Tabasco, el Congreso entra en funciones el primero de enero siguiente a las elecciones, de modo que en este caso sí sería factible la reparación solicitada antes de la toma de posesión de la Cámara de Diputados del Estado de Tabasco.

Agotamiento de instancias previas.

En contra del acta de cómputo distrital, se interpuso el recurso de inconformidad, mismo que en términos del artículo 286, fracción III, es el procedente para impugnar los cómputos distritales de la elección de diputados locales.

Teniendo en cuenta que la autoridad responsable no hizo valer causal de improcedencia en el presente juicio, y toda vez que este Tribunal no advierte alguna otra que deba estudiarse de oficio, procede a entrar al fondo del asunto promovido en contra de la sentencia de fecha ocho de noviembre del presente año, recaída al recurso de inconformidad que se impugna, toda vez que esta Sala Superior considera satisfechos los extremos previstos por el artículo 86, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

En consecuencia, procede determinar si en la resolución dictada por el Pleno del Tribunal Electoral del Estado de Tabasco, en el expediente de inconformidad número 037/997, se transgredieron los artículos 14, 16, 41, y 116, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, según lo argumenta el Partido de la Revolución Democrática.

Asimismo, se puntualiza que la autoridad responsable, al rendir su informe circunstanciado, sostiene la constitucionalidad y legalidad de la resolución que se combate, negando que se hayan violado las disposiciones mencionadas como lo alega el partido recurrente.

Antes de abordar el estudio del fondo del presente juicio, es conveniente destacar que de acuerdo con lo dispuesto por el artículo 99, párrafo cuarto, fracción IV, de la Carta Magna, en relación con los numerales 23, párrafo 2, 86, párrafo 1, inciso f) y 91, párrafo 2, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, la substanciación y resolución del presente juicio es de estricto derecho, pues no se puede suplir la deficiencia de la queja.

También se precisa que sólo se admiten las pruebas que tuvo a la vista el tribunal a quo, salvo el caso de pruebas supervinientes, razón por la cual el estudio correspondiente se realizará tomando en cuenta los mismos elementos de prueba y las actuaciones que tuvo a la vista el Tribunal responsable. Lo anterior es así, porque se trata de un juicio mediante el cual se revisa la constitucionalidad de actos o resoluciones definitivos y firmes de las autoridades de las entidades federativas al organizar y calificar los comicios locales o al resolver las controversias jurídicas que surjan durante los mismos, siempre y cuando se cumplan los requisitos de procedibilidad a que se refiere el numeral 86, de la ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral. En cuanto a las pruebas supervinientes que ofrece el actor en esta instancia, no es necesario recabarlas en virtud de resultar ocioso en los términos que en este propio considerando se hacen respecto de los agravios en relación con los cuales se ofrecieron.

El Partido de la Revolución Democrática hace valer como agravios substancialmente los siguientes:

Como primer agravio ( 3 ), manifiesta el partido inconforme que se viola el artículo 16, de la Constitución Federal al realizarse el hecho 3 inciso c) del presente ocurso, ya que el Tribunal Electoral de Tabasco no expone ni precisa con claridad los fundamentos jurídicos en que basó sus consideraciones y criterios para emitir la resolución que ahora impugna, dejándolo en estado de indefensión al no poder combatir la fundamentación de dicha resolución.

Como segundo agravio ( 6 ), expresa el partido enjuiciante que se infringen los artículos 14, 41 y 116, de la Carta Magna al realizarse el hecho 3 inciso f) del presente escrito, pues el Tribunal Electoral omite analizar pruebas que aportó y que en algunos casos constituyen también documentales públicas, las cuales pudieron ser confrontadas con las exhibidas por la autoridad responsable en el recurso de inconformidad interpuesto para efecto de realizar la compulsa y cotejo de las mismas y, en consecuencia, normar su procedimiento a través de procedimientos equitativos e imparciales que desembocaran en una resolución justa que pudiera haber determinado la nulidad de la votación de las casillas o la elección impugnadas.

Como tercer agravio ( 8 ), señala el partido accionante que se vulneran los artículos 14, 41 y 116 de la Constitución al realizarse el hecho 3 inciso h) del presente ocurso, toda vez que el Tribunal Electoral al aplicar análogamente a la resolución del recurso de inconformidad, supuestas consideraciones, análisis, valoraciones, criterios y fundamentos jurídicos utilizados para la resolución de otros recursos de inconformidad, evidencia que no hizo valoración alguna sobre las documentales que obran en los autos del expediente mencionado, por lo cual se desprende que no existe profesionalismo ni certeza en lo actuado y resuelto por dicho Tribunal, ya que el fondo de la litis, en el recurso de inconformidad referido, es diverso al que se plantea en relación con otros recursos de inconformidad. Además, al estructurarse la resolución que se impugna de la misma forma en que están elaboradas otras resoluciones emitidas en la sesión pública, denota que existió un tratamiento genérico en la resolución de todos los recursos de inconformidad que se ventilaron ante el Tribunal, lo que significa que éste se excedió en sus facultades al no observar en su actuación y resolución el principio de objetividad.

Como cuarto agravio ( 9 ), alega el partido actor que se vulneran los numerales 16, 41 y 116, de la Carta Magna al realizarse el hecho 3 inciso i) del presente ocurso, en virtud de que el Tribunal Electoral al basar sus consideraciones en deducciones y presunciones acerca del fondo de lo actuado por sus representantes ante las casillas impugnadas y ante el Consejo Electoral del Instituto Electoral de Tabasco, señalado como autoridad responsable en el recurso de inconformidad, determina que dichos representantes consintieron, convalidaron, permitieron o avaluarían las irregularidades que motivaron nuestras impugnaciones, sólo por el hecho de haber firmado las actas donde constan los hechos impugnados. Al respecto invoca la Jurisprudencia número 45, emitida por la entonces Sala Central, Segunda Epoca, del Tribunal Federal Electoral que dice: ACTAS. LA FIRMA SIN PROTESTA DE LOS REPRESENTANTES DE LOS PARTIDOS POLITICOS NO IMPLICA LA CONVALIDACION DE VIOLACIONES LEGALES.

En virtud de lo anterior, sigue diciendo el partido actor, al tener por convalidadas por sus representantes las violaciones legales cometidas en las casillas, y en el seno del citado órgano se suscitaron violaciones a la ley que constituían causales de nulidad de la votación, y que al no declararse dicha nulidad, se afectaron sus intereses.

Como quinto agravio ( 10 ), el partido inconforme argumenta que se violan los artículos 41 y 116 de la Constitución Federal al realizarse el hecho 3 inciso j) del presente escrito, en atención a que el Tribunal Electoral, no obstante que reconoce la existencia de errores, violaciones e irregularidades en las casillas impugnadas, que son constitutivas de causales de nulidad de la votación en una casilla, no nulifica la votación de las mismas, argumentando, sin tener certeza para ello, que dichos errores u omisiones fueron subsanados con las actas de cómputo levantadas en el Consejo Electoral correspondiente, pues dicho Tribunal no verifica que se realizaran y se hicieran correctamente y apegados a la ley los nuevos escrutinios y cómputos de casilla.

Como sexto agravio ( 11 ), el partido enjuiciante aduce que se infringen los artículos 41 y 116 de la Constitución al realizarse el hecho 3 inciso k) del presente escrito, ya que el Tribunal Electoral al emitir su resolución carece de certeza y objetividad, pues no analizó ni estudió con detenimiento el proyecto de resolución en relación al recurso de inconformidad citado que presentó el Magistrado ponente, pues dicho proyecto sólo fue leído y aprobado mecánicamente de la misma forma en que se trataron los otros proyectos de resolución que se sometieron a la consideración del Pleno; lo cual constituye una falta de profesionalismo en la actuación de los Magistrados del Tribunal, mismos que si hubieran estudiado a conciencia las constancias que obran en autos hubieran determinado la nulidad de las casillas impugnadas.

Como séptimo agravio ( 13 ), el partido accionante alega la violación a los artículos 41 y 116 de la Constitución Federal al realizarse el hecho 3 inciso m) del presente ocurso, ya que el Tribunal Electoral al resolver el recurso de inconformidad que en este acto se impugna, no emitió sus resolutivos completos, y en la parte que sí se emiten, no resultan claros ni congruentes por lo cual se le deja en estado de indefensión.

Es inoperante el primer agravio ( 3 ), que hace valer el partido accionante en virtud de que la argumentación consistente en que la sentencia impugnada carece de fundamentación, resulta imprecisa pues no establece en que consiste esa falta de fundamentación, sino que formula una simple afirmación general y por lo tanto impide el análisis por esta autoridad resolutora , ya que como se estableció no se autoriza a suplir la deficiencia de la queja como lo ordena el artículo 23, párrafo 1, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

A mayor abundamiento, no le asiste la razón, pues basta darle lectura a la sentencia impugnada que se localiza a fojas ( 1941 a 1956 ) del tomo II del expediente de inconformidad, para advertir que sí se encuentra fundada, ya que al emitirla el Tribunal Electoral del Estado de Tabasco se basó en los artículos 9, párrafos 10 y 11, y 21 en sus dos últimos párrafos de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Tabasco; 1, 3, 258, 262, 263, fracciones I, II Y V, 264, fracciones I a V, 267, fracciones II y X, 271, fracción II, 278, 286, fracción III, 287, 288, 290, fracción II, 292, 293, párrafo II, 306, 307, 317, 326, párrafo III, 327 y 329 a 331 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco; también se cita el numeral 279, fracciones V y VI, del ordenamiento invocado; consecuentemente, la resolución que ahora se combate sí está fundada con los preceptos citados.

En cuanto a lo que manifiesta el partido accionante en su hecho número 3, inciso c), en el sentido de que el Tribunal responsable invocó Jurisprudencias y tesis sin señalar el Organo Jurisdiccional que las emitió, esta Sala Superior constata que tal afirmación resulta ser cierta en lo que se refiere a la llamada "Jurisprudencia 101", pero ello resulta intrascendente, pues la misma se invoca como criterio orientador, pues el verdadero fundamento de esta parte de la resolución que se combate, además inatacado en este agravio, es el siguiente: 

"... resulta necesario precisar que estas omisiones no afectan la validez de la votación, puesto que estas irregularidades fueron anuladas y subsanadas con las Actas de Cómputo de casilla levantada en el XIII Consejo Electoral Distrital, documentales públicas que tienen pleno valor probatorio en apego a lo establecido por el artículo 322 fracción I de conformidad con los numerales 243 y 247 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales, documentales que obran a fojas 1446, 1455, 1462, 1473, 1479, 1567, 1583, 1651, 1776, 1816, 1823 de autos, correlativas a las casillas impugnadas, actas de cómputo que se encuentran firmadas por los integrantes del Consejo Electoral Distrital y por los representantes de los Partidos Políticos entre los que se incluye el Ciudadano ALFONSO MORALES PEñA promovente del recurso, quien consintió expresamente el acto o resolución emitido por el órgano electoral responsable, actualizándose lo establecido en el título (sic) 306 fracción I del Código Electoral, que genera a este Tribunal Electoral la convicción de que no existen las causales de nulidad que alega el recurrente, con el propósito de beneficiar al partido político ganador, por lo que debe estimarse infundado el agravio...";

por lo que si se suprimiera la cita de la Jurisprudencia incompletamente invocada en el fallo recurrido seguiría estando fundado, en los términos transcritos anteriormente.

Es inoperante el segundo agravio ( 6 ), hecho valer por el partido enjuiciante cuando sostiene que el Tribunal responsable omitió analizar sus pruebas que aportó, algunas de las cuales son documentales públicas, las que pudieron ser confrontadas con las aportadas por la autoridad electoral para realizar la compulsa y cotejo de las mismas; porque no precisa que pruebas aportó, pues habla en términos vagos e imprecisos, toda vez que no especifica a esta Sala Superior las pruebas que no le fueron tomadas en consideración al dictarse la sentencia impugnada. A mayor abundamiento, el Tribunal Electoral, contrario a lo alegado por el recurrente tomó en consideración actas de la jornada electoral y actas de cómputo de casillas levantadas en el XIII Consejo Electoral Distrital, como se prueba con la resolución que se combate, páginas 11, 12, 14 y 15.

Respecto a lo que sostiene el partido actor en su hecho 3, inciso f), de que el Tribunal responsable no analizó sus pruebas aportadas y que tal hecho lo prueba con la siguiente transcripción de la sentencia impugnada: "... es de señalarse al inconforme que con respecto a las casillas impugnadas, localizables en autos a fojas 1448, 1508, 1531, 1539,, 1556, 1702, 1711, 1714, 1744,, 1782, 1797, 1823, 1830, se encuentran TRECE actas de cómputo levantadas en el XIII Consejo Distrital Electoral, con las cuales se subsana cualquier error u omisión en que hubieran incurrido los funcionarios de las mesas directivas de casilla, documentales públicas que tienen pleno valor probatorio...".

Este argumento resulta también inatendible, toda vez que contrario a lo argumentado por el recurrente el Tribunal responsable no tenía porque tomar en consideración las documentales públicas referentes a las actas de escrutinio y cómputo, que en su caso hubiese aportado el partido actor en relación con las casillas 873B, 881C2, 885C1, 886B, 890C, 923C, 925B, 925C, 933B, 940B, 944B, 949EXT y 952B, puesto que en relación con dichas casillas, que el partido accionante objetó por error en la computación de votos, el Consejo Electoral Distrital número XIII, del Estado de Tabasco, realizó nuevo cómputo y levantó trece actas que como atinadamente lo sostiene la autoridad responsable se convierten en documentales públicas que substituyen a las anteriores documentales públicas contenidas en las actas de escrutinio y cómputo levantadas en las casillas, y por lo tanto el Organo Jurisdiccional no tenía la obligación de desahogar la compulsa o el cotejo como lo pretende erróneamente el partido enjuiciante.

Es inoperante el tercer agravio ( 8 ), que hace valer el partido inconforme en el sentido de que el Tribunal responsable aplicó analógicamente a la resolución que se combate, supuestas consideraciones, análisis, valoraciones, criterios y fundamentos jurídicos utilizados para la resolución de otros recursos de inconformidad, lo que evidencia que no se realizó valoración alguna sobre las documentales que obran en el expediente citado. Al respecto esta Sala Superior considera que este alegato carece de consistencia jurídica al formular afirmaciones vagas y genéricas, que no constituyen un verdadero razonamiento lógico-jurídico por el que se ponga de manifiesto la posible inconstitucionalidad del fallo recurrido, pues se limita a asegurar que al resolverse el recurso de inconformidad se aplicaron análogamente criterios utilizados para la resolución de otros recursos, sin mencionar cuales son estos y por qué, en todo caso no podían utilizarse para resolver este asunto; tampoco razona porque la estructura y el tratamiento genérico en la resolución de todos los recursos de inconformidad le perjudica; consecuentemente, esta Sala Superior considera vagos, imprecisos y subjetivos, los razonamientos vertidos y por lo tanto concluye que no conforman un verdadero agravio.

A mayor abundamiento, en relación a considerar como agravio la analogía que guarda la sentencia impugnada con otras que dictó el Tribunal responsable, cabe hacer las siguientes precisiones: en términos generales, se entiende por analogía la relación de semejanza entre dos cosas distintas; y desde el punto de vista jurídico es la relación existente entre un caso previsto expresamente en una norma jurídica y otro que no se encuentra comprendido en ella, pero que, por la similitud con aquél, permite igual tratamiento jurídico, sin agravio para la justicia. En la especie, si el Tribunal responsable emitió razonamientos análogos y dio tratamientos similares a casos semejantes en las diversas resoluciones dictadas en los asuntos sometidos a su conocimiento, resulta correcto el proceder del mismo, porque redunda en la satisfacción de los fines del derecho y es inherente a la congruencia en la administración de justicia.

En lo que refiere el partido actor en su hecho número 3, inciso h), de que el Tribunal responsable emite la resolución impugnada, mediante consideraciones basadas en meras presunciones y deducciones para motivar su resolución, por lo que omite la observancia de los principios de certeza y objetividad; esto, deviene inatendible en virtud de que no explica cuales son esas supuestas presunciones y deducciones en que se apoyó el Tribunal responsable para emitir la sentencia de mérito; además, tampoco razona porque a su entender se vulneran los principios de certeza y objetividad; por lo que este juzgador se encuentra impedido para entrar al estudio de este planteamiento por lo vago y genérico del mismo.

El cuarto agravio ( 9 ) que hace valer el partido actor consistente en que el Tribunal Electoral consideró indebidamente que sus representantes consintieron, convalidaron, permitieron o avalaron las irregularidades que motivaron sus impugnaciones sólo por el hecho de haber firmado las actas donde constan los hechos impugnados; este argumento aunque es parcialmente fundado resulta inoperante: le asiste la razón al partido recurrente en el sentido de que la firma de un representante de partido político no puede considerarse, en todos los casos, como el consentimiento expreso de un acto o resolución, por lo que el Tribunal fue más allá al considerarlo así; resultando aplicable la Jurisprudencia que invoca el actor en su escrito recursal; sin embargo, resulta inoperante por las siguientes razones: primero, cabe establecer que el agravio lo relaciona el accionante con el inciso i) de sus hechos, lo cual resulta incongruente toda vez que tal hecho se refiere a que según el recurrente en 13 casillas se levantó acta de escrutinio y cómputo en el Consejo Electoral Distrital y que el Tribunal responsable no verificó si el mismo cómputo cumplió con el procedimiento establecido en los artículos que ahí menciona; además, el propio hecho remite al agravio quinto ( 10 ) y no al cuarto ( 9 ); entonces, resulta claro que el agravio, esto es la circunstancia de que la firma de los representantes partidarios no convalidan los actos, no guarda relación alguna con la supuesta falta de verificación del procedimiento legal contenido en el hecho. Por otra parte el recurrente, no se ocupa, siquiera de establecer en que parte de la resolución se utiliza el criterio narrado, por lo que al no establecer circunstancias de tiempo, modo y lugar resulta inoperante el agravio en estudio.

El agravio quinto ( 10 ), y los hechos 3, incisos i) y j) que hace valer el partido accionante son estudiados conjuntamente en atención a la estrecha vinculación que guardan entre sí, consistentes en que el Tribunal Electoral; no obstante que reconoce la existencia de errores, violaciones e irregularidades presentadas en las casillas impugnadas que son constitutivas de causales de nulidad de la votación de las mismas no verifica que los nuevos escrutinios y cómputo de casilla se realizaran y apegaran a la ley; son inoperantes los anteriores razonamientos en atención a las siguientes consideraciones:

El Tribunal responsable en ningún caso reconoce que en las casillas 873B, 881C2, 885C1, 886B, 890C, 923C, 925B, 925C, 933B, 940B, 944B, 949EXT y 952B, a que se refiere en sus hechos i) y j) se hubieren cometido errores, violaciones o irregularidades constitutivas de causales de nulidad de la votación recibida en casilla, siendo lo único cierto que la autoridad responsable solamente argumenta de manera hipotética diciendo que las nuevas actas levantadas en el Consejo Electoral Distrital "subsana cualquier error u omisión en que hubieran incurrido los funcionarios de las mesas directivas de casilla"; por lo que de ninguna manera, de tal argumento, se desprende que la autoridad responsable hubiera decretado nulidad alguna, como lo alega el partido actor.

También resulta infundado el agravio quinto ( 10 ), relacionado con los incisos i) y j), respecto a que en las casillas 873B, 881C2, 885C1, 886B, 890C, 923C, 925B, 925C, 933B, 940B, 944B, 949EXT y 952B, el Tribunal Electoral responsable no verificó que se hubieran realizado las operaciones de cómputo "observando las formalidades establecidas en los artículos 221, 222, 223, 224 y 244 del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco"; puesto que en relación con los numerales 221 a 224 los mismos se refieren al procedimiento que deben seguir los funcionarios de la mesa directiva de casilla para realizar el escrutinio y cómputo de los votos emitidos en las mismas, sin que en este caso fuere necesaria tal verificación, pues las casillas referidas se encontraban en la hipótesis prevista en el artículo 245, del Código citado; es decir, respecto de las mismas se realizó un nuevo escrutinio y cómputo, mediante un procedimiento distinto al establecido en los artículos 221 a 224 citados.

Por lo que respecta a que el Tribunal responsable no verificó el procedimiento a que se refiere el artículo 244, del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco y que en el seno del Consejo Electoral Distrital originalmente responsable se suscitaron violaciones a la ley que "constituían causales de nulidad en la votación", y que el Tribunal no verificó que se realizaron "y en su caso si se hicieron correctamente y apegado a la ley, los nuevos escrutinios y cómputos de casilla", resulta que dichos argumentos no fueron esgrimidos ante el Tribunal responsable respecto a las casillas mencionadas en este agravio y ahora son introducidos de manera novedosa en esta instancia impugnativa y por lo tanto, al no haber sido elementos de la litis original no pueden ahora formar parte tampoco en este asunto.

Es inoperante el sexto agravio ( 11 ), que hace valer el partido accionante consistente en que el Tribunal responsable, al emitir su resolución carece de certeza y objetividad, porque no analizó ni estudió con detenimiento el proyecto de resolución; pues como puede advertirse tal argumento es genérico y no dice que parte de la sentencia impugnada le agravia, ya que no debe perderse de vista que un agravio debe estar compuesto por razonamientos congruentes y específicos, que pongan de manifiesto, ante este Organo Jurisdiccional, las actitudes u omisiones asumidas por la autoridad responsable, la indebida aplicación de la normatividad jurídica o su incorrecta interpretación; y estos requisitos mínimos no quedan satisfechos con las aludidas expresiones generales y subjetivas, además de que no se determina en que partes específicas del fallo se cometieron las faltas a los principios de certeza y objetividad, que alega el recurrente.

Asimismo, es conveniente destacar que el procedimiento fijado por el Código de Procedimientos Electorales del Estado de Tabasco y por el Reglamento Interior del Tribunal Electoral de Tabasco, consiste en lo siguiente: una vez concluida la sustanciación y que los autos quedan en estado de resolución, el Presidente del Tribunal turna el expediente al Magistrado que corresponda, para que elabore el proyecto de resolución que se someterá a consideración del Pleno del Tribunal (artículo 316, párrafos quinto y sexto del Código); en cuanto se concluye el proyecto se entrega una copia del mismo a cada uno de los Magistrados del Organo Jurisdiccional para que procedan a su estudio (esto se deduce del artículo 5, inciso d) del Reglamento; hecho lo anterior, el Presidente ordena que se fije en el estrado del Tribunal, por lo menos con 24 horas de anticipación, la lista de los asuntos proyectados que serán ventilados en la sesión correspondiente, y en la misma lista se precisa día y hora en que se llevará a cabo la sesión pública correspondiente (artículo 318); en dicha sesión el Magistrado ponente presenta una síntesis, en forma verbal, del proyecto de resolución previamente entregado a los Magistrados, el Presidente lo pone a discusión y agotada ésta o si no la hay, el proyecto se somete a votación y se hace la declaratoria correspondiente (artículo 5 del Reglamento). Como se puede advertir, en el mecanismo procedimental establecido por la normatividad aplicable, que es semejante en lo sustancial en lo que se hace en la generalidad de los Organos Jurisdiccionales que funcionan colegiadamente, los Magistrados deben conocer, examinar y estudiar las actuaciones de los asuntos con anticipación a la fecha que se fija para la celebración de la sesión pública en la que se resuelve, ya que inclusive tienen acceso a los expedientes desde que éstos se encuentran en la etapa de instrucción, y esto sirve de base para la revisión del proyecto de sentencia que presenta el Magistrado ponente. Así pues, la sesión pública no tiene como objeto proporcionar la información inicial de los asuntos a los citados funcionarios judiciales, sino el de que éstos, con base en el estudio y reflexiones precedentes, asuman la posición a la que los conduzcan sus convicciones, mediante la discusión correspondiente del proyecto, cuando no lo compartan total o parcialmente, y con la emisión de su voto, en su oportunidad.

Consecuentemente, del simple hecho de que un asunto quede resuelto en un breve lapso en la sesión pública, e inclusive de que no suscite discusión el proyecto presentado por el ponente, no se puede inferir validamente que los juzgadores no hayan estudiado con profundidad el caso, puesto que tal estudio se hace con antelación, como quedó demostrado, y si se presenta un proyecto coincidente con la convicción formada por todos los integrantes del órgano colegiado, carecería de sentido el surgimiento de una discusión respecto a algo en lo que no todos están de acuerdo.

En relación a lo que sostiene el partido actor en su hecho 3, inciso k), en el sentido de que el proyecto de resolución fue aprobado sin que haya habido un análisis profundo o discusión de las consideraciones y criterios que motivaron la sentencia impugnada, en obvio de repeticiones, por ser una apreciación subjetiva del actor nos remitimos a lo anteriormente expuesto en donde se da contestación a este planteamiento.

Es inatendible el séptimo agravio ( 13 ), que hace valer el partido inconforme cuando argumenta que el Tribunal responsable, al resolver el recurso de inconformidad, formuló sus puntos resolutivos incompletos, pues contrariamente a tal aseveración esta Sala Superior al analizar la sentencia de ocho de noviembre de mil novecientos noventa y siete, que se tiene a la vista, constata que el Tribunal Electoral formuló correctamente su punto resolutivo único, toda vez que en dicha sentencia, que obra a fojas ( 1941 a 1956 ) del tomo II, del expediente de inconformidad, literalmente se dice:

---PRIMERO.- Se declara infundado el presente Recurso de inconformidad interpuesto por el Partido de la Revolución Democrática; en consecuencia, se confirman los resultados asentados en el acta de cómputo Distrital de la Elección de Diputados por Mayoría Relativa del XIII Distrito Electoral Uninominal en el Estado de Tabasco, así como la respectiva declaración de validez de la elección y de la elegibilidad de la fórmula integrada por la Ciudadana MARQUEZA MORALES NARVAEZ en calidad de Diputado Propietario y el Ciudadano AUGUSTO BALLINA LOPEZ como suplente, que obtuvieron la mayoría de votos.

Así las cosas, se demuestra que el resolutivo está completo, es claro y es congruente con los considerandos por lo cual procede concluir que no provoca confusión, que pudiera evitar que el partido recurrente lo pudiese impugnar, por lo que resulta infundado esta parte del agravio.

Por lo que ve a lo que sostiene el partido accionante en su hecho 3, inciso m), relativo a que el Tribunal responsable omitió resolver respecto al "sobreseimiento, improcedencia o procedencia del recurso de inconformidad"; es conveniente destacar que no le asiste la razón, toda vez que una causal de improcedencia se estudia cuando es planteada por las partes o cuando el Tribunal responsable advierte alguna o la estudia de oficio, y de resultar fundada la causal de improcedencia, entonces si se procederá a decretar el sobreseimiento del juicio, lo que no aconteció en el caso que se revisa, también se puede dar el sobreseimiento cuando sobreviene una causal de desechamiento. Luego, la autoridad responsable no tenía porque hacer alusión en su resolución a la improcedencia o sobreseimiento del recurso, toda vez que se reitera no se hizo valer por el partido accionante, ni de oficio el Tribunal advirtió alguna; por ende, no se da la supuesta confusión a que refiere el partido actor para que pudiera impugnar el resolutivo de la sentencia que ahora combate.

Finalmente, cabe establecer que el artículo 329, del Código Local, no prevé como efecto de las resoluciones del Tribunal la confirmación de los actos, pero esto se da de manera lógica al no probar el partido actor lo hechos en que basa su impugnación, esto es, al resultar infundado el recurso, lógicamente se produce la natural confirmación del acto originalmente impugnado y por lo tanto, no ha lugar ni al sobreseimiento, ni a los efectos pedidos por el actor.

Por lo anteriormente expuesto y fundado se

R E S U E L V E :

UNICO.- Se confirma la resolución de ocho de noviembre de mil novecientos noventa y siete, dictada por el Tribunal Electoral del Estado de Tabasco, en el expediente número 037/997.

Notifíquese en los siguientes términos: al Partido de la Revolución Democrática personalmente en Viaducto Tlalpan Número 100, Colonia Arenal Tepepan Delegación Tlalpan Edificio "A" en el Distrito Federal; al Partido Revolucionario Institucional, personalmente en el número 59, Edificio 1, Cuarto Piso, Subsecretaría de Derecho y lo Contencioso Electoral, Delegación Cuauhtémoc Código Postal 06359, en el Distrito Federal. A la autoridad responsable, por oficio, acompañando copia certificada de esta sentencia, así como el original del expediente; hecho lo anterior, archívese el presente asunto como total y definitivamente concluido.

Así lo resolvieron por unanimidad de votos, los Magistrados que integran la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ante el Secretario General de Acuerdos, que autoriza y da fe.

PRESIDENTE DE LA SALA SUPERIOR

MAGISTRADO

JOSE LUIS DE LA PEZA MUÑOZ CANO

MAGISTRADO

LEONEL CASTILLO GONZALEZ

MAGISTRADO

ELOY FUENTES CERDA

MAGISTRADA

ALFONSINA BERTA NAVARRO HIDALGO

MAGISTRADO

JOSE FERNANDO OJESTO MARTINEZ PORCAYO

MAGISTRADO

JOSE DE JESUS OROZCO HENRIQUEZ

MAGISTRADO

MAURO MIGUEL REYES ZAPATA

SECRETARIO GENERAL

FLAVIO GALVAN RIVERA