JUICIO DE REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL

EXPEDIENTE: SUP-JRC-187/2002

ACTOR: COALICIÓN "ALIANZA PARA TODOS"

AUTORIDAD RESPONSABLE: SALA DE SEGUNDA INSTANCIA DEL TRIBUNAL ELECTORAL DEL ESTADO DE GUERRERO

MAGISTRADA PONENTE: ALFONSINA BERTA NAVARRO HIDALGO

SECRETARIO: OMAR ESPINOZA HOYO

México, Distrito Federal, once de noviembre de dos mil dos

VISTOS, para resolver los autos del juicio de revisión constitucional electoral SUP-JRC-187/2002, promovido por la Coalición "Alianza para Todos", por conducto de su representante, en contra de los resultados del acta de cómputo municipal, la "constancia de declaratoria de elegibilidad de candidatos a Presidente y Síndico", y de la expedición de la constancia de mayoría y validez a la planilla registrada por el Partido de la Revolución Democrática, actos realizados por el Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero; asimismo, en contra de la resolución recaída en el expediente TEE/SSI/REC/012/02, dictada por la Sala de Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, mediante la cual desecha de plano el recurso de reconsideración interpuesto por la propia coalición actora; y,

R E S U L T A N D O:

I. El seis de octubre de dos mil dos, en el Estado de Guerrero, se llevó a cabo la etapa de la jornada electoral, entre otras, de la elección de ayuntamientos.

II. El día nueve del mismo mes, el Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero, celebró sesión en la que realizó el cómputo final de la elección de ayuntamiento.

Los resultados fueron los siguientes:

 

PARTIDO POLÍTICO.

VOTACIÓN

(CON NÚMERO)

VOTACIÓN

(CON LETRA)

PAN

288

Doscientos ochenta y ocho

Coalición "ALIANZA PARA TODOS"

2, 324

Dos mil trescientos veinticuatro

PRD

2, 361

Dos mil trescientos sesenta y uno

PT

0

Cero

PRS

0

Cero

PSN

0

Cero

CDPPN

0

Cero

PAS

0

Cero

PSM

0

Cero

VOTOS VÁLIDOS

4, 973

Cuatro mil novecientos setenta y tres

VOTOS NULOS

47

Cuarenta y siete

TOTAL

5, 020

Cinco mil veinte

 

El diez del citado octubre, la mencionada autoridad electoral, declaró la validez de la referida elección y expidió la constancia de mayoría y validez a la planilla registrada por el Partido de la Revolución Democrática.

III. En desacuerdo con lo anterior, el trece de octubre de dos mil dos, la Coalición "Alianza para Todos", por conducto de su representante, promovió juicio de inconformidad en contra del cómputo de la elección de ayuntamiento, la declaración de validez de la elección, la "constancia de declaratoria de elegibilidad de candidatos a Presidente y Síndico" y de la expedición de las constancias de mayoría y validez a la planilla del Partido de la Revolución Democrática. En él solicitó que se revocara y anulara la constancia de mayoría y validez expedida por la autoridad responsable a la planilla del Partido de la Revolución Democrática, para que fuera otorgada a la Coalición "Alianza para Todos"; asimismo, requirió que, en virtud de las múltiples irregularidades en la casilla 793 básica, se abriera el paquete electoral correspondiente.

En el mismo escrito, pidió se decretara la invalidez de la votación recibida en diversas casillas, alegando como causales de nulidad, las siguientes:

 

No.

CASILLAS:

Causales de nulidad invocadas, artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero:

1

793 básica

III. Realizar, sin causa justificada, el escrutinio y cómputo en local diferente al determinado por Consejo Distrital Electoral respectivo.

VIII. Haber impedido el acceso a los representantes de los partidos políticos o haberlos expulsado, sin causa justificada, y siempre que ello sea determinante para el resultado de la elección.

2

791 básica

XI. Existir irregularidades graves, plenamente acreditadas y no reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y cómputo que, en forma evidente, pongan en duda la certeza de la votación y sean determinantes para el resultado de la misma.

3

792 básica

4

800 básica

IV. El veinticuatro de octubre de este año, la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, sobreseyó en el mencionado medio de impugnación dentro del expediente TEE/SII/JIN/009/02.

V. Inconforme con esa resolución, la Coalición "Alianza para Todos", por conducto de su representante, mediante escrito presentado ante la oficialía de partes del Tribunal responsable, el veintisiete de octubre de dos mil dos, promovió, en su contra, recurso de reconsideración.

VI. El tres de noviembre de dos mil dos, la Sala de Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, dictó resolución en el expediente TEE/SSI/REC/012/02, desechando de plano el recurso de reconsideración intentado por la coalición actora; resolución cuya parte considerativa y resolutiva, son del tenor siguiente:

"...V. Tomando en consideración que las causales de improcedencia son de orden público y de observancia obligatoria, su análisis es preferente al estudio de fondo de la controversia planteada, por lo que esta Sala procede a revisar si se actualiza alguna de las causales de improcedencia que establece el artículo 14 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral Local.

Fortalece lo anterior, la siguiente tesis de jurisprudencia. Pronunciada por la entonces Sala Central del Tribunal Federal Electoral, visible a fojas 211 de la memoria de 1991, de ese órgano jurisdiccional, cuyo rubro y texto es del tenor siguiente:

"CAUSALES DE IMPROCEDENCIA. SU ESTUDIO ES PREFERENTE. Previamente al estudio de la controversia planteada, se deben analizar las causales de improcedencia que en la especie puedan actualizarse, por ser su examen preferente y de orden público de acuerdo al artículo 1 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales".

SC-I-RI-019/91. Partido Acción Nacional. 14-IX-91. Unanimidad de votos.

SC-I-RI-021/91. Partido Acción Nacional. 22-IX-91. Unanimidad de votos.

SC-I-RI-020/91. Partido Acción Nacional. 7-X-91. Mayoría de votos.

Sobre el particular, el artículo 25 párrafo décimo octavo, de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero, establece lo siguiente:

"La ley establecerá un sistema de medios de impugnación, de los que conocerán los Órganos Electoral y las Salas del Tribunal Electoral ... dicho sistema dará definitividad a las distintas etapas de los procesos electorales y garantizará que los actos y resoluciones se sujeten invariablemente al principio de legalidad".

Por su parte, el artículo 3° en su fracción I, de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, reglamentaria de las disposiciones constitucionales electorales contenidas en el artículo 25 de la Constitución del Estado Libre y Soberano de Guerrero, señala:

"Artículo 3. El sistema de medios de impugnación regulado por esta ley tiene por finalidad garantizar:

I. Que todos los actos y resoluciones de las autoridades electorales se sujeten invariablemente a los principios de constitucionalidad y legalidad...".

De estas disposiciones, se colige que el principio de legalidad electoral, constituye el valor supremo que regula la función estatal de organizar las elecciones, al ser uno de los elementos substanciales que fundamenta todo sistema democrático.

Establecido lo anterior, se impone examinar si en el caso a estudio se actualiza alguna causal de improcedencia.

El artículo 14 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, fija lo siguiente:

"Artículo 14. Los medios de impugnación previstos en esta ley serán improcedentes en los siguientes casos:

I. Cuando el medio de impugnación no se presente por escrito ante la autoridad correspondiente; omita cualquiera de los requisitos previstos por las fracciones II u VIII del artículo 12 de este mismo ordenamiento; resulte evidentemente frívolo o cuya notoria improcedencia se derive de las disposiciones del presente ordenamiento, se desechará de plano. También operará el desechamiento a que se refiere este párrafo, cuando no se formulen hechos y agravios o habiéndose señalado sólo hechos, de ellos, no se pueda deducir agravio alguno;

II. Cuando se pretenda impugnar la inconstitucionalidad de leyes federales o locales;

III. Cuando se pretenda impugnar actos o resoluciones: que no afecten el interés jurídico del actor; que se hayan consumado de un modo irreparable, que se hubieren consentido expresamente, entendiéndose por éstos, las manifestaciones de voluntad que entrañen ese consentimiento; o aquellos contra los cuales no se hubiere interpuesto el medio de impugnación respectivo, dentro de los plazos señalados en esta ley;

IV. Cuando sean promovido por quien no tenga personalidad;

V. Que no se hayan agotado las instancias previas establecidas por la ley para combatir los actos o resoluciones electorales y en virtud de las cuales se pudieran haber modificado, revocado o anulado; y

VI. Cuando en un mismo escrito se pretenda impugnar más de una elección."

Ahora bien, del expediente a estudio, se advierte que el veinticuatro de octubre del presente año, la responsable resolvió sobreseer el juicio de inconformidad TEE/SII/JIN/009/2002, al considerar que se actualizaba una causal de improcedencia, que hizo consistir en la falta del escrito de protesta, como requisito de procedibilidad para realizar el estudio de fondo de la controversia planteada, como lo exige el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, que a continuación se transcribe:

"Artículo 55. El escrito de protesta por los resultados contenido en el acta de escrutinio y cómputo de la casilla, es un medio para establecer la existencia de presuntas violaciones durante el día de la jornada electoral.

Se requerirá de la presentación del escrito de protesta, como requisito de procedibilidad del juicio de inconformidad, sólo cuando se hagan valer las causales de nulidad previstas en el artículo 79 de esta ley, a excepción de las señaladas en la fracción II de dicho precepto.

En ese orden de ideas, al establecer nuestra legislación electoral que el escrito de protesta, es un requisito de procedibilidad para entrar al estudio de fondo de la controversia planteada, lo procedente era sobreseer el juicio de inconformidad, como acertadamente lo hizo la responsable, por no haberse cumplido con la referida exigencia procesal, ya que la figura jurídica del sobreseimiento, se actualiza cuando después de admitido el medio de impugnación, aparezca o sobrevenga alguna de las causales que establece el artículo 15 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado.

En razón de lo anterior, al no estudiarse el fondo de la controversia planteada, se actualiza la improcedencia del recurso de reconsideración que analiza esta Sala ad quem.

En efecto, constituye un presupuesto sine qua non, para la procedencia del recurso de reconsideración, que la sentencia impugnada sea de fondo, de acuerdo con lo previsto por el artículo 65 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, que establece:

"El recurso de reconsideración, sólo procederá para impugnar las sentencias de fondo dictadas por las Salas Central o Regionales, en los juicios de inconformidad que se hayan promovido en contra de los resultados de las elecciones de gobernador, diputados y ayuntamientos, así como las asignaciones de diputados por el principio de representación proporcional que realice el Consejo Estatal Electoral o cuando haya otorgado la constancia de mayoría y validez de la elección, siempre y cuando se cumplan los presupuestos y requisitos establecidos en este ordenamiento".

En términos de lo anterior, resulta pertinente precisar que, el recurso de reconsideración se puede equiparar al juicio de casación, esto es, que la Sala ad quem, sólo revisará que se haya observado el principio de legalidad, y en este contexto, determinar si existen errores de valoración jurídica en la resolución impugnada, sobre lo cual se centraría el estudio de esta Sala de segunda instancia.

Lo anterior permite sostener que es presupuesto indispensable, que la responsable, haya emitido una sentencia de fondo.

En este sentido, por sentencia de fondo, debe entenderse aquella resolución que se deriva de un análisis minucioso de los puntos controvertidos por las partes y de los elementos de prueba que las mismas aporten, de modo que el juzgador arribe al conocimiento de la verdad legal sobre el caso concreto puesto a su consideración.

Ahora bien, de la lectura del escrito recursal, se puede establecer plenamente que la coalición recurrente, manifiesta combatir la resolución de fecha veinticuatro de octubre del presente año, dictada por la Segunda Sala Regional de este Tribunal, recaída al juicio de inconformidad número TEE/SII/JIN/009/2002, en la cual la responsable sobreseyó el juicio de inconformidad interpuesto, como así lo dejó asentado en el primer punto resolutivo de la resolución combatida, de lo que se deduce que no hubo ningún pronunciamiento sobre la controversia planteada, y siendo así, esta Sala de Segunda Instancia, está impedida para hacer el análisis correspondiente del presente recurso de reconsideración, toda vez que como ya quedó precisado, es presupuesto indispensable que la sentencia que se combata sea de fondo.

Criterio sostenido por esta sala resolutora, y que es localizable en la página 156 de la "Memoria Jurisdiccional Electoral", del proceso electoral de diputados y ayuntamientos de mil novecientos noventa y seis, insertado bajo el rubro:

"RECONSIDERACIÓN ES IMPROCEDENTE CONTRA RESOLUCIONES QUE NO SON DE FONDO. Para la interposición del recurso de reconsideración, es indispensable que el fallo dictado por la sala responsable en el recurso de inconformidad sea de fondo, como lo establece el artículo 312 bis del Código Electoral del Estado, de manera que el sólo hecho de que la reconsideración sea interpuesta contra la resolución que desecha el recurso de inconformidad, es motivo suficiente para el desechamiento del recurso".

TEE/SSI/REC/004/96. Partido Acción Nacional. 4-XI-96. Unanimidad de votos.

TEE/SSI/REC/005/96. Partido de la Revolución Democrática. 8-XI-96. Unanimidad de votos.

TEE/SSI/REC/014/96. Partido Revolucionario Institucional. 13-XI-96. Unanimidad de votos.

TEE/SSI/REC/023/96. Partido de la Revolución Democrática, Partido Acción Nacional, Partido Cardenista y Partido Verde Ecologista de México. 22-XI-96. Unanimidad de votos.

Este criterio es acorde con la tesis que en su oportunidad sostuvo el Tribunal Federal Electoral, y que fue publicada en la Memoria 1994, Tomo II, página 667, que a la letra dice:

"RECONSIDERACION. ES NOTORIAMENTE IMPROCEDENTE CONTRA RESOLUCIONES DE INCONFORMIDAD QUE NO SON DE FONDO. Del artículo 313 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, se desprende la existencia de dos clases de causas de improcedencia de los recursos jurisdiccionales: a) Las que de manera genérica emanen de las demás disposiciones del propio ordenamiento, según se advierte de lo dispuesto en el párrafo 1 del precepto en comento, que establece: "... cuya notoria improcedencia se derive de las disposiciones de este Código"; y b) Las que comprenden los casos específicos expresamente fijados en los nueve incisos del párrafo 2 de dicha disposición. La notoriedad de una causa de improcedencia se da cuando la existencia de los hechos que la constituyen se advierta en forma patente y absolutamente clara de la sola lectura del escrito por el que se interpone el recurso o de la documentación anexa, de modo tal que no resulte lógica o jurídicamente posible que con otros medios admisibles a las partes, o que el Tribunal pudiera allegarse de oficio, se pueda acreditar lo contrario. Del contenido del artículo 295, párrafo 1, inciso d) de dicho Código, a contrario sensu, se desprende una causa de improcedencia perteneciente a la clase de carácter general antes precisada. Efectivamente, este numeral establece la procedencia del recurso de reconsideración limitada exclusivamente para los dos casos siguientes: a) Contra las resoluciones de fondo de las Salas, recaídas a los recursos de inconformidad, cuando se esgriman agravios en virtud de los cuales sea posible dictar una resolución por la que se pueda modificar el resultado de la elección; y b) Contra la asignación de diputados por el principio de representación proporcional que realiza el Consejo General del Instituto Federal Electoral. La aplicación de esta norma a contrario sensu, conduce a determinar que, cuando el recurso de reconsideración se interponga contra un acto o resolución distinto a los mencionados, resulta improcedente. Esta causa de improcedencia siempre será notoria cuando la resolución impugnada no sea de fondo, es decir, no haya entrado a decidir lo sustancial de la impugnación, dado que basta la lectura del fallo recurrido para cerciorarse, incontrovertiblemente, de que no se ocupó de la cuestión sustantiva".

SI-REC-046/94. Partido de la Revolución Democrática. 19-X-94. Unanimidad de votos.

SI-REC-112/94. Partido de la Revolución Democrática. 19-X-94. Unanimidad de votos.

SI-REC-180/94. Partido de la Revolución Democrática. 19-X-94. Unanimidad de votos.

Por las consideraciones vertidas con anterioridad, esta Sala estima procedente desechar el presente recurso de reconsideración, interpuesto por la Coalición "Alianza para Todos", en contra de la resolución de veinticuatro de octubre del año en curso, dictada por la Segunda Sala Regional, en el expediente número TEE/SII/JIN/009/2002.

Con fundamento en la Constitución Política del Estado, en su artículo 25, en la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, en sus artículos 1, 2, 3, 13, 14 fracción I, 26, 29, 70 fracción I y 73 fracción III; y en la Ley Orgánica del Tribunal Electoral del Estado, en sus artículos 1, 2, 4 fracción I, y 15 fracción I, de la Ley Orgánica del Tribunal Electoral del Estado, se:

RESUELVE

Primero. Se desecha de plano el recurso de reconsideración interpuesto por la Coalición "Alianza para Todos", a través de su representante el ciudadano Bartolo Zapien Verduzco, en contra de la resolución de veinticuatro de octubre del presente año, dictada por la Segunda Sala Regional en el expediente número TEE/SII/JIN/009/2002, por las razones expresadas en el considerando quinto de la presente resolución.

Segundo. Notifíquese a las partes en términos del artículo 74 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado...".

VII. En desacuerdo con la trasunta resolución, el cinco de noviembre de este año, la Coalición "Alianza para Todos", por conducto de su representante, promovió, en su contra, juicio de revisión constitucional electoral.

VIII. Oportunamente, el Magistrado Presidente de este Órgano Jurisdiccional, turnó el presente expediente a la Magistrada Electoral Alfonsina Berta Navarro Hidalgo, para los efectos a que se refiere el artículo 19 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

IX. Concluida la sustanciación respectiva, se declaró cerrada la instrucción y se ordenó formular el proyecto de sentencia correspondiente; y,

C O N S I D E R A N D O:

PRIMERO. Esta Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación es competente para conocer y resolver este asunto, con fundamento en lo dispuesto en los artículos 41, párrafo segundo, base IV, 99, párrafo cuarto, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 184, 186 fracción III, inciso b), y 189, fracción I, inciso e) de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación; así como 4 y 87 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, por tratarse de un juicio de revisión constitucional electoral, promovido por una coalición formada por partidos políticos, contra una resolución emitida por una autoridad electoral de una Entidad Federativa.

SEGUNDO. Ante todo, debe dejarse aclarado que con apoyo en lo dispuesto por el artículo 9, párrafo 3, en relación con las disposiciones contenidas en los artículos 10, párrafo 1, inciso d) y 86, párrafo 1, inciso f), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, procede sobreseer en el juicio respecto de los actos que se reclaman del Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero, consistentes en el cómputo municipal de la elección de ayuntamiento de la población citada, la "constancia de declaratoria de elegibilidad de candidatos a presidente y sindico", y la entrega a éstos de la constancia de mayoría y validez correspondiente; actos que se reclaman en los agravios sexto y séptimo del escrito de demanda, en los que se alega, en síntesis, que de haberse descontado al Partido de la Revolución Democrática los votos de las casillas cuya nulidad se solicita, el cómputo final le hubiese favorecido, y las constancias indicadas se hubieren entregado a sus candidatos.

Lo anterior es así, en razón de que, el juicio de revisión constitucional electoral, previsto en el artículo 99, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y regulado en los artículos 86 a 93 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, es un medio de impugnación de carácter excepcional y extraordinario, dado que el primer ordenamiento limita su procedencia únicamente para los casos en que se dé la concurrencia de los siguientes requisitos: a) que se reclamen actos o resoluciones que sean definitivos y firmes; b) que provengan de autoridades competentes de las Entidades Federativas, ya sea para organizar y calificar los comicios, o para resolver las controversias que surjan durante los mismos; c) que los actos o resoluciones impugnados puedan resultar determinantes para el desarrollo del proceso respectivo o para el resultado final de las elecciones; y d) que la reparación solicitada sea material y jurídicamente posible dentro de los plazos electorales y sea factible antes de la fecha constitucional o legalmente fijada para la instalación de los órganos o la toma de posesión de los funcionarios elegidos.

En tanto que, la citada ley secundaria recoge tales presupuestos en el artículo 86, y agrega dos más: 1) que se viole algún precepto de la Constitución General de la República; y 2) que se hayan agotado en tiempo y forma todas las instancias previas establecidas por las leyes, para combatir los actos o resoluciones electorales en virtud de las cuales se pudieran haber modificado, revocado o anulado; y precisa que el incumplimiento de cualquiera de los requisitos señalados, tendrá como consecuencia el desechamiento de plano del medio de impugnación.

La calidad de excepcional y extraordinario del juicio como el de que se trata, que se desprende de la simple lectura o de la interpretación gramatical de la disposición constitucional invocada, se ve corroborada con algunos elementos que pudieran utilizarse en una interpretación auténtica de la norma fundamental, dado que, en ellos se advierte que en los órganos que intervinieron en el proceso legislativo de reforma constitucional en el que se creó la revisión constitucional, existió conciencia plena de que el nuevo instrumento jurisdiccional tenía por único objeto, el examen de la constitucionalidad y legalidad de actos y resoluciones importantes y trascendentes respecto a los procesos electorales concretos y actuales para las elecciones de los Estados, y en modo alguno el de revisar la constitucionalidad y la legalidad de la totalidad de los actos y resoluciones de las autoridades electorales locales.

Estos elementos son los siguientes:

En la iniciativa de reformas y adiciones a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, presentada por los coordinadores de los grupos parlamentarios de los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y del Trabajo, así como por el Presidente de la República, a la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión, se precisó que la reforma propuesta se dirigía a: "establecer la revisión constitucional de los actos y resoluciones definitivos de las autoridades electorales locales...", con lo que se excluyeron los que no tuvieran la calidad de definitivos.

Asimismo, se puntualizó que: "con esta vía se aspira a superar los debates sobre la legalidad de los procesos locales, cerrando el camino a decisiones políticas sin fundamento jurídico que pudieren afectar el sentido de la voluntad popular, expresada en las urnas"; con lo que se destaca que el objetivo fundamental del nuevo juicio propuesto, radica en garantizar la legalidad de los procesos electorales, mas no la de la totalidad de los actos y resoluciones electorales de las autoridades locales.

En el debate del dictamen rendido por la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales presentado ante la Cámara de Diputados del Poder Legislativo Federal, el diputado del Partido Revolucionario Institucional, Jorge Moreno Collado, señaló: "Bajo el común denominador de la certeza, legalidad, independencia, imparcialidad y objetividad, se logrará el equiparamiento entre procesos comiciales federales y locales y de seguro se evitará la perniciosa práctica de traer a la capital de la república, en busca de soluciones en principio más de hecho que de derecho, los conflictos electorales y postelectorales que deben ser ventilados en su lugar de origen"; lo cual va orientado nuevamente en el sentido de que el propósito esencial estriba en garantizar la constitucionalidad y legalidad de los procesos electorales locales.

En el dictamen de las Comisiones Unidas de Gobernación, Primera Sección, Puntos Constitucionales, Distrito Federal y Estudios Legislativos, Primera Sección, de la Cámara de Senadores, se determinó lo siguiente:

"Las normas que disciplinan los procesos electorales tienen que configurarse como verdaderas normas jurídicas para que pueda hablarse de un verdadero estado de derecho. Debemos recordar siempre que el principio de legalidad es la piedra angular sobre la que se levantan las elecciones y cuya observancia es de importancia fundamental en todo estado de derecho, ya que constituye la adecuación de toda conducta, a los vigentes ordenamientos jurídicos".

"Es por ello que todas las fases del proceso electoral deben ajustarse estrictamente a las normas jurídicas aplicables y a su recta interpretación, desde la fase previa al registro y empadronamiento de los ciudadanos con derecho al sufragio, hasta la etapa casi final de la decisión de los recursos y el paso definitivo de la calificación electoral. En ningún momento el proceso electoral debe abandonar el cauce legal. Debemos evitar de una vez y para siempre que los conflictos postelectorales se diriman al margen del derecho y que se destierren las negociaciones cupulares que negocian, al margen de la voluntad ciudadana, los votos emitidos."

En el debate a que fue sometido el anterior dictamen ante la Cámara de Senadores, el senador Amador Rodríguez Lozano señaló: "Nuestro máximo tribunal se constituye en garante del respeto de los derechos políticos del ciudadano consagrados en el texto constitucional porque resolverá los recursos con motivo de las resoluciones de autoridades locales que vulneren los principios de la Constitución General. Ideas todas que se encuadran en el propósito de comicios regidos por la exacta observancia de la ley."

Los párrafos precedentes robustecen la idea de que el juicio de revisión constitucional fue creado como institución tuitiva de la legalidad y constitucionalidad de los procesos electorales locales.

Por su parte, el senador por el Partido Acción Nacional, Gabriel Jiménez Remus, se refirió al carácter limitado de la revisión constitucional, en estos términos: "El control de decisiones estatales en el ámbito electoral en una todavía muy limitada intervención del Tribunal Federal Electoral...".

Este comentario hecho durante el debate, va en la misma línea de la limitación del ámbito del juicio de revisión constitucional.

Ahora bien, como se anotó al inicio de este apartado, el accionante reclama del Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero, el cómputo municipal de la elección de ayuntamiento de la población mencionada, la "constancia de declaratoria de elegibilidad de candidatos a presidente y síndico" del citado municipio y la entrega a éstos de la constancia de mayoría y validez correspondientes; empero, estos actos reclamados, no encuadran en los supuestos que taxativamente estableció el legislador para ventilarse en contiendas de esta naturaleza, si se tiene en cuenta que, como ha quedado señalado con antelación, una de las hipótesis previstas por la ley para que este Órgano Colegiado se avoque al estudio de la controversia planteada en esta vía, es la satisfacción de lo que en la doctrina se conoce como principio de definitividad, consistente en que previo a la interposición del juicio de revisión constitucional, se hayan agotado en tiempo y forma todas las instancias establecidas por las leyes aplicables al caso concreto, para combatir los actos o resoluciones electorales, en virtud de los cuales se pudiera haber modificado, revocado o anulado el acto o resolución con el que se esté en desacuerdo, según lo prevé categóricamente el citado artículo 86, párrafo 1, inciso f), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Esta disposición revela que uno de los propósitos primordiales del legislador al fijar las bases a que debía sujetarse este juicio, fue restringir la procedencia del mismo, a los casos en que el acto reclamado no tuviera remedio dentro de las disposiciones legales del orden común, para evitar así que pudiera entorpecer el ejercicio de la acción judicial, derivada del uso de los medios de impugnación contemplados por la ley electoral estatal; de ahí que, se estableció que el juicio de mérito sólo procede cuando contra los actos y resoluciones impugnados, se hayan agotado en tiempo y forma todas las instancias previas.

Encuentra fundamento lo anterior, en la tesis relevante sustentada por esta Sala Superior, que puede ser consultada en la Revista Justicia Electoral, Suplemento No. 1, 1997, página 66, que dice: "REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL JUICIO. OBSERVANCIA DEL PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD. El principio de definitividad, rector del juicio de revisión constitucional electoral, a que se refiere el artículo 86, párrafo 1, inciso f), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral se cumple, cuando se agotan previamente a la promoción de aquél, las instancias que reúnan las dos siguientes características: a) que sean las idóneas, conforme a las leyes locales respectivas, para impugnar el acto o resolución electoral de que se trate, y b) que conforme a los propios ordenamientos sean aptas para modificar, revocar o anular a éstos. Consecuentemente, dicho principio se inobservará si, entre otras hipótesis, antes de la promoción del referido juicio, no se hace valer la instancia prevista en la ley para privar de efectos jurídicos un determinado acto o resolución, o bien, si tal promoción se realiza cuando no ha concluido esa instancia previa mediante resolución firme, o bien, cuando de acuerdo a la ley local, el medio de impugnación ordinario que se promueve no es el idóneo o no es el apto para modificar, revocar o anular el acto o resolución impugnados, etcétera. Por otra parte, lo descrito en los incisos mencionados conduce a que exista la necesidad legal de acatar dicho principio, cuando la ley local prevé una instancia con las características indicadas respecto a un acto o resolución electoral; pero es claro que si esto no está contemplado en la ley, tal necesidad no se presentará."

En el caso que nos ocupa, contra los actos que se combaten del Consejo Municipal Electoral, que, como se dijo, la promovente los impugna porque desde su perspectiva, de haberse descontado al Partido de la Revolución Democrática los votos de las casillas cuya nulidad se solicita, el cómputo final le hubiese favorecido, y las constancias atinentes se hubieren entregado a sus candidatos, conforme a los artículos 53 y 54, fracción IV, inciso a), de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, procede el juicio de inconformidad.

Efectivamente, los numerales señalados, son del tenor siguiente:

"Artículo 53. Durante el proceso electoral y exclusivamente en la etapa de resultados y de declaraciones de validez, el juicio de inconformidad procederá para impugnar las determinaciones de las autoridades electorales que violen las normas constitucionales o legales relativas a la elección de gobernador, diputados y ayuntamientos, en los términos señalados por el presente ordenamiento.

Artículo 54. Son actos impugnables a través del juicio de inconformidad, en los términos del Código Electoral del Estado y la presente ley, los siguientes:

...

IV. En la elección de ayuntamiento:

a) Los resultados consignados en las actas de cómputo municipal, las declaraciones de validez de las elecciones y el otorgamiento de las constancias de mayoría y validez respectivas, por la nulidad de la votación recibida en una o varias casillas, o por nulidad de la elección;

...".

Como se ve, el propio legislador local contempló en la ley electoral estatal, el medio jurídico para, en su caso, reparar el tipo de violaciones de que se duele la accionante, de manera que, los aludidos actos reclamados, de primera mano, no pueden ser materia de este juicio de revisión constitucional como lo pretende el partido actor, motivo por el que debe declararse improcedente el juicio por lo que a esos actos atañe.

No pasa inadvertido, que de las constancias que integran el expediente que se tiene a la vista, se desprende que la enjuiciante hizo valer el citado juicio de inconformidad en contra de los actos que se han mencionado, y que el Tribunal responsable, en su oportunidad, dictó la resolución correspondiente, de lo que se sigue que, al haber agotado el recurso idóneo para remediar la lesión jurídica atribuida al organismo electoral administrativo, y provocado el dictado de una resolución por parte de la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, esta decisión sustituyó los actos reclamados al Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero; circunstancia que también impide a esta Sala Superior, pronunciarse al respecto.

En consecuencia, al actualizarse el supuesto de improcedencia previsto por el artículo 9, párrafo 3, en relación con las disposiciones contenidas en los artículos 10, párrafo 1, inciso d) y 86 párrafo 1, inciso f), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, procede decretar el sobreseimiento en este juicio de revisión constitucional, respecto de los actos que se reclaman del Consejo Municipal de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero, consistentes en el cómputo municipal de la elección de ayuntamiento de la población citada, la "constancia de declaratoria de elegibilidad de los candidatos a presidente y síndico", y la entrega a éstos de la constancia de mayoría y validez.

TERCERO. En cuanto al acto reclamado subsistente, el cual consiste en la resolución de tres de noviembre de dos mil dos, dictada por la Sala de Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, dentro del expediente TEE/SSI/REC/012/02, cabe decir que, en virtud de que las causas de improcedencia están relacionadas con aspectos necesarios para la válida constitución de un proceso jurisdiccional, ya que por tratarse de cuestiones de orden público su estudio es preferente, se impone examinar si en el caso se actualizan las que hace valer el Partido de la Revolución Democrática, en su calidad de tercero interesado.

Así, se encuentra que, es inatendible lo alegado por el tercero interesado, en el sentido de que, debe declarase improcedente el juicio de revisión constitucional electoral que nos ocupa, de conformidad con la artículo 10, párrafo 1, inciso d), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, puesto que, desde su óptica, al no estudiarse el fondo de la controversia planteada en el juicio de inconformidad, se actualizó la improcedencia del recurso de reconsideración interpuesto por el actor ¾ cuya resolución constituye la resolución reclamada en esta instancia¾ .

Lo inatendible del motivo de improcedencia aducido, radica en que, dilucidar si el desechamiento decretado por la responsable se ajustó o no a derecho, implica un análisis de fondo de los agravios expuestos por el actor, lo que constituye una cuestión que debe estudiarse en el fondo del asunto, y por tanto, no pueden ser objeto de estudio a priori, como lo pretende el partido político tercero, en este sentido, debe estimarse que la causal de improcedencia aludida, en los términos propuestos por el partido tercero interesado, no se actualiza; sin que este por demás aclarar, que el precepto que invoca el tercero interesado prevé como causa de improcedencia de los medios de impugnación la falta de agotamiento de las instancias previas aptas, para combatir el acto o la resolución reclamados. Pero tampoco por este otro motivo procede desechar el presente juicio, en tanto que, no existe en la legislación electoral de Guerrero, medio de impugnación alguno para combatir resoluciones como la aquí reclamada.

De igual forma es inatendible, la causal de improcedencia invocada por el tercero interesado, Partido de la Revolución Democrática, relativa a que el presente juicio de revisión constitucional electoral, se promovió fuera del plazo establecido en la Ley, pues contrario a lo que se alega, éste se promovió dentro del término de cuatro días contados a partir del siguiente a aquél en que se notificó la resolución impugnada, de conformidad con el artículo 8 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, si se considera que la misma le fue notificada personalmente a la Coalición "Alianza para Todos" el tres de noviembre de dos mil dos, y la demanda respectiva fue presentada ante la Sala responsable el día cinco de ese mes, de ahí lo inatendible de la causal de improcedencia invocada por el tercero interesado.

Ahora, procede analizar si están satisfechos los demás requisitos de procedibilidad y procedencia contemplados en los artículos 8, 9, párrafo primero, y 86, párrafo primero, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, encontrándose que:

El ocurso por el que el actor promueve el juicio de revisión constitucional de cuenta, reúne los requisitos que establece el artículo 9 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, ya que se hace constar el nombre del actor; señala domicilio para recibir notificaciones, y en su caso, a quien en su lugar las puede oír y recibir; asimismo, identifica la resolución impugnada, así como a la autoridad responsable. Además, el actor menciona los hechos en que se basa la impugnación, los agravios que arguye le causa la resolución combatida y los preceptos presuntamente violados, hace constar el nombre y firma autógrafa del promovente.

La personería de Bartolo Zapien Verduzco, quien suscribe la demanda en su carácter de representante de la Coalición "Alianza para Todos", está acreditada conforme con lo dispuesto por el artículo 88, párrafo primero, inciso b), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, toda vez que, tal persona fue quien, con la misma personería, interpuso el recurso de reconsideración, cuya decisión constituye la resolución reclamada, además de que la misma le fue reconocida por la autoridad responsable, al rendir el correspondiente informe circunstanciado.

En cuanto a los requisitos previstos en los incisos a) y f) del artículo 86 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, se encuentran satisfechos en autos, en virtud de que el actor del juicio de revisión constitucional electoral de mérito ¾ Coalición "Alianza para Todos"¾ , agotó en tiempo y forma las instancias previas que, en su caso resultaban procedentes, establecidas en la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, para combatir el acto electoral controvertido.

Por otra parte, como la legislación electoral de la citada Entidad Federativa, no prevé medio de impugnación alguno para combatir resoluciones como la reclamada en el presente juicio de revisión constitucional electoral, de ello se sigue que se cumple con el requisito de procedencia referente a un acto definitivo y firme.

Lo expuesto encuentra su explicación en el principio de que, juicios como el de que se trata ¾ de revisión constitucional electoral¾ , constituyen medios de impugnación que revisten la naturaleza de excepcionales y extraordinarios, a los que sólo pueden ocurrir los partidos políticos cuando ya no existen a su alcance recursos ordinarios para conseguir la reparación plena de los derechos o prerrogativas en los que se hubieren visto afectados, atinentes para modificar, revocar o anular fallos como el que ahora se combate. En esto estriba precisamente el principio de definitividad que consagra el artículo 99, párrafo cuarto, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y que se desarrolla en los invocados incisos a) y f), del artículo 86 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, al reiterar, por una parte, que los actos o resoluciones impugnables en el juicio de revisión constitucional electoral deben ser definitivos y firmes, y por la otra, que para la promoción de dicho juicio tienen que haberse agotado en tiempo en forma, todas las instancias previas establecidas por las leyes.

Apoya lo anterior, la jurisprudencia número J.23/2000, sustentada por esta Sala Superior, consultable en las páginas 8 y 9 del Suplemento número 4, del año 2001 de la revista de difusión de este órgano jurisdiccional denominada "Justicia Electoral", cuyo rubro y texto son: "DEFINITIVIDAD Y FIRMEZA, CONSTITUYEN UN SOLO REQUISITO DE PROCEDIBILIDAD DEL JUICIO DE REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL. El artículo 99, párrafo cuarto, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, que se desarrolla en el artículo 86, apartado 1, incisos a) y f), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, al reiterar, por una parte, que los actos o resoluciones impugnables en el juicio de revisión constitucional electoral deben ser definitivos y firmes, y por la otra, que para la promoción de dicho proceso tienen que haberse agotado, en tiempo y forma, todas las instancias previas establecidas por las leyes, en virtud de las cuales se pudieron haber modificado, revocado o anulado, constituye un solo requisito que reconoce como razón lógica y jurídica el propósito, claro y manifiesto, de hacer del juicio de revisión constitucional electoral un medio de impugnación excepcional y extraordinario, al que sólo se pueda ocurrir cuando el acto o resolución de que se trate no sea susceptible de revocación, nulificación o modificación, ya sea porque no se pueda hacer oficiosamente por parte de la propia autoridad emisora, de su superior jerárquico o de alguna otra autoridad local competente para ese efecto, o porque no existan ya medios ordinarios para conseguir la reparación plena de los derechos o prerrogativas en los que se hubieran visto afectados, sea porque no están previstos por la ley, porque los contemplados en ella sean insuficientes para conseguir cabalmente ese propósito reparador, o porque los previstos y suficientes hubieran sido promovidos o interpuestos sin éxito para el afectado. Este razonamiento se ve corroborado con el texto del inciso f) del apartado 1 del artículo 86 de la invocada Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, en donde no sólo se exige que se agoten oportuna y formalmente las instancias previas establecidas por las leyes para combatir los actos o resoluciones electorales, sino que expresa y enfatiza que esas instancias previas deben ser aptas para modificar, revocar o anular los actos o resoluciones lesivos de derechos.".

Por otro lado, la coalición política actora manifiesta que se violan, en su perjuicio, diversos artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, con lo que se cumple con el requisito de procedencia previsto por el inciso b), del primer párrafo, del artículo 86, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, en la medida de que dicho requisito debe entenderse como una exigencia formal y no como el resultado del análisis de los agravios propuestos por el promovente, en razón de que ello implicaría entrar al fondo del juicio antes de su admisión y substanciación. Por consiguiente, tal requisito debe estimarse satisfecho cuando, como en el presente caso, se hacen valer agravios en los que se exponen razones encaminadas a demostrar la afectación al interés jurídico del accionante, porque con ello se trata de señalar la violación de los principios de constitucionalidad y legalidad tutelados en los artículos 41, base cuarta y 116, párrafo segundo, fracción IV, de la Carta Fundamental.

Encuentra apoyo lo anterior, en la jurisprudencia número J.2/97, sustentada por esta Sala Superior, consultable en las páginas 25 y 26 del Suplemento número 1, del año 1997, de la revista de difusión de este órgano jurisdiccional denominada "Justicia Electoral", que dice: "JUICIO DE REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL. INTERPRETACIÓN DEL REQUISITO DE PROCEDENCIA PREVISTO EN EL ARTÍCULO 86, PÁRRAFO 1, INCISO B), DE LA LEY DE LA MATERIA". Lo preceptuado por el artículo 86, párrafo 1, inciso b), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, referente a que el juicio de revisión constitucional electoral sólo procederá contra actos o resoluciones "Que violen algún precepto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos", debe entenderse en un sentido formal, relativo a su establecimiento como requisito de procedencia, y no al análisis propiamente de los agravios esgrimidos por el partido impugnante, toda vez que ello supone entrar al fondo del juicio; por lo tanto, dicho requisito debe considerarse que se acredita cuando en el escrito correspondiente se hacen valer agravios debidamente configurados, esto es, que éstos precisen claramente los argumentos o razonamientos enderezados a acreditar la afectación del interés jurídico del promovente, derivado de la indebida aplicación o incorrecta interpretación de determinada norma jurídica en el acto o resolución impugnado, por virtud de los cuales se pudiera infringir algún precepto constitucional en materia electoral, toda vez que ello supondría la presunta violación de los principios de constitucionalidad y legalidad electoral tutelados en los artículos 41, párrafo segundo, fracción IV y 116, párrafo segundo, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; o sea, que de los agravios esgrimidos se advierta la posibilidad de que se haya conculcado algún precepto constitucional en la materia, resultando irrelevante que se citen o no los artículos constitucionales presuntamente violados, ya que, de conformidad con el artículo 23, párrafo 3, de la Ley General citada, en la presente vía este órgano jurisdiccional, ante la omisión de los preceptos jurídicos presuntamente violados o su cita equivocada, resuelve tomando en consideración los que debieron ser invocados o los que resultan aplicables al caso concreto. Por lo anterior, la omisión o cita errónea de los preceptos constitucionales presuntamente violados no tiene como consecuencia jurídica el desechamiento del juicio de revisión constitucional electoral.".

Por lo que se refiere al requisito previsto en el inciso c) del artículo 86 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, relativo a que la violación reclamada pudiera llegar a ser determinante para el resultado de la elección de ayuntamiento del municipio de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero, se cumple con el mismo, toda vez que, de resultar fundados los agravios aducidos por la coalición actora, obviamente, se revocaría la resolución reclamada, se ordenaría la Tribunal responsable que analizara si el sobreseimiento que decretó el Órgano Jurisdiccional de primera instancia, se ajustó a derecho o no; en este último caso, se examinarían las causales de nulidad que se arguyeron en el juicio de inconformidad, y de ser procedentes, se dictaría sentencia en la que se anularía la votación recibida en las casillas 791 básica, 792 básica, 793 básica y 800 básica, lo que traería como consecuencia un cambio de ganador de la elección, y con ello se le otorgaría la constancia de mayoría a la planilla registrada por dicha Coalición, conforme se ilustra en los siguientes cuadros:

 

Votación recibida en las casillas impugnadas en el Municipio de Coahuayutla, Guerrero, cuya votación se pretende sea anulada en este juicio

Partidos

791 básica

792 básica

793 básica

800 básica

TOTAL

PAN

2

49

6

22

79

Coalición "Alianza para Todos"

44

29

7

73

153

PRD

88

105

207

171

571

PT

0

0

0

0

0

PRS

0

0

0

0

0

PSN

0

0

0

0

0

CDPPN

0

0

0

0

0

PAS

0

0

0

0

0

PSM

0

0

0

0

0

Votos válidos

134

183

220

266

803

Nulos

2

0

0

4

6

TOTAL

136

183

220

270

809

 

Así, de anularse la votación recibida en las casillas que han quedado enumeradas en el cuadro precedente, el cómputo municipal recompuesto, quedaría de la siguiente manera:

 

Recomposición hipotética del cómputo municipal tomando en cuenta la votación que se pretende anular

Partido político

Cómputo municipal

Votos que hipotéticamente se anularían en el presente juicio

Recomposición hipotética del cómputo municipal

PAN

288

79

209

Coalición "Alianza para Todos"

2, 324

153

2, 171

PRD

2, 361

571

1, 790

PT

0

0

0

PRS

0

0

0

PSN

0

0

0

CDPPN

0

0

0

PAS

0

0

0

PSM

0

0

0

Votos válidos

4, 973

803

4, 170

Nulos

47

6

41

TOTAL

5, 020

809

4, 211

 

Como se ve, de modificarse los resultados del cómputo correspondiente, en los términos apuntados, ello provocaría que la Coalición "Alianza para Todos" alcanzara el triunfo en la elección con 2, 171 votos, en tanto que, el Partido de la Revolución Democrática, que inicialmente aparece como triunfador, quedaría en segundo lugar con 1, 790 votos; con lo cual obtendría el triunfo una coalición distinta al partido que se le otorgó la constancia de mayoría y validez respectiva.

Finalmente, tocante a los requisitos contemplados en los incisos d) y e) del indicado artículo 86 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, la reparación solicitada es material y jurídicamente posible dentro de los plazos electorales, en virtud de que, conforme al artículo 95 de la Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Guerrero, los ayuntamientos tomarán posesión el día dos de diciembre del año dos mil dos.

En consecuencia, la reparación solicitada es factible antes de la fecha constitucionalmente fijada para la instalación de los órganos o la toma de posesión de los funcionarios electos en el municipio de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero.

Así las cosas, el presente juicio de revisión constitucional electoral, por lo que ve al acto que se reclama de la Sala de Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, reúne los requisitos de procedencia previstos por los artículos 8, 9 párrafo 1, y 86, párrafo 1, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral. Por ende, al no advertirse opere alguna causa de improcedencia que impida el examen de los agravios propuestos, deberá emprenderse el estudio relativo, previa trascripción de los mismos.

CUARTO. La Coalición "Alianza para Todos", en su demanda, hace valer los siguientes agravios:

"Hechos.

1. Que con fecha once de octubre del año dos mil dos, la Coalición "Alianza para Todos", conformada por el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México, por mi conducto interpuso el juicio de inconformidad, contra los resultados consignados en el acta de escrutinio y cómputo de la elección de ayuntamiento municipal del Municipio de Coahuayutla, Estado de Guerrero, respecto de la declaración de validez de la elección y en consecuencia las constancias de mayoría y validez de la planilla a favor del Partido de la Revolución Democrática, y por actos realizados por el Consejo Municipal Electoral del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, juicio de inconformidad que se tramitó en la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, y el cual se resolvió por sentencia de fecha veinticuatro de octubre del año dos mil dos.

2. Que la Honorable Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, recibió el expediente formado con motivo del juicio de inconformidad, registrado bajo el número TEE/SII/JIN/009/02, por lo que con fecha veinticuatro de octubre del año dos mil dos, resolvió decretar el sobreseimiento de las casillas electorales números 0791-básica, 0792-básica, 0793-básica y 0800-básica y en consecuencia del juicio de inconformidad, se confirmaron los resultados consignados en el acta de escrutinio y cómputo de la elección de ayuntamiento del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, confirmando la constancia de mayoría y validez de la elección, a favor de la planilla del Partido de la Revolución Democrática; violando en perjuicio de la coalición que represento, disposiciones de las leyes electorales.

3. Considerando que la autoridad responsable no resolvió procedente y por probado el juicio de inconformidad, no obstante, de que en los hechos, agravios, pruebas y fundamentos de derechos, aportadas en el juicio de inconformidad, se desprende con claridad y precisión, que existen elementos de prueba para dictar una nueva resolución que modificara los resultados de la elección de ayuntamiento municipal del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, así como revocara las constancias de mayoría y validez de la elección y elegibilidad de candidato a presidente y síndico municipal, expedida por el Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla, Guerrero; ahora bien es de advertirse que al no haber entrado al estudio de fondo, la responsable viola en agravio de la Coalición "Alianza para Todos", garantías individuales y preceptos de derechos, por ello le causa a mi representada los siguientes

Agravios.

Primer agravio. Que le causa agravios a la coalición "Alianza para Todos" que represento, la sentencia o resolución que dictó la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, de fecha primero de noviembre del año dos mil dos, en virtud de que dicha resolución que se combate es incongruente y violatoria a los artículos 1, 8, 14, 16, 17, 41, 47, 73, 99, 105, 133 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ahora bien no me pasa desapercibido que la inconstitucionalidad de las leyes deben promoverse dentro de los treinta días naturales siguientes a la fecha de su promulgación, y que la única autoridad competente para conocer y resolver la inconstitucionalidad, es la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin embargo esto me deja en estado de indefensión, ya que cuando se publicó la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, así como el inicio del proceso electoral para la elección de ayuntamientos y diputados en el Estado de Guerrero, el cual inició en el mes de abril del presente año en curso, el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, el cual señala que el escrito de protesta es un requisito de procedibilidad que se debe de presentar ante la mesa de casilla impugnada, para promover el juicio de inconformidad, éste aún no le causaba a la coalición "Alianza para Todos" que represento, ningún agravio o perjuicio razón por la cual carecía de interés jurídico, para hacer la impugnación correspondiente, sin embargo a raíz de que me vi en la necesidad de promover el juicio de inconformidad, y que éste fue sobreseído, por sentencia que dictó la autoridad señalada como responsable en el recurso de reconsideración, hoy sí le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" porque la deja en estado de indefensión, esto es así y por ello recurro e impugno la resolución de fecha primero de noviembre del año en curso, por ser incongruente con los principios rectores de la legalidad y la certeza de las leyes electorales, ya que dejó de estudiar los hechos, agravios, derechos y pruebas, argumentando que no presenté el escrito de protesta de acuerdo con lo que mandata el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, sin embargo que es lo más importante preservar la ilegalidad, que atenta contra la democracia y la cultura electoral amparándose en una norma jurídica a todas luces inconstitucional, conculcándole a la Coalición "Alianza para Todos", serios daños y agravios irreparables, o salvaguardar y privilegiar la legalidad, certeza, independencia, imparcialidad y objetividad, preservando el estado de derecho, principios que nos dan la certeza de que seremos escuchados y atendidos en la administración de la justicia, como lo señalan los artículos 8, 14, 16 y 17 constitucionales, entendiendo que ninguna ley secundaria se debe contraponer con nuestra Constitución General de la República, ni con los principios generales del derecho, menos una ley que coarte el derecho de acceder ante los tribunales para que se nos administre justicia, e impidiendo formalidades esenciales del procedimiento de todo juicio, donde la autoridad que administre justicia funde y motive sus resoluciones privilegiando siempre la legalidad, observando lo que mandatan los artículos 17, 47, 73, 99, 105, fracción II y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, bien es incuestionable que el artículo 55 en comento, refiere que se debe cumplir con el escrito de protesta para acceder a promover el juicio de inconformidad, cierto, pero también se debe de aceptar que este precepto es un candado jurídico, que coarta el derecho a que se administre justicia, luego entonces es innegable que es inconstitucional el artículo 55, y que está en franca contraposición con lo que disponen los artículos 8, 14, 16, 17, 99, 47, 73, 105 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por ello esta sentencia es incongruente con el espíritu de nuestra Carta Magna, asimismo esta resolución que combate es violatoria, a las siguientes jurisprudencias que a continuación transcribo:

"TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN. TIENE FACULTADES PARA DETERMINAR LA INAPLICABILIDAD DE LEYES SECUNDARIAS CUANDO ÉSTAS SE OPONGAN A DISPOSICIONES CONSTITUCIONALES. De una interpretación teleológica, sistemática y funcional de los diferentes artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que contienen las bases fundamentales rectoras de la jurisdicción electoral, se desprende que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación está facultado por la Carta Magna para decidir el conflicto de normas que en su caso se presente, y determinar que no se apliquen a actos o resoluciones combatidos por los medios de impugnación que corresponden a su jurisdicción y competencia, los preceptos de leyes secundarias que se invoquen o puedan servir para fundarlos, cuando tales preceptos se oponen a las disposiciones constitucionales; esto con el único objeto de que los actos o resoluciones impugnados en cada proceso jurisdiccional de su conocimiento se ajusten a los lineamientos de la Ley Fundamental y se aparten de cualquier norma, principio o lineamiento que se les oponga, pero sin hacer declaración general o particular en los puntos resolutivos, sobre inconstitucionalidad de las normas desaplicadas, sino limitándose únicamente a confirmar, revocar o modificar los actos o resoluciones concretamente reclamados en el proceso jurisdiccional de que se trate. La interpretación señalada lleva a tal conclusión, pues en el proceso legislativo del que surgió el Decreto de reformas constitucionales publicado en el Diario Oficial de la Federación el 22 de agosto de 1996, se pone de manifiesto la voluntad evidente del órgano revisor de la Constitución de establecer un sistema integral de justicia electoral, con el objeto de que todas las leyes, actos y resoluciones electorales se sujetaran, invariablemente, a lo dispuesto en la Carta Magna, para lo cual se fijó una distribución competencial del contenido total de ese sistema integral de control de constitucionalidad, entre la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral, sistema que finalmente quedó recogido en los términos pretendidos, pues para la impugnación de leyes, como objeto único y directo de la pretensión, por considerarlas inconstitucionales, se concedió la acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el artículo 105, fracción II, Constitucional, y respecto de los actos y resoluciones en materia electoral, la jurisdicción para el control de su constitucionalidad se confirió al Tribunal Electoral, cuando se combaten a través de los medios de impugnación de su conocimiento, como se advierte de los artículos 41 fracción IV, 99 y 116 fracción IV, de la Ley Fundamental, y en este supuesto, la única forma en que el Tribunal Electoral puede cumplir plenamente con la voluntad señalada, consiste en examinar los dos aspectos que pueden originar la inconstitucionalidad de los actos y resoluciones: la posible contravención de disposiciones constitucionales que las autoridades electorales apliquen o deban aplicar directamente, y el examen de las violaciones que sirvan de sustento a los actos o resoluciones, que deriven de que las leyes aplicadas se encuentren en oposición con las normas fundamentales. No constituye obstáculo a lo anterior, la previsión contenida en el artículo 105, fracción II, constitucional, en el sentido de que "la única vía para plantear la no conformidad de leyes electorales a la Constitución es la prevista en este artículo", que prima facie, podría implicar una prohibición del análisis de la oposición de leyes secundarias a la Constitución, en algún proceso diverso a la acción de inconstitucionalidad, dado que esa apariencia se desvanece, si se ve el contenido del precepto en relación con los fines perseguidos con el sistema del control de la constitucionalidad que se analiza, cuyo análisis conduce a concluir, válidamente, que el verdadero alcance de la limitación en comento es otro, y se encuentra en concordancia con las demás disposiciones del ordenamiento supremo y con los fines perseguidos por éstas, a la vez que permite la plena satisfacción de los fines perseguidos con la institución, y la interpretación estriba en que el imperativo de que "la única vía para plantear la no conformidad de las leyes electorales a la Constitución", sólo significa que los ordenamientos legislativos no pueden ser objeto directo de una acción de anulación en una sentencia, sino exclusivamente en la vía específica de la acción de inconstitucionalidad, lo cual no riñe con reconocerle al Tribunal Electoral la facultad de desaplicar a los actos y resoluciones combatidos, en los medios de impugnación de su conocimiento, las leyes que se encuentren en oposición con las disposiciones constitucionales, en los términos y con los lineamientos conducentes para superar un conflicto de normas, como lo hace cualquier Juez o tribunal cuando enfrenta un conflicto semejante en la decisión jurisdiccional de un caso concreto, y la intelección en este sentido armoniza perfectamente con todas las partes del sistema constitucional establecido. Esto se ve robustecido con lo previsto en el párrafo quinto del artículo 99 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, porque dada la distribución de competencias del sistema íntegro de justicia electoral, tocante al control de constitucionalidad, entre la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral, el supuesto en que se ubica la previsión constitucional que se analiza, respecto a la hipótesis de que este tribunal sustente una tesis sobre la inconstitucionalidad de un acto o resolución y que la Suprema Corte sostenga un criterio contrario en algún asunto de su jurisdicción y competencia, únicamente se podría presentar para que surtiera efectos la regla en el caso de que, habiéndose promovido una acción de inconstitucionalidad en contra de una ley electoral, el Pleno la desestimara, y declarara la validez de la norma, y que, por otro lado, con motivo de la aplicación de esa norma para fundar un acto o resolución, se promoviera un medio de impugnación en el que se invocara la oposición de la misma norma a la Carta Magna, y el Tribunal Electoral considerara que sí se actualiza dicha oposición, ante lo cual cabría hacer la denuncia de contradicción de tesis prevista en el mandamiento comentado. También cobra mayor fuerza el criterio, si se toma en cuenta que el legislador ordinario comprendió cabalmente los elementos del sistema integral de control de constitucionalidad de referencia, al expedir la Ley Reglamentaria de las fracciones I y II del artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al no incluir en sus artículos 43 y 73 al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, entre las autoridades a las que obligan las razones contenidas en los considerandos que funden los resolutivos de las sentencias aprobadas por cuando menos ocho votos, en las controversias constitucionales y en las acciones de inconstitucionalidad, pues esto revela que a dicho legislador le quedó claro que el Tribunal Electoral indicado puede sostener criterios diferentes en ejercicio de sus facultades constitucionales de control de la constitucionalidad de actos y resoluciones electorales."

Sala Superior. S3ELJ 005/99.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-033/98. Partido Frente Cívico. 16 de julio de 1998. Unanimidad de 4 votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-091/98. Partido de la Revolución Democrática. 24 de septiembre de 1998. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-092/98. Partido de la Revolución Democrática. 24 de septiembre de 1998. Unanimidad de votos.

Tesis de jurisprudencia J.05/99. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de votos.

"NULIDAD DE SUFRAGIOS RECIBIDOS EN UNA CASILLA. LA IRREGULARIDAD EN QUE SE SUSTENTE SIEMPRE DEBE SER DETERMINANTE PARA EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN, AUN CUANDO EN LA HIPÓTESIS RESPECTIVA, TAL ELEMENTO NO SE MENCIONE EXPRESAMENTE (Legislación del Estado de México y similares). La declaración de nulidad de los sufragios recibidos en una casilla se justifica solamente, si el vicio o irregularidad a que se refiere la causa invocada es determinante para el resultado de la votación. Esta circunstancia constituye un elemento que siempre está presente en las hipótesis de nulidad, de manera expresa o implícita. En efecto, de acuerdo con la interpretación sistemática y funcional de los artículos 41, fracción III, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 297 y 298 del Código Electoral del Estado de México, la finalidad del sistema de nulidades en materia electoral consiste en eliminar las circunstancias que afecten a la certeza en el ejercicio personal, libre y secreto del voto, así como su resultado; por consiguiente, cuando este valor no es afectado sustancialmente y, en consecuencia, el vicio o irregularidad no altera el resultado de la votación, deben preservarse los votos válidos, en observancia al principio de conservación de los actos públicos válidamente celebrados. Constituye una cuestión diferente, el hecho de que en algunas hipótesis de nulidad se mencione expresamente, que el vicio o irregularidad sea determinante para el resultado de la votación, en tanto que en otras hipótesis no se haga señalamiento explícito a tal elemento. Esta diferencia no implica que, en el último caso, no se deba tomar en cuenta ese elemento, puesto que su referencia expresa o implícita repercute únicamente en la carga de la prueba. Así, cuando el supuesto legal cita expresamente el elemento en cuestión, quien invoque la causa de nulidad debe demostrar, además del vicio o irregularidad previstos en dicho supuesto, que ese vicio o irregularidad es determinante para el resultado de la votación. En cambio, cuando la ley omite mencionar el requisito, la omisión significa, que dada la magnitud del vicio o irregularidad, o la dificultad de su prueba, existe la presunción iuris tantum de la "determinancia" en el resultado de la votación. Sin embargo, si en el expediente se encuentran elementos demostrativos de que el vicio o irregularidad alegados no son determinantes para el resultado de la votación, no se justifica el acogimiento de la pretensión de nulidad."

Sala Superior. S3ELJ 13/2000.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-066/98. Partido Revolucionario Institucional. 11 de septiembre de 1998. Mayoría de seis votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-146/2000. Partido Revolucionario Institucional. 16 de agosto de 2000. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-253/2000 y acumulado. Partido de la Revolución Democrática y Partido Revolucionario Institucional. 25 de agosto de 2000. Unanimidad de votos.

Tesis de jurisprudencia J.13/2000. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de votos.

"VIOLACIÓN DETERMINANTE EN EL JUICIO DE REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL. SURTIMIENTO DE TAL REQUISITO.¾ El alcance del requisito establecido en el artículo 86, párrafo 1, inciso c), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral consiste en que el carácter de determinante atribuido a la conculcación reclamada responde al objetivo de llevar al conocimiento de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sólo aquellos asuntos de índole electoral de verdadera importancia, que tengan la posibilidad de cambiar o alterar significativamente el curso del procedimiento electoral, o bien, el resultado final de la elección respectiva. Es decir, para que la violación reclamada sea determinante para el desarrollo del proceso electoral se requiere, que la infracción tenga la posibilidad racional de causar o producir una alteración sustancial o decisiva en el desarrollo del proceso electoral, como podría ser que uno de los contendientes obtuviera una ventaja indebida, o bien, que se obstaculizara o impidiera la realización de alguna de las fases que conforman el proceso electoral, por ejemplo, el registro de candidatos, las campañas políticas, la jornada electoral o los cómputos respectivos, etcétera. Será también determinante, si la infracción diera lugar a la posibilidad racional de que se produjera un cambio de ganador en los comicios."

Sala Superior. S3ELJ 15/2002.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-156/2001. Partido Acción Nacional. 6 de septiembre de 2001. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-262/2001. Partido Revolucionario Institucional. 30 de noviembre de 2001. Unanimidad de votos. Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-278/2001. Partido de la Revolución Democrática. 30 de noviembre de 2001. Unanimidad de votos.

Tesis de jurisprudencia J.15/2002. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de votos.

"LEYES. CONTIENEN HIPÓTESIS COMUNES, NO EXTRAORDINARIAS. Una máxima de experiencia, relacionada con la solución de conflictos derivados de la existencia de una laguna legal, conduce a la determinación de que, cuando se presenten circunstancias anormales, explicablemente no previstas en la normatividad rectora de una especie de actos, la autoridad competente para aplicar el derecho debe buscar una solución con base en el conjunto de principios generales rectores en el campo jurídico de que se trate, aplicados de tal modo, que armonicen para dar satisfacción a los fines y valores tutelados en esa materia. Lo anterior es así, porque la norma jurídica tiende, originariamente, a establecer anticipadamente criterios de actuación seguros, que pongan en evidencia las semejanzas y diferencias de los supuestos jurídicos, para que al aplicar la ley se realice un ejercicio de deducción y se ubique el asunto concreto en lo dispuesto por el precepto legal de modo general abstracto e impersonal, para resolver el asunto planteado en un marco de igualdad jurídica. Empero, el trabajo legislativo, por más exhaustivo y profesional que sea, no necesariamente puede contemplar todas las particularidades ni alcanza a prever todas las modalidades que pueden asumir las situaciones reguladas por los ordenamientos, mediante disposiciones más o menos específicas o identificables y localizables, sino que se ocupan de las cuestiones ordinarias que normalmente suelen ocurrir, así como de todas las que alcanzan a prever como posibles o factibles dentro del ámbito en que se expiden y bajo la premisa de que las leyes están destinadas para su cumplimiento, sobre todo en lo que toca a axiomas que integran las partes fundamentales del sistema; lo que encuentra expresión en algunos viejos principios, tales como los siguientes: Quod raro fit, non observant legislatores (Los legisladores no consideran lo que rara vez acontece), Non debent leges fieri nisi super frequenter accidentibus (Non se deuen fazer las leyes, si non sobre las cosas que suelen acaescer a menudo. E... non sobre las cosas que vinieron pocas vezes), Ex his, quae forte uno aliquo casu accidere possunt, iura non constituuntur (Sobre lo que por casualidad puede acontecer en alguno que otro caso no se establecen leyes). Lo anterior lleva a la conclusión de que no es razonable pretender que ante situaciones extraordinarias, el caso o asunto concreto se encuentre regulado a detalle, pero tampoco que se quede sin resolver. Por tanto, ante el surgimiento de situaciones extraordinarias previstas por la ley, es necesario completar la normatividad en lo que se requiera, atendiendo siempre a las cuestiones fundamentales que se contienen en el sistema jurídico positivo, además de mantener siempre el respeto a los principios rectores de la materia, aplicados de tal modo que se salvaguarde la finalidad de los actos electorales y se respeten los derechos y prerrogativas de los gobernados, dentro de las condiciones reales prevalecientes y con las modalidades que impongan las necesidades particulares de la situación."

Sala Superior. S3EL 120/2001.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-303/2000. Coalición Alianza por Campeche. 9 de septiembre de 2000. Unanimidad de votos. Ponente: José Fernando Ojesto Martínez Porcayo. Secretario: Arturo Martín del Campo Morales."

En alusión con la tesis anterior, es de comentarse el principio rector del derecho consistente en que "nadie está obligado a lo imposible", relacionado éste y comentado por la propia autoridad responsable en los dos párrafos finales de la foja 37 y subsecuentes del apartado considerandos, de la resolución originalmente impugnada. Estando en la específica particularidad de la imposibilidad material, de que el representante de la coalición que represento ciudadano Austreberto Rivera Benito, presentara y entregara los multicitados requisitos de procedibilidad, consistentes en los escritos de protesta y de impugnación a los funcionarios de la mesa directiva de casilla, debido a los hechos exhaustivamente motivados y fundados en la totalidad del cuerpo del libelo principal y el ahora presentado, todo esto, de manera específica, relacionado con la casilla número 0793 básica, que fue instalada en la ranchería denominada El Capadero del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, estando en la particular circunstancia de la existencia de una laguna legal, puesto que la legislación electoral que nos rige en nuestro Estado no establece la solución a la particular circunstancia presentada en el caso que nos ocupa, consistiendo ésta, en la imposibilidad ya referida, en lo relacionado al numeral 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero.

"IRREGULARIDADES GRAVES, DEBEN DE COMPROBARSE TALES CIRCUNSTANCIAS. Cuando el actor sostiene que existieron irregularidades graves en casilla el día de la jornada electoral, no basta con manifestarlo, sino que es necesario que se acrediten plenamente los actos que las integran, es decir, las circunstancias de lugar, tiempo y modo en que se llevaron a cabo, como para estar en condiciones de establecer, si éstas fueron determinantes para el resultado de la votación, pues debe de tener la certeza jurídica necesaria para establecer si los hechos realizados actualizan o no la causal de nulidad prevista por la fracción XI del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero.

Expediente TEE/SI/JIN/009/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SI/JIN/009/99 y TEE/SI/JIN/010/99 (Acumulados). Partidos Políticos de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional. Fecha 1/XI/99."

"CAUSAL GENÉRICA, REQUISITOS PARA SU ACREDITACION. Para acreditar en autos la causal genérica consistente en la existencia de irregularidades graves durante la jornada electoral o en las actas de jornada electoral, es necesario que se reúnan los siguientes elementos; a) Que existan irregularidades graves plenamente acreditadas; b) Que no sean reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y cómputo; c) Que en forma evidente pongan en duda la certeza de la votación; y, d) Que sea determinante para el resultado existente. De donde se infiere que la irregularidad grave se traduzca en una violación a la Ley Electoral que repercuta y a su vez sea determinante con el resultado de la votación, asimismo que no se haya reparado la irregularidad en su momento por causas que impedían su resarcimiento; pero sobre todo como cuestión primordial deben concentrarse plenamente acreditadas; esto es, que existan medios de prueba fehacientes que conduzcan a la certeza de su existencia."

Expediente TEE/SII/JIN/006/99. Partido Revolucionario Institucional. Fecha 25/X/99.

A contrario sensu, me permito ofrecer las siguientes tesis jurisprudenciales:

"ACTA DE JUEZ DE PAZ MUNICIPAL. CARECE DE VALOR PROBATORIO SI NO REÚNE LOS REQUISITOS DE LOS ARTÍCULOS 18 y 20 DE LA LEY PROCESAL ELECTORAL DEL ESTADO. El acta expedida por el Juez de Paz Municipal, carece de eficacia probatoria plena, toda vez que de la valoración hecha bajo las reglas de la lógica, la sana crítica y de la experiencia, en términos de los artículos 18 y 20 de la Ley Procesal Electoral del Estado, en la declaración de Elpidio Agustín Ayala, no se hace constar que se haya identificado con ningún documento oficialmente permitido, como pudo haber sido su credencial de elector con fotografía; quien tampoco proporcionó sus datos personales para que de su dicho exista credibilidad; mucho menos lo hizo el señor Salomón De Dios Esteban; en la inteligencia, de que ninguna de estas personas fueron protestadas bajo los término legales, ni se asentó la razón de sus dichos para que se ponga en evidencia, si lo que afirmaron ante el funcionario judicial investido de fe pública en el día de la jornada electoral, sea factible concederle certidumbre."

Expedientes TEE/SIV/JIN/003/99 y TEE/SIV/013/99 (Acumulados). Partido Revolucionario Institucional. Fecha 22/X/99.

"ACTA LEVANTADA ANTE JUEZ DE PAZ MUNICIPAL. CARECE DE VALOR PROBATORIO CUANDO EL SUPUESTO DECLARÓ EN DÍAS POSTERIORES A LA JORNADA ELECTORAL. Examinadas que fueron las documentales judiciales, se llega a la certeza de que tales actuaciones no reúnen los requisitos de certeza, en virtud de que los presuntos declarantes comparecieron a cinco, siete y ocho días, respectivamente, después del desarrollo de la jornada electoral, lo cual demerita verosimilitud a sus afirmaciones, tomando en cuenta que narraron hechos acaecidos supuestamente en días previos a la jornada electoral, de ahí que no sean dignos de crédito, pues tuvieron bastantes días para haber denunciado los hechos que consideran como actos de proselitismo electoral; no señalaron la razón que les impidió hacerlo de inmediato, como tampoco por qué lo hicieron hasta varios días después de conocer los resultados de las elecciones. Además, la gran mayoría de los denunciantes no se identificaron legalmente para conocer con exactitud su identidad personal y de esta manera poder atender sus atestados. Las personas que depusieron ante la autoridad judicial, no precisaron las casillas donde se desplegaron aquellos hechos de coacción moral o psicológica; ante esa omisión, no es razonablemente atendible el contenido de las descritas documentales: por ende, no genera convicción en el ánimo del juzgador. En esta virtud, se concluye que no se actualiza la causal de nulidad invocada, quedando firme la votación recibida en las casillas controvertidas."

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/XI/99.

"ACTAS MINISTERIALES Y JUDICIALES. NO SON APTAS PARA GENERAR CONVICCIÓN EN EL JUZGADOR, CUANDO NO SE AJUSTAN CON LAS EXIGENCIAS DEL ARTÍCULO 18 PÁRRAFO SEGUNDO, FRACCIONES III Y IV DE LA LEY DEL SISTEMA DE MEDIOS DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL DEL ESTADO. En lo concerniente a las actas ministeriales y judiciales, las cuales no son aptas para generar convicción en el ánimo del juzgador, ya que todas ellas se refieren a declaraciones de personas que supuestamente presenciaron directa o indirectamente los hechos constitutivos de proselitismo a favor del partido tercero interesado, en días previos y en el mismo día de la jornada electoral; por otra parte, las personas que rindieron sus declaraciones, en su gran mayoría no se identificaron con algún documento oficial y de esa manera conocer su identidad para poder darle certeza a sus manifestaciones; no manifestaron las razones que tuvieron para no haber declarado inmediatamente cuando tuvieron conocimiento de los hechos que con posterioridad a la jornada electoral los hicieron notar ministerialmente, luego entonces, ante estas ambigüedades, no es posible obtener unidad de certeza en sus deposiciones, todo lo cual impide concederles valor probatorio alguno a dichas documentales. En base a lo razonado, no se actualiza la causal de nulidad invocada por el partido político accionante."

Expediente TEE/SIV/JIN/024/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

"APERTURA DE PAQUETE ELECTORAL. NO PROCEDE CUANDO EL PARTIDO POLÍTICO ENJUICIANTE OMITE PRECISAR LA CASILLA SOBRE LA QUE VERSARÁ LA REPOSICIÓN DEL PROCEDIMIENTO DE ESCRUTINIO Y CÓMPUTO. Se precisa al partido demandante, que lo solicitado en su escrito de juicio de inconformidad de fecha diez de octubre del año actual, no ha lugar efectuar la reposición del procedimiento de cómputo, previsto en el artículo 220, inciso c) del Código Electoral del Estado, por principio de cuentas, porque no indica la casilla específica en la que deba efectuarse el desahogo de ese procedimiento; como tampoco existen razones suficientes para poder abrir algún paquete electoral y contabilizar los votos y boletas inutilizadas existentes en él. Esto es así, porque el artículo 220, inciso c) invocado, en lo conducente establece lo siguiente: "... Si los resultados de las actas no coinciden, o se detectaren alteraciones evidentes en las actas que generen duda fundada sobre el resultado de la elección en la casilla, no existiere el acta de escrutinio y cómputo en el expediente de la casilla ni obrare en poder del presidente del consejo se procederá a realizar nuevamente el escrutinio y cómputo de la casilla, levantándose el acta correspondiente..." De lo anterior, conforme a una interpretación sistemática y funcional del precepto legal en comento, es exigencia sine qua non que el doliente precise la casilla que pretende revisarse en vía de reposición del procedimiento de escrutinio y cómputo, para escudriñar sus respectivas actas de la jornada electoral y el de escrutinio y cómputo, de esa manera poder llegar a la certeza si existen discrepancias o alteraciones evidentes que generen duda fundada sobre el resultado de la elección en la casilla; o bien que no existiere el acta de escrutinio y cómputo en el expediente de la casilla o no obrare en poder del presidente del consejo; sólo cuando se actualicen alguna o varias de las circunstancias mencionadas, opera la apertura de un paquete electoral. De otra forma, si no se colman esos requisitos, lo solicitado por el partido enjuiciante, resulta inatendible."

Expediente TEE/SIV/JIN/003/99 y TEE/SIV/JIN/013/99 (ACUMULADOS). Partido Revolucionario Institucional, Fecha 22/X/99.

"IRREGULARIDADES GRAVES. EL ACCIONANTE DEBE PROBAR LAS CIRCUNSTANCIAS DE MODO, TIEMPO, Y LUGAR EN QUE PUDIERON DESARROLLARSE, PARA QUE SE ACTUALICE LA CAUSAL ALEGADA.- Después de justipreciar las pruebas existentes en autos, como son las documentales públicas valoradas con antelación, acta de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo, se llega a la certeza de que no le asiste la razón al partido político promovente, porque no existe ninguna evidencia que demuestre la materialización de irregularidades graves no reparables en el día de la jornada electoral, máxime que, hace uso de argumento que expreso para otras distintas causales de nulidad, que ya fueron analizadas en otros párrafos precedentes; desde otra óptica, no señala con toda precisión cuáles son los hechos constitutivos de la causal de nulidad invocada, pues no se debe perder de vista que el accionante se encuentra obligado a demostrar las circunstancias de lugar, modo y tiempo, en que pudieron desarrollarse las alegadas irregularidades graves. Ante la incomprobación de su señalamiento, se concluye que no se actualiza la causal de nulidad que sustenta la impugnación de la votación recibida en la casilla controvertida."

Expediente TEE/SIV/JIN/024/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/004/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 29/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/005/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/009/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/010/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/020/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 7/X/99.

Debo precisar que no se pretende que esta autoridad, desatienda la norma establecida, pero como ya se dijo si este artículo se contrapone a la supremacía de la Ley, además coarte el derecho a que se administre justicia, por ello creo que es de sabios aceptar que el artículo 55 de la Ley del Sistema Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, es inconstitucional, existiendo una laguna legal que impide poder resolver este asunto en particular, estando en la peculiaridad del hecho de no poder cumplir con el requisito de la existencia de los propios de procedibilidad multicitados en el cuerpo de los libelos, en el sentido de que como ya se dijo y en referencia a la casilla 0793 básica, el representante ante ella de la alianza que represento estuvo en la imposibilidad material de cumplir con el requisito aludido, y que coarta el derecho de acceder a que se administre justicia, razón por la cual se debe de revocar la resolución que se recurre, y de esta forma los Tribunales Electorales sigan siendo garantes de administrar justicia pronta y expedita, privilegiando la razón y el derecho a que se administre justicia.

Segundo agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" a la cual represento, la resolución que se combate en razón de que la autoridad responsable, en desacato a lo que dispone el artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, resolvió desechar el recurso de reconsideración puesto en los dos párrafos finales de la foja 37 y subsecuentes de la resolución impugnada, la responsable, realizó una expresión de especial pronunciamiento deduciendo el principio rector del derecho consistente en que (nadie está obligado a lo imposible), no dando procedencia al recurso de reconsideración interpuesto ante la misma responsable para su estudio y resolución de fondo, debiendo haber subsanado la laguna legal presentada de manera específica en lo relacionado a los multicitados hechos ocurridos en la casilla 0793 básica, que fuere ubicada en la ranchería de El Capadero, Municipio de Coahuayutla, Guerrero.

De manera específica, causa agravios el hecho de que la responsable ad quem en la foja 45 del considerando quinto de la resolución impugnada manifiesta de manera específica la circunstancia del no pronunciamiento expresado por la responsable de origen, circunstancia ésta, si expresada por la misma responsable de origen en los párrafos finales de la foja 17 y subsecuentes de la resolución original impugnada ante la responsable ad quem.

En este mismo orden de ideas, causa agravios a la coalición que represento la no observancia y acatamiento de las tesis de jurisprudencia por parte de la responsable, que fueron ofrecidas en tiempo y forma por mi parte, aduciendo la responsable tesis no de jurisprudencia de notoria antigüedad ya rebasadas por el tiempo y por las tesis de jurisprudencia que ofrecí como representante de la "Alianza para Todos".

Tercer agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza Para Todos", a la cual represento, la resolución que se combate, porque en forma ilegal y apartándose de toda lógica jurídica y de lo que preceptúan los artículos 8, 14, 16 y 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, decretó el desechamiento del recurso de reconsideración, que hice valer para impugnar la nulidad de las casillas números 0791 básica, 0792 básica, 0793 básica y 0800 básica, no obstante de que las pruebas que aporté en el juicio de inconformidad, justifican las causales de nulidad que prevé el artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Cuarto agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos", el hecho de que la autoridad señalada como responsable dejó de estudiar y valorar que el Consejo Municipal Electoral pasó por alto que el Partido de la Revolución Democrática, indujo al voto a los electores mediante presiones físicas y morales, como el hecho de haber personas armadas en la casilla electoral, haber rechazado a nuestro representante y haber realizado el escrutinio y cómputo en un lugar apartado al día siguiente de la elección y haber manipulado los votos favoreciendo al Partido de la Revolución Democrática, así como haber permitido que los jefes de familia votaran por sus esposas e hijos, todas estas causales de nulidad se configuran por lo que este Tribunal debe declarar la nulidad y proceder al cómputo de las restantes casillas por ser ésta la única pero determinante por sus efectos sobre toda la elección municipal, hechos que indiscutiblemente son contrarios al espíritu de la legislación electoral y como consecuencia se viola en agravio del candidato de la alianza que represento en el artículo 79, fracciones III, VI, VIII, IX y XI de la Ley de Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero número 144, así como los artículos 190 al 198 en los cuales se tipifican los delitos electorales del Código Penal del Estado de Guerrero.

Quinto agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos", los actos de la autoridad que he señalado como responsable, en virtud de que no tomó en cuenta y dejó de estudiar y valorar que los funcionarios electorales que integraron la mesa directiva de la casilla 0793 básica, y que el cómputo que se combate por este medio legal fue producto de un fraude ejercido por medio de medios violentos y contrarios al espíritu de la democracia y al contenido de la ley que por su sola demostración hacen manifiesto que la nulidad de la casilla debe ser un acto no condicionado más que a la demostración de los actos ilícitos que produjeron un cómputo viciado a favor de un partido independientemente de las sanciones penales de los autores directos de los actos. A contrario sensu, en relación a la sí aportación de probanzas suficientes, me permito ofrecer las siguientes tesis:

70. "EJERCER VIOLENCIA FÍSICA O PRESIÓN SOBRE LOS MIEMBROS DE LA MESA DIRECTIVA DE CASILLA O SOBRE LOS ELECTORES Y SIEMPRE QUE ESOS HECHOS SEAN DETERMINANTES PARA EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN. CUANDO NO SE CONFIGURA LA CAUSAL DE NULIDAD. Si en las copias certificadas de las hojas de incidentes, de las actas de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo, se señalan hechos que pudieran guardar relación con actos de presión sobre el electorado o los integrantes de la mesa directiva de casilla, pero sin precisar circunstancias de modo, lugar y tiempo que permitan deducir si los actos de presión consistentes en la realización de proselitismo el día de la jornada electoral son determinantes para el resultado de la votación, por ser demasiado genéricos los términos que se emplean en las documentales públicas de referencia, es claro que las Salas del Tribunal Federal Electoral deben desestimar el agravio y tener por no acreditada la causal de nulidad prevista en el artículo 287, párrafo I, inciso i) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, máxime cuando los representantes de los partidos políticos no firmaron bajo protesta las referidas actas, o cuando habiéndolo hecho, no expresan cuál es la razón de la misma o el incidente que la motiva, absteniéndose de aportar otra prueba para acreditar sus afirmaciones."

SC-I-RIN-194/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 5-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-191/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 14-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-218/94 Partido de la Revolución Democrática. 14-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-193/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 21-X-94. Unanimidad de votos.

Sexto agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" la cual represento el acta de cómputo municipal de la elección de Ayuntamiento del Distrito Electoral XII, del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, en la que indebidamente le tiene al Partido de la Revolución Democrática, con la mayor votación cuando que lo cierto es que la coalición que represento "Alianza para Todos", es el que obtuvo la mayor votación si la que he señalado como responsable hubiese hecho el cómputo en forma correcta y legal descontando los votos nulos que se dieron en las casillas electorales números: 0793 básica del Distrito XII, de Coahuayutla, del Estado de Guerrero; así también le causa agravios al partido que represento el acta final de escrutinio y cómputo de la casilla de la elección de ayuntamientos, en la cual indebidamente aparece que el Partido de la Revolución Democrática obtuvo la mayor votación, cuando que la realidad de las cosas mi coalición, de acuerdo al proselitismo realizado en tiempo y forma dentro de la circunscripción territorial de posibles electores en la comunidad de El Capadero, considerábamos que obtendríamos un aproximado de cien votos a favor de la coalición que represento, cuál fue la sorpresa, que al momento de la llegada de la casilla referida (debido a que por todas las causas ya multicitadas el representante de la coalición que represento no pudo percatarse del resultado final de la votación presentada en la multicitada casilla 0793 básica), esto es, entre las seis y siete de la mañana del día siete de octubre del año en curso, al Consejo Municipal Electoral, nos percatamos de la diferencia abismal entre la votación obtenida por el candidato del Partido de la Revolución Democrática que lo fue la cantidad de 207 votos, obteniendo la coalición que represento la cantidad de solo 7 votos, lo anterior en lo que consta en las actas de escrutinio y cómputo de la casilla referida, y no así en el conteo material voto por voto que debió realizarse por la petición hecha por nuestro representante ante el Consejo Municipal Electoral y no atendida por el mismo, para así estar en condiciones de dilucidar las dudas debidamente fundadas y motivadas a que hemos venido haciendo alusión reiteradamente, consistentes en el hecho de que los funcionarios de casilla, atendiendo a la violencia física o presión sobre éstos por los representantes y militantes del Partido de la Revolución Democrática, o a la colusión premeditada entre éstos y aquéllos, realizado en el cómputo y escrutinio así como el manejo del paquete electoral a su más personal arbitrio y en lugar distinto al determinado por el Consejo Estatal Electoral, siendo estos los hechos determinantes para el resultado de la casilla comentada, por ende de la elección municipal. Así las cosas para aprobación del tiempo, modo y lugar, en que sucedieron los hechos, manifiesto bajo protesta de decir verdad, corroborado con todas las probanzas arrimadas, que la distancia entre la población de El Capadero, lugar donde fue instalada la casilla, y la cabecera municipal, lo es el tiempo aproximado de siete horas, siendo la brecha en su totalidad camino de terracería accidentada, relacionándose también con los hechos que precisaron y fueron ofrecidos debidamente por los ciudadanos Salomón Espino Sánchez, Isaías Sánchez Gutiérrez y Jorge Sánchez Gutiérrez, sucedidos en la ranchería de Quiringucua de este mismo municipio ya exhaustivamente comentados, así como también y de manera específica por el testimonio debidamente emitido (el día de la elección a las veinte treinta horas), del ciudadano Elíseo Montaño Peñalosa, en relación al ofrecido por el ciudadano Flaviano Vargas Sánchez, testimonios que constan en autos. Violando en consecuencia los principios rectores de certeza, legalidad, independencia, objetividad e imparcialidad, en consecuencia los artículos 1,3 párrafo tercero, 12, 199, 200, 201, 202, 203, 205, 206, 218, 219, 220, del Código Electoral del Estado de Guerrero.

Séptimo agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" que represento, el acta circunstanciada de fecha nueve de octubre de mil novecientos noventa y nueve, en que el Consejo Municipal Electoral, del Distrito XII del Municipio de Coahuayutla del Estado de Guerrero, en la que indebidamente le extienden a los candidatos del Partido de la Revolución Democrática la constancia de mayoría y validez de la elección de ayuntamientos; así como la constancia de declaratoria de elegibilidad de candidatos a presidente y síndico, ya que de haber realizado el escrutinio y cómputo en forma correcta y legal, descontando los votos nulos al Partido de la Revolución Democrática, por las irregularidades y violaciones que he hecho valer anteriormente, sería a mi coalición, el que debería haber recibido las constancias señaladas anteriormente por parte de la autoridad que he señalado como responsable, sobre los actos impugnados, violando en consecuencia los artículos: 218, 220 y 221 del Código Electoral del Estado de Guerrero.

Octavo agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" que represento, el hecho de que la autoridad señalada como responsable no estudió ni valoró las pruebas siguientes:

I. Las documentales públicas consistentes en:

A. El acta de la jornada electoral de fecha seis de octubre del año dos mil dos, en donde es puede observar que a pesar de que no permitieron a nuestro representante estar presente en la casilla y fue retirado con violencia de ella, aparece una firma que no es la suya para tratar de validar el acto ilícito que se cometió en la casilla 0793 básica, como fue la manipulación de los votos y votar una persona por otra, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

B. El acta de escrutinio y cómputo de casilla 0793 básica, misma que fue alterada pues el señor Austreberto Rivera Benito, nuestro representante no fue aceptado y obligado con violencia a retirarse de ella, no obstante aparece una firma que no es la suya para tratar de validar el acto ilícito que se cometió en la casilla 0793 básica, como fue la manipulación de los votos y votar una persona por otra, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero. Esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

C. El acta circunstanciada del Consejo Municipal Electoral de fecha nueve de octubre del año dos mil dos que debe fundar entra otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero. Esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

II. Las documentales privadas consistentes en:

A. La testimonial de los señores Jorge Sánchez Gutiérrez, Isaías Sánchez Gutiérrez y Eliseo Montaño Peñalosa, testigos que presenciaron cuando a las cero una horas del día siete de octubre se manipulaban en un lugar distinto a la casilla electoral el paquete y boletas electorales, favoreciendo a un partido político, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

B. La testimonial de los señores Flaviano Vargas Sánchez y Eliseo Montaño Peñalosa, quienes fueron testigos de que nuestro representante Austreberto Benito Rivera fue rechazado y no admitido en la casilla electoral en donde había personas armadas del Partido de la Revolución Democrática, no obstante se le falsifica su firma para tratar de justificar su presencia y simular aceptación sin que exista por parte de la alianza y sus militantes, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios del juicio de revisión constitucional electoral.

C. La acreditación como representante de casilla en la población de "El Capadero" 0793 básica, del señor Austreberto Rivera Benito, y que no fue admitido y expulsado con amenaza de violencia de la casilla para que los funcionarios pudieran alterar los resultados a favor del Partido de la Revolución Democrática, acreditación que contiene el nombre, firma y que autorizada por el consejo municipal no le fue recibida y no obstante después "aparece" una firma que no es suya en las actas de jornada electoral, escrutinio y cómputo, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

D. La copia certificada de la credencial para votar con fotografía del señor Austreberto Rivera Benito, en la cual se puede observar sus generales y su firma y que ésta no coincide con la que fue falsificada en las actas electorales que se exhiben y que se pide se coteje con el original pues estos actos demuestran manipulación del paquete y boletas electorales entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

E. El escrito de protesta firmado por el representante de esta Alianza para Todos, debidamente ratificada ante el Juez de Paz, toda vez que no quiso ser recibida por los funcionarios de casilla, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

F. El escrito de incidentes firmado por el señor Austreberto Rivera Benito, debidamente ratificada ante el Juez de Paz toda vez que no quiso ser recibida por los funcionarios de casilla, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

G. La testimonial de los señores Timoteo Bravo León y Semel Bravo Solano quienes fueron testigos de las irregularidades como son la existencia de propaganda en la casilla 0800 básica, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

H. El escrito de protesta e incidentes, de la sección 800 básica, que tiene adjunta el escrito de incidentes y dos fotografías en donde se observa las violaciones a la ley electoral, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

III. La inspección judicial consistente en que este Tribunal Electoral debe cotejar las actas de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo en la que debe de observarse la firma que se atribuye al ciudadano Austreberto Rivera Benito, comparándola con la firma que se contiene en la acreditación original que se exhibe como prueba así como con el original de la credencial con fotografía, al efecto este Tribunal debe de determinar la fecha, lugar y hora en donde se haya de practicar dicha prueba, hacer las anotaciones que su fe judicial resulte a consecuencia de la simple comparación, y en caso de duda o ante la mención que esta práctica sólo puede practicarse por peritos en la materia ordenar su práctica a través de perito asignado de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitucional Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

IV. La inspección judicial del lugar descrito por los testigos Jorge Sánchez Gutiérrez. Salomón Espino Sánchez e Isaías Sánchez Gutiérrez, en donde pueda corroborarse si el lugar que describen en sus declaraciones en que afirman que se dio la manipulación del paquete electoral, corresponde a la descripción, y en dicha práctica debe de realizarse un acta circunstanciada en la que se describa; la distancia desde donde afirman los testigos vieron los hechos, el lugar en donde éstos estuvieron cuando vieron los hechos, los lugares en donde estaban las personas que dicen identificar, el lugar donde se encontraba el paquete electoral, si el lugar corresponde con la descripción contenida en su declaración, esta prueba se debe realizar en la fecha y hora que este Tribunal señale y ante la presencia de los funcionarios y peritos que considere nombrar, toda vez que el suscrito afirma que los hechos fueron ciertos y que se realizaron tal y como narran los testigos por haberlos presenciado, en caso de duda o ante la mención que esta práctica sólo puede practicarse por peritos en la materia ordenar su práctica a través de perito asignado de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

V. La pericial en materia de caligrafía y grafoscopía, a cargo del perito que este Tribunal nos designe tanto de sus elementos como de la Dirección de Servicios Periciales, toda vez que esta prueba tiene por objeto que se comparen los rasgos de la escritura y trazos y curvas de la firma que se atribuye a Austreberto Rivera Benito, y que esta parte afirma que es falsa por no haberla puesto esta persona sino otra distinta, al efecto este Tribunal debe señalar fecha y hora y personal calificado en esta materia técnica para la realización de las pruebas a base de fotografía ampliada tomada de los originales de las actas de jornada electoral y escrutinio y cómputo de la casilla 793 básica del "Capadero" Municipio de Coahuayutla, y que se debe de tomar como firma a confrontar la que se encuentra asentada en la acreditación ante dicha mesa de nuestro representante y de la credencial original con fotografía asimismo debe compararse con la escritura de su nombre y firma que asiente personal y directamente ante los peritos y personal de este Juzgado el señor Austreberto Rivera Benito, y hecho lo anterior emitir dictamen pericial para que sea valorado en justicia por este Tribunal en su sala correspondiente, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

VI. La inspección judicial: consistente en la multisolicitada apertura de la casilla 0793 básica, que fuera ubicada en la ranchería denominada El Capadero, cuya fundamentación y motivación para tal efecto, ya han sido exhaustivamente descritos, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

VII. Las presuncionales legales y humanas que se desprendan de las observaciones que realice este Tribunal y que sirva para demostrar los hechos tal y como ocurrieron en la realidad y que deben aplicarse solo en lo que esta parte le favorezca toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

VIII. La instrumental de actuaciones, que consiste en que este Tribunal debe valorar todos y cada uno de los documentos, elementos y probanzas que obren en el expediente y que deben aplicarse solamente en lo que a esta parte le favorezca, toda vez en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello entre demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral..."

QUINTO. El estudio de los agravios hechos valer, permite arribar a las siguientes consideraciones jurídicas.

Son inoperantes los conceptos de queja primero, tercero, cuarto, quinto y octavo.

Para arribar a la anotada conclusión, se tiene presente que, la naturaleza extraordinaria del juicio de revisión constitucional electoral, implica el cumplimiento irrestricto de ciertos principios y reglas establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación y en la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Entre dichos principios destaca, en lo que al caso atañe, el previsto en el artículo 23, párrafo 2, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, relativo a que en este medio de impugnación no procede la suplencia de la queja deficiente, lo que implica que estos juicios sean de los denominados de estricto derecho, lo que hace que sea imposible a esta Sala Superior, suplir las deficiencias u omisiones en el planteamiento de los conceptos de queja, cuando los mismos no puedan deducirse claramente de los hechos expuestos.

En este sentido, si bien es cierto que para la expresión de agravios se ha admitido que puede tenerse por formulada independientemente de su ubicación en cierto capítulo o sección de la demanda, así como de su presentación, formulación o construcción lógica, ya sea como silogismo o utilizando cualquier fórmula deductiva o inductiva, también lo es que, como requisito indispensable, deben señalar con claridad la lesión que ocasiona el acto o resolución impugnado y los motivos que originaron ese perjuicio, para que con tal argumento expuesto por el enjuiciante, dirigido a demostrar la ilegalidad o inconstitucionalidad en el proceder de la autoridad responsable, esta Sala Superior se ocupe de su estudio con base en los preceptos jurídicos aplicables.

Esto es, aun cuando la expresión de agravios no debe cumplir una forma sacramental inamovible, los que se hagan valer en los medios de impugnación de estricto derecho, como lo es el juicio de revisión constitucional electoral, deben ser, necesariamente, razonamientos jurídicos encaminados a destruir la validez de las consideraciones que la resolutora tomó en cuenta para resolver en el sentido en que lo hizo. O sea que, el promovente del juicio de revisión constitucional electoral, debe externar argumentos que hagan patente que los utilizados por la autoridad enjuiciada, contravienen la Constitución o la ley, por indebida aplicación o interpretación de ésta, o porque se haya dejado de aplicar.

Sentado lo anterior, se tiene en cuenta que, como se pondrá de relieve en el cuadro ilustrativo que a continuación se insertará, los conceptos de inconformidad primero, tercero, cuarto, quinto y octavo, argüidos en este juicio de revisión constitucional electoral, son una reproducción casi textual de los que hizo valer ante la Sala de Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, lo que los torna inoperantes, en tanto que, no contienen algún razonamiento jurídico encaminado a controvertir la validez de lo considerado por la autoridad enjuiciada.

 

AGRAVIOS ARGÜIDOS EN LA INSTANCIA LOCAL

AGRAVIOS ESGRIMIDOS EN EL PRESENTE JUICIO

"Hechos.

1. Que con fecha once de octubre del año dos mil dos, la Coalición "Alianza para Todos", conformada por el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México, por mi conducto interpuso el juicio de inconformidad, contra los resultados consignados en el acta de escrutinio y cómputo de la elección de ayuntamiento municipal del Municipio de Coahuayutla, Estado de Guerrero, respecto de la declaración de validez de la elección y en consecuencia las constancias de mayoría y validez de la planilla a favor del Partido de la Revolución Democrática, y por actos realizados por el Consejo Municipal Electoral del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, juicio de inconformidad que se tramitó en la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, y el cual se resolvió por sentencia de fecha veinticuatro de octubre del año dos mil dos.

"Hechos.

1. Que con fecha once de octubre del año dos mil dos, la Coalición "Alianza para Todos", conformada por el Partido Revolucionario Institucional y el Partido Verde Ecologista de México, por mi conducto interpuso el juicio de inconformidad, contra los resultados consignados en el acta de escrutinio y cómputo de la elección de ayuntamiento municipal del Municipio de Coahuayutla, Estado de Guerrero, respecto de la declaración de validez de la elección y en consecuencia las constancias de mayoría y validez de la planilla a favor del Partido de la Revolución Democrática, y por actos realizados por el Consejo Municipal Electoral del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, juicio de inconformidad que se tramitó en la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, y el cual se resolvió por sentencia de fecha veinticuatro de octubre del año dos mil dos.

2. Que la Honorable Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, recibió el expediente formado con motivo del juicio de inconformidad, registrado bajo el número TEE/SII/JIN/009/02, por lo que con fecha veinticuatro de octubre del año dos mil dos, resolvió decretar el sobreseimiento de las casillas electorales números 0791-básica, 0792-básica, 0793-básica y 0800-básica y en consecuencia del juicio de inconformidad, se confirmaron los resultados consignados en el acta de escrutinio y cómputo de la elección de ayuntamiento del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, confirmando la constancia de mayoría y validez de la elección, a favor de la planilla del Partido de la Revolución Democrática; violando en perjuicio de la coalición que represento, disposiciones de las leyes electorales.

2. Que la Honorable Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, recibió el expediente formado con motivo del juicio de inconformidad, registrado bajo el número TEE/SII/JIN/009/02, por lo que con fecha veinticuatro de octubre del año dos mil dos, resolvió decretar el sobreseimiento de las casillas electorales números 0791-básica, 0792-básica, 0793-básica y 0800-básica y en consecuencia del juicio de inconformidad, se confirmaron los resultados consignados en el acta de escrutinio y cómputo de la elección de ayuntamiento del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, confirmando la constancia de mayoría y validez de la elección, a favor de la planilla del Partido de la Revolución Democrática; violando en perjuicio de la coalición que represento, disposiciones de las leyes electorales.

3. Considerando que la autoridad responsable no resolvió procedente y por probado el juicio de inconformidad, no obstante, de que en los hechos, agravios, pruebas y fundamentos de derechos, aportadas en el juicio de inconformidad, se desprende con claridad y precisión, que existen elementos de prueba para dictar una nueva resolución que modificara los resultados de la elección de ayuntamiento municipal del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, así como revocara las constancias de mayoría y validez de la elección y elegibilidad de candidato a presidente y síndico municipal, expedida por el Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla, Guerrero; ahora bien es de advertirse que al no haber entrado al estudio de fondo, la responsable viola en agravio de la Coalición "Alianza para Todos", garantías individuales y preceptos de derechos, por ello le causa a mi representada los siguientes:

3. Considerando que la autoridad responsable no resolvió procedente y por probado el juicio de inconformidad, no obstante, de que en los hechos, agravios, pruebas y fundamentos de derechos, aportadas en el juicio de inconformidad, se desprende con claridad y precisión, que existen elementos de prueba para dictar una nueva resolución que modificara los resultados de la elección de ayuntamiento municipal del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, así como revocara las constancias de mayoría y validez de la elección y elegibilidad de candidato a presidente y síndico municipal, expedida por el Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla, Guerrero; ahora bien es de advertirse que al no haber entrado al estudio de fondo, la responsable viola en agravio de la Coalición "Alianza para Todos", garantías individuales y preceptos de derechos, por ello le causa a mi representada los siguientes:

Agravios.

Primer agravio. Que le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" que represento, la sentencia o resolución que dictó la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, de fecha veinticuatro de octubre del año dos mil dos, en virtud de que dicha resolución que se combate es incongruente y violatoria a los artículos 1, 8, 14, 16, 17, 41, 47, 73, 99, 105, 133 y 116 fracciones III y IV de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ahora bien no me pasa desapercibido que la inconstitucionalidad de las leyes deben promoverse dentro de los treinta días naturales siguientes a la fecha de su promulgación, y que la única autoridad competente para conocer y resolver la inconstitucionalidad, es la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin embargo esto me deja en estado de indefensión, ya que cuando se publicó la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, así como el inicio del proceso electoral para la elección de ayuntamientos y diputados en el Estado de Guerrero, el cual inició en el mes de abril del presente año en curso, el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, el cual señala que el escrito de protesta es un requisito de procedibilidad que se debe de presentar ante la mesa de casilla impugnada, para promover el juicio de inconformidad, éste aún no le causaba a la Coalición "Alianza para Todos" que represento, ningún agravio o perjuicio razón por la cual carecía de interés jurídico, para hacer la impugnación correspondiente, sin embargo a raíz de que me ví en la necesidad de promover el juicio de inconformidad, y que éste fue sobreseído, por sentencia que dictó la autoridad señalada como responsable en el juicio de inconformidad, hoy si le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" porque la deja en estado de indefensión, esto es así y por ello recurro e impugno la resolución de fecha veinticuatro de octubre del año en curso, por ser incongruente con los principios rectores de la legalidad y la certeza de las leyes electorales, ya que dejó de estudiar los hechos, agravios, derechos y pruebas, argumentando que no presenté el escrito de protesta de acuerdo con lo que mandata el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, sin embargo que es lo más importante preservar la ilegalidad, que atenta contra la democracia y la cultura electoral amparándose en una norma jurídica a todas luces inconstitucional, conculcándole a la Coalición "Alianza para Todos", serios daños y agravios irreparables, o salvaguardar y privilegiar la legalidad, certeza, independencia, imparcialidad y objetividad, preservando el estado de derecho, principios que nos dan la certeza de que seremos escuchados y atendidos en la administración de la justicia, como lo señalan los artículos 8, 14, 16 y 17 Constitucionales, entendiendo que ninguna ley secundaria se debe contraponer con nuestra Constitución General de la República, menos una ley que coarte el derecho de acceder ante los tribunales para que se nos administre justicia, e impidiendo formalidades esenciales del procedimiento de todo juicio, donde la autoridad que administre justicia funde y motive sus resoluciones privilegiando siempre la legalidad, observando lo que mandatan los artículos 17, 47, 73, 99, 105 fracción II y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, bien es incuestionable que el artículo 55 en comento, refiere que se debe cumplir con el escrito de protesta para acceder a promover el juicio de inconformidad, cierto, pero también se debe de aceptar que este precepto es un candado jurídico, que coarta el derecho a que se administre justicia, luego entonces es innegable que es inconstitucional el artículo 55, y que está en franca contraposición con lo que disponen los artículos 8, 14, 16, 17, 99, 47, 73, 105 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por ello esta sentencia es incongruente con el espíritu de nuestra Carta Magna, asimismo esta resolución que se combate es violatoria, a las siguientes jurisprudencias que a continuación transcribo:

Agravios.

Primer agravio. Que le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" que represento, la sentencia o resolución que dictó la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, de fecha primero de noviembre del año dos mil dos, en virtud de que dicha resolución que se combate es incongruente y violatoria a los artículos 1, 8, 14, 16, 17, 41, 47, 73, 99, 105, 133 y 116 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, ahora bien no me pasa desapercibido que la inconstitucionalidad de las leyes deben promoverse dentro de los treinta días naturales siguientes a la fecha de su promulgación, y que la única autoridad competente para conocer y resolver la inconstitucionalidad, es la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin embargo esto me deja en estado de indefensión, ya que cuando se publicó la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, así como el inicio del proceso electoral para la elección de ayuntamientos y diputados en el Estado de Guerrero, el cual inició en el mes de abril del presente año en curso, el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, el cual señala que el escrito de protesta es un requisito de procedibilidad que se debe de presentar ante la mesa de casilla impugnada, para promover el juicio de inconformidad, éste aún no le causaba a la Coalición "Alianza para Todos" que represento, ningún agravio o perjuicio razón por la cual carecía de interés jurídico, para hacer la impugnación correspondiente, sin embargo a raíz de que me ví en la necesidad de promover el juicio de inconformidad, y que éste fue sobreseído, por sentencia que dictó la autoridad señalada como responsable en el recurso de reconsideración, hoy sí le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" porque la deja en estado de indefensión, esto es así y por ello recurro e impugno la resolución de fecha primero de noviembre del año en curso, por ser incongruente con los principios rectores de la legalidad y la certeza de las leyes electorales, ya que dejó de estudiar los hechos, agravios, derechos y pruebas, argumentando que no presenté el escrito de protesta de acuerdo con lo que mandata el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, sin embargo que es lo más importante preservar la ilegalidad, que atenta contra la democracia y la cultura electoral amparándose en una norma jurídica a todas luces inconstitucional, conculcándole a la Coalición "Alianza para Todos", serios daños y agravios irreparables, o salvaguardar y privilegiar la legalidad, certeza, independencia, imparcialidad y objetividad, preservando el estado de derecho, principios que nos dan la certeza de que seremos escuchados y atendidos en la administración de la justicia, como lo señalan los artículos 8, 14, 16 y 17 constitucionales, entendiendo que ninguna ley secundaria se debe contraponer con nuestra Constitución General de la República, ni con los principios generales del derecho, menos una ley que coarte el derecho de acceder ante los tribunales para que se nos administre justicia, e impidiendo formalidades esenciales del procedimiento de todo juicio, donde la autoridad que administre justicia funde y motive sus resoluciones privilegiando siempre la legalidad, observando lo que mandatan los artículos 17, 47, 73, 99, 105, fracción II y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, bien es incuestionable que el artículo 55 en comento, refiere que se debe cumplir con el escrito de protesta para acceder a promover el juicio de inconformidad, cierto, pero también se debe de aceptar que este precepto es un candado jurídico, que coarta el derecho a que se administre justicia, luego entonces es innegable que es inconstitucional el artículo 55, y que está en franca contraposición con lo que disponen los artículos 8, 14, 16, 17, 99, 47, 73, 105 y 133 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, por ello esta sentencia es incongruente con el espíritu de nuestra Carta Magna, asimismo esta resolución que se combate es violatoria, a las siguientes jurisprudencias que a continuación transcribo:

"TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN. TIENE FACULTADES PARA DETERMINAR LA INAPLICABILIDAD DE LEYES SECUNDARIAS CUANDO ÉSTAS SE OPONGAN A DISPOSICIONES CONSTITUCIONALES. De una interpretación teleológica, sistemática y funcional de los diferentes artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que contienen las bases fundamentales rectoras de la jurisdicción electoral, se desprende que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación está facultado por la Carta Magna para decidir el conflicto de normas que en su caso se presente, y determinar que no se apliquen a actos o resoluciones combatidos por los medios de impugnación que corresponden a su jurisdicción y competencia, los preceptos de leyes secundarias que se invoquen o puedan servir para fundarlos, cuando tales preceptos se oponen a las disposiciones constitucionales; esto con el único objeto de que los actos o resoluciones impugnados en cada proceso jurisdiccional de su conocimiento se ajusten a los lineamientos de la Ley Fundamental y se aparten de cualquier norma, principio o lineamiento que se les oponga, pero sin hacer declaración general o particular en los puntos resolutivos, sobre inconstitucionalidad de las normas desaplicadas, sino limitándose únicamente a confirmar, revocar o modificar los actos o resoluciones concretamente reclamados en el proceso jurisdiccional de que se trate. La interpretación señalada lleva a tal conclusión, pues en el proceso legislativo del que surgió el Decreto de reformas constitucionales publicado en el Diario Oficial de la Federación el 22 de agosto de 1996, se pone de manifiesto la voluntad evidente del órgano revisor de la Constitución de establecer un sistema integral de justicia electoral, con el objeto de que todas las leyes, actos y resoluciones electorales se sujetaran, invariablemente, a lo dispuesto en la Carta Magna, para lo cual se fijó una distribución competencial del contenido total de ese sistema integral de control de constitucionalidad, entre la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral, sistema que finalmente quedó recogido en los términos pretendidos, pues para la impugnación de leyes, como objeto único y directo de la pretensión, por considerarlas inconstitucionales, se concedió la acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el artículo 105, fracción II, Constitucional, y respecto de los actos y resoluciones en materia electoral, la jurisdicción para el control de su constitucionalidad se confirió al Tribunal Electoral, cuando se combaten a través de los medios de impugnación de su conocimiento, como se advierte de los artículos 41 fracción IV, 99 y 116 fracción IV, de la Ley Fundamental, y en este supuesto, la única forma en que el Tribunal Electoral puede cumplir plenamente con la voluntad señalada, consiste en examinar los dos aspectos que pueden originar la inconstitucionalidad de los actos y resoluciones: la posible contravención de disposiciones constitucionales que las autoridades electorales apliquen o deban aplicar directamente, y el examen de las violaciones que sirvan de sustento a los actos o resoluciones, que deriven de que las leyes aplicadas se encuentren en oposición con las normas fundamentales. No constituye obstáculo a lo anterior, la previsión contenida en el artículo 105, fracción II, constitucional, en el sentido de que "la única vía para plantear la no conformidad de leyes electorales a la Constitución es la prevista en este artículo", que prima facie, podría implicar una prohibición del análisis de la oposición de leyes secundarias a la Constitución, en algún proceso diverso a la acción de inconstitucionalidad, dado que esa apariencia se desvanece, si se ve el contenido del precepto en relación con los fines perseguidos con el sistema del control de la constitucionalidad que se analiza, cuyo análisis conduce a concluir, válidamente, que el verdadero alcance de la limitación en comento es otro, y se encuentra en concordancia con las demás disposiciones del ordenamiento supremo y con los fines perseguidos por éstas, a la vez que permite la plena satisfacción de los fines perseguidos con la institución, y la interpretación estriba en que el imperativo de que "la única vía para plantear la no conformidad de las leyes electorales a la Constitución", sólo significa que los ordenamientos legislativos no pueden ser objeto directo de una acción de anulación en una sentencia, sino exclusivamente en la vía específica de la acción de inconstitucionalidad, lo cual no riñe con reconocerle al Tribunal Electoral la facultad de desaplicar a los actos y resoluciones combatidos, en los medios de impugnación de su conocimiento, las leyes que se encuentren en oposición con las disposiciones constitucionales, en los términos y con los lineamientos conducentes para superar un conflicto de normas, como lo hace cualquier Juez o tribunal cuando enfrenta un conflicto semejante en la decisión jurisdiccional de un caso concreto, y la intelección en este sentido armoniza perfectamente con todas las partes del sistema constitucional establecido. Esto se ve robustecido con lo previsto en el párrafo quinto del artículo 99 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, porque dada la distribución de competencias del sistema íntegro de justicia electoral, tocante al control de constitucionalidad, entre la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral, el supuesto en que se ubica la previsión constitucional que se analiza, respecto a la hipótesis de que este tribunal sustente una tesis sobre la inconstitucionalidad de un acto o resolución y que la Suprema Corte sostenga un criterio contrario en algún asunto de su jurisdicción y competencia, únicamente se podría presentar para que surtiera efectos la regla en el caso de que, habiéndose promovido una acción de inconstitucionalidad en contra de una ley electoral, el Pleno la desestimara, y declarara la validez de la norma, y que, por otro lado, con motivo de la aplicación de esa norma para fundar un acto o resolución, se promoviera un medio de impugnación en el que se invocara la oposición de la misma norma a la Carta Magna, y el Tribunal Electoral considerara que sí se actualiza dicha oposición, ante lo cual cabría hacer la denuncia de contradicción de tesis prevista en el mandamiento comentado. También cobra mayor fuerza el criterio, si se toma en cuenta que el legislador ordinario comprendió cabalmente los elementos del sistema integral de control de constitucionalidad de referencia, al expedir la Ley Reglamentaria de las fracciones I y II del artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al no incluir en sus artículos 43 y 73 al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, entre las autoridades a las que obligan las razones contenidas en los considerandos que funden los resolutivos de las sentencias aprobadas por cuando menos ocho votos, en las controversias constitucionales y en las acciones de inconstitucionalidad, pues esto revela que a dicho legislador le quedó claro que el Tribunal Electoral indicado puede sostener criterios diferentes en ejercicio de sus facultades constitucionales de control de la constitucionalidad de actos y resoluciones electorales."

Sala Superior. S3ELJ 005/99.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-033/98. Partido Frente Cívico. 16 de julio de 1998. Unanimidad de cuatro votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-091/98. Partido de la Revolución Democrática. 24 de septiembre de 1998. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-092/98. Partido de la Revolución Democrática. 24 de septiembre de 1998. Unanimidad de votos.

Tesis de jurisprudencia J.05/99. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de votos

"TRIBUNAL ELECTORAL DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN. TIENE FACULTADES PARA DETERMINAR LA INAPLICABILIDAD DE LEYES SECUNDARIAS CUANDO ÉSTAS SE OPONGAN A DISPOSICIONES CONSTITUCIONALES. De una interpretación teleológica, sistemática y funcional de los diferentes artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que contienen las bases fundamentales rectoras de la jurisdicción electoral, se desprende que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación está facultado por la Carta Magna para decidir el conflicto de normas que en su caso se presente, y determinar que no se apliquen a actos o resoluciones combatidos por los medios de impugnación que corresponden a su jurisdicción y competencia, los preceptos de leyes secundarias que se invoquen o puedan servir para fundarlos, cuando tales preceptos se oponen a las disposiciones constitucionales; esto con el único objeto de que los actos o resoluciones impugnados en cada proceso jurisdiccional de su conocimiento se ajusten a los lineamientos de la Ley Fundamental y se aparten de cualquier norma, principio o lineamiento que se les oponga, pero sin hacer declaración general o particular en los puntos resolutivos, sobre inconstitucionalidad de las normas desaplicadas, sino limitándose únicamente a confirmar, revocar o modificar los actos o resoluciones concretamente reclamados en el proceso jurisdiccional de que se trate. La interpretación señalada lleva a tal conclusión, pues en el proceso legislativo del que surgió el Decreto de reformas constitucionales publicado en el Diario Oficial de la Federación el 22 de agosto de 1996, se pone de manifiesto la voluntad evidente del órgano revisor de la Constitución de establecer un sistema integral de justicia electoral, con el objeto de que todas las leyes, actos y resoluciones electorales se sujetaran, invariablemente, a lo dispuesto en la Carta Magna, para lo cual se fijó una distribución competencial del contenido total de ese sistema integral de control de constitucionalidad, entre la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral, sistema que finalmente quedó recogido en los términos pretendidos, pues para la impugnación de leyes, como objeto único y directo de la pretensión, por considerarlas inconstitucionales, se concedió la acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en el artículo 105, fracción II, Constitucional, y respecto de los actos y resoluciones en materia electoral, la jurisdicción para el control de su constitucionalidad se confirió al Tribunal Electoral, cuando se combaten a través de los medios de impugnación de su conocimiento, como se advierte de los artículos 41 fracción IV, 99 y 116 fracción IV, de la Ley Fundamental, y en este supuesto, la única forma en que el Tribunal Electoral puede cumplir plenamente con la voluntad señalada, consiste en examinar los dos aspectos que pueden originar la inconstitucionalidad de los actos y resoluciones: la posible contravención de disposiciones constitucionales que las autoridades electorales apliquen o deban aplicar directamente, y el examen de las violaciones que sirvan de sustento a los actos o resoluciones, que deriven de que las leyes aplicadas se encuentren en oposición con las normas fundamentales. No constituye obstáculo a lo anterior, la previsión contenida en el artículo 105, fracción II, constitucional, en el sentido de que "la única vía para plantear la no conformidad de leyes electorales a la Constitución es la prevista en este artículo", que prima facie, podría implicar una prohibición del análisis de la oposición de leyes secundarias a la Constitución, en algún proceso diverso a la acción de inconstitucionalidad, dado que esa apariencia se desvanece, si se ve el contenido del precepto en relación con los fines perseguidos con el sistema del control de la constitucionalidad que se analiza, cuyo análisis conduce a concluir, válidamente, que el verdadero alcance de la limitación en comento es otro, y se encuentra en concordancia con las demás disposiciones del ordenamiento supremo y con los fines perseguidos por éstas, a la vez que permite la plena satisfacción de los fines perseguidos con la institución, y la interpretación estriba en que el imperativo de que "la única vía para plantear la no conformidad de las leyes electorales a la Constitución", sólo significa que los ordenamientos legislativos no pueden ser objeto directo de una acción de anulación en una sentencia, sino exclusivamente en la vía específica de la acción de inconstitucionalidad, lo cual no riñe con reconocerle al Tribunal Electoral la facultad de desaplicar a los actos y resoluciones combatidos, en los medios de impugnación de su conocimiento, las leyes que se encuentren en oposición con las disposiciones constitucionales, en los términos y con los lineamientos conducentes para superar un conflicto de normas, como lo hace cualquier Juez o tribunal cuando enfrenta un conflicto semejante en la decisión jurisdiccional de un caso concreto, y la intelección en este sentido armoniza perfectamente con todas las partes del sistema constitucional establecido. Esto se ve robustecido con lo previsto en el párrafo quinto del artículo 99 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, porque dada la distribución de competencias del sistema íntegro de justicia electoral, tocante al control de constitucionalidad, entre la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral, el supuesto en que se ubica la previsión constitucional que se analiza, respecto a la hipótesis de que este tribunal sustente una tesis sobre la inconstitucionalidad de un acto o resolución y que la Suprema Corte sostenga un criterio contrario en algún asunto de su jurisdicción y competencia, únicamente se podría presentar para que surtiera efectos la regla en el caso de que, habiéndose promovido una acción de inconstitucionalidad en contra de una ley electoral, el Pleno la desestimara, y declarara la validez de la norma, y que, por otro lado, con motivo de la aplicación de esa norma para fundar un acto o resolución, se promoviera un medio de impugnación en el que se invocara la oposición de la misma norma a la Carta Magna, y el Tribunal Electoral considerara que sí se actualiza dicha oposición, ante lo cual cabría hacer la denuncia de contradicción de tesis prevista en el mandamiento comentado. También cobra mayor fuerza el criterio, si se toma en cuenta que el legislador ordinario comprendió cabalmente los elementos del sistema integral de control de constitucionalidad de referencia, al expedir la Ley Reglamentaria de las fracciones I y II del artículo 105 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, al no incluir en sus artículos 43 y 73 al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, entre las autoridades a las que obligan las razones contenidas en los considerandos que funden los resolutivos de las sentencias aprobadas por cuando menos ocho votos, en las controversias constitucionales y en las acciones de inconstitucionalidad, pues esto revela que a dicho legislador le quedó claro que el Tribunal Electoral indicado puede sostener criterios diferentes en ejercicio de sus facultades constitucionales de control de la constitucionalidad de actos y resoluciones electorales."

Sala Superior. S3ELJ 005/99.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-033/98. Partido Frente Cívico. 16 de julio de 1998. Unanimidad de cuatro votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-091/98. Partido de la Revolución Democrática. 24 de septiembre de 1998. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-092/98. Partido de la Revolución Democrática. 24 de septiembre de 1998. Unanimidad de votos.

Tesis de jurisprudencia J.05/99. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de votos.

"NULIDAD DE SUFRAGIOS RECIBIDOS EN UNA CASILLA. LA IRREGULARIDAD EN QUE SE SUSTENTE SIEMPRE DEBE SER DETERMINANTE PARA EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN, AUN CUANDO EN LA HIPÓTESIS RESPECTIVA, TAL ELEMENTO NO SE MENCIONE EXPRESAMENTE (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE MÉXICO Y SIMILARES). La declaración de nulidad de los sufragios recibidos en una casilla se justifica solamente, si el vicio o irregularidad a que se refiere la causa invocada es determinante para el resultado de la votación. Esta circunstancia constituye un elemento que siempre está presente en las hipótesis de nulidad, de manera expresa o implícita. En efecto, de acuerdo con la interpretación sistemática y funcional de los artículos 41, fracción III, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 297 y 298 del Código Electoral del Estado de México, la finalidad del sistema de nulidades en materia electoral consiste en eliminar las circunstancias que afecten a la certeza en el ejercicio personal, libre y secreto del voto, así como su resultado; por consiguiente, cuando este valor no es afectado sustancialmente y, en consecuencia, el vicio o irregularidad no altera el resultado de la votación, deben preservarse los votos válidos, en observancia al principio de conservación de los actos públicos válidamente celebrados. Constituye una cuestión diferente, el hecho de que en algunas hipótesis de nulidad se mencione expresamente, que el vicio o irregularidad sea determinante para el resultado de la votación, en tanto que en otras hipótesis no se haga señalamiento explícito a tal elemento. Esta diferencia no implica que, en el último caso, no se deba tomar en cuenta ese elemento, puesto que su referencia expresa o implícita repercute únicamente en la carga de la prueba. Así, cuando el supuesto legal cita expresamente el elemento en cuestión, quien invoque la causa de nulidad debe demostrar, además del vicio o irregularidad previstos en dicho supuesto, que ese vicio o irregularidad es determinante para el resultado de la votación. En cambio, cuando la ley omite mencionar el requisito, la omisión significa, que dada la magnitud del vicio o irregularidad, o la dificultad de su prueba, existe la presunción iuris tantum de la "determinancia" en el resultado de la votación. Sin embargo, si en el expediente se encuentran elementos demostrativos de que el vicio o irregularidad alegados no son determinantes para el resultado de la votación, no se justifica el acogimiento de la pretensión de nulidad."

Sala Superior. S3ELJ 13/2000

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-066/98. Partido Revolucionario Institucional. 11 de septiembre de 1998. Mayoría de seis votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-146/2000. Partido Revolucionario Institucional. 16 de agosto de 2000. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-253/2000 y acumulado. Partido de la Revolución Democrática y Partido Revolucionario Institucional. 25 de agosto de 2000. Unanimidad de votos.

Tesis de Jurisprudencia J.13/2000. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por Unanimidad de votos.

"NULIDAD DE SUFRAGIOS RECIBIDOS EN UNA CASILLA. LA IRREGULARIDAD EN QUE SE SUSTENTE SIEMPRE DEBE SER DETERMINANTE PARA EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN, AUN CUANDO EN LA HIPÓTESIS RESPECTIVA, TAL ELEMENTO NO SE MENCIONE EXPRESAMENTE (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE MÉXICO Y SIMILARES). La declaración de nulidad de los sufragios recibidos en una casilla se justifica solamente, si el vicio o irregularidad a que se refiere la causa invocada es determinante para el resultado de la votación. Esta circunstancia constituye un elemento que siempre está presente en las hipótesis de nulidad, de manera expresa o implícita. En efecto, de acuerdo con la interpretación sistemática y funcional de los artículos 41, fracción III, párrafo primero, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, 297 y 298 del Código Electoral del Estado de México, la finalidad del sistema de nulidades en materia electoral consiste en eliminar las circunstancias que afecten a la certeza en el ejercicio personal, libre y secreto del voto, así como su resultado; por consiguiente, cuando este valor no es afectado sustancialmente y, en consecuencia, el vicio o irregularidad no altera el resultado de la votación, deben preservarse los votos válidos, en observancia al principio de conservación de los actos públicos válidamente celebrados. Constituye una cuestión diferente, el hecho de que en algunas hipótesis de nulidad se mencione expresamente, que el vicio o irregularidad sea determinante para el resultado de la votación, en tanto que en otras hipótesis no se haga señalamiento explícito a tal elemento. Esta diferencia no implica que, en el último caso, no se deba tomar en cuenta ese elemento, puesto que su referencia expresa o implícita repercute únicamente en la carga de la prueba. Así, cuando el supuesto legal cita expresamente el elemento en cuestión, quien invoque la causa de nulidad debe demostrar, además del vicio o irregularidad previstos en dicho supuesto, que ese vicio o irregularidad es determinante para el resultado de la votación. En cambio, cuando la ley omite mencionar el requisito, la omisión significa, que dada la magnitud del vicio o irregularidad, o la dificultad de su prueba, existe la presunción iuris tantum de la "determinancia" en el resultado de la votación. Sin embargo, si en el expediente se encuentran elementos demostrativos de que el vicio o irregularidad alegados no son determinantes para el resultado de la votación, no se justifica el acogimiento de la pretensión de nulidad."

Sala Superior. S3ELJ 13/2000.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-066/98. Partido Revolucionario Institucional. 11 de septiembre de 1998. Mayoría de seis votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-146/2000. Partido Revolucionario Institucional. 16 de agosto de 2000. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-253/2000 y acumulado. Partido de la Revolución Democrática y Partido Revolucionario Institucional. 25 de agosto de 2000. Unanimidad de votos.

Tesis de jurisprudencia J.13/2000. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de votos.

"VIOLACIÓN DETERMINANTE EN EL JUICIO DE REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL. SURTIMIENTO DE TAL REQUISITO. El alcance del requisito establecido en el artículo 86, párrafo 1, inciso c), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral consiste, en que el carácter de determinante atribuido a la conculcación reclamada responde al objetivo de llevar al conocimiento de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sólo aquellos asuntos de índole electoral de verdadera importancia, que tengan la posibilidad de cambiar o alterar significativamente el curso del procedimiento electoral, o bien, el resultado final de la elección respectiva. Es decir, para que la violación reclamada sea determinante para el desarrollo del proceso electoral se requiere, que la infracción tenga la posibilidad racional de causar o producir una alteración sustancial o decisiva en el desarrollo del proceso electoral, como podría ser que uno de los contendientes obtuviera una ventaja indebida, o bien, que se obstaculizara o impidiera la realización de alguna de las fases que conforman el proceso electoral, por ejemplo, el registro de candidatos, las campañas políticas, la jornada electoral o los cómputos respectivos, etcétera. Será también determinante, si la infracción diera lugar a la posibilidad racional de que se produjera un cambio de ganador en los comicios."

Sala Superior. S3ELJ 15/2002.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-156/2001. Partido Acción Nacional. 6 de septiembre de 2001. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-262/2001. Partido Revolucionario Institucional. 30 de noviembre de 2001. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-278/2001. Partido de la Revolución Democrática. 30 de noviembre de 2001. Unanimidad de votos.

Tesis de Jurisprudencia J.15/2002. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de votos.

"VIOLACIÓN DETERMINANTE EN EL JUICIO DE REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL. SURTIMIENTO DE TAL REQUISITO. El alcance del requisito establecido en el artículo 86, párrafo 1, inciso c), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral consiste en que el carácter de determinante atribuido a la conculcación reclamada responde al objetivo de llevar al conocimiento de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación sólo aquellos asuntos de índole electoral de verdadera importancia, que tengan la posibilidad de cambiar o alterar significativamente el curso del procedimiento electoral, o bien, el resultado final de la elección respectiva. Es decir, para que la violación reclamada sea determinante para el desarrollo del proceso electoral se requiere, que la infracción tenga la posibilidad racional de causar o producir una alteración sustancial o decisiva en el desarrollo del proceso electoral, como podría ser que uno de los contendientes obtuviera una ventaja indebida, o bien, que se obstaculizara o impidiera la realización de alguna de las fases que conforman el proceso electoral, por ejemplo, el registro de candidatos, las campañas políticas, la jornada electoral o los cómputos respectivos, etcétera. Será también determinante, si la infracción diera lugar a la posibilidad racional de que se produjera un cambio de ganador en los comicios."

Sala Superior. S3ELJ 15/2002.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-156/2001. Partido Acción Nacional. 6 de septiembre de 2001. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-262/2001. Partido Revolucionario Institucional. 30 de noviembre de 2001. Unanimidad de votos.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-278/2001. Partido de la Revolución Democrática. 30 de noviembre de 2001. Unanimidad de votos.

Tesis de jurisprudencia J.15/2002. Tercera Época. Sala Superior. Materia Electoral. Aprobada por unanimidad de votos.

"LEYES. CONTIENEN HIPÓTESIS COMUNES, NO EXTRAORDINARIAS. Una máxima de experiencia, relacionada con la solución de conflictos derivados de la existencia de una laguna legal, conduce a la determinación de que, cuando se presenten circunstancias anormales, explicablemente no previstas en la normatividad rectora de una especie de actos, la autoridad competente para aplicar el derecho debe buscar una solución con base en el conjunto de principios generales rectores en el campo jurídico de que se trate, aplicados de tal modo, que armonicen para dar satisfacción a los fines y valores tutelados en esa materia. Lo anterior es así, porque la norma jurídica tiende, originariamente, a establecer anticipadamente criterios de actuación seguros, que pongan en evidencia las semejanzas y diferencias de los supuestos jurídicos, para que al aplicar la ley se realice un ejercicio de deducción y se ubique el asunto concreto en lo dispuesto por el precepto legal de modo general abstracto e impersonal, para resolver el asunto planteado en un marco de igualdad jurídica. Empero, el trabajo legislativo, por más exhaustivo y profesional que sea, no necesariamente puede contemplar todas las particularidades ni alcanza a prever todas las modalidades que pueden asumir las situaciones reguladas por los ordenamientos, mediante disposiciones más o menos específicas o identificables y localizables, sino que se ocupan de las cuestiones ordinarias que normalmente suelen ocurrir, así como de todas las que alcanzan a prever como posibles o factibles dentro del ámbito en que se expiden y bajo la premisa de que las leyes están destinadas para su cumplimiento, sobre todo en lo que toca a axiomas que integran las partes fundamentales del sistema; lo que encuentra expresión en algunos viejos principios, tales como los siguientes: Quod raro fit, non observant legislatores, (Los legisladores no consideran lo que rara vez acontece); Non debent leges fieri nisi super frequenter accidentibus; (Non se deuen fazer las leyes, si non sobre las cosas que suelen acaescer a menudo. E... non sobre las cosas que vinieron pocas vezes); Ex his, quae forte uno aliquo casu accidere possunt, iura non constituuntur (Sobre lo que por casualidad puede acontecer en algún que otro caso no se establecen leyes). Lo anterior lleva a la conclusión de que no es razonable pretender que ante situaciones extraordinarias, el caso o asunto concreto se encuentre regulado a detalle, pero tampoco que se quede sin resolver. Por tanto, ante el surgimiento de situaciones extraordinarias previstas por la ley, es necesario completar la normatividad en lo que se requiera, atendiendo siempre a las cuestiones fundamentales que se contienen en el sistema jurídico positivo, además de mantener siempre el respeto a los principios rectores de la materia, aplicados de tal modo que se salvaguarde la finalidad de los actos electorales y se respeten los derechos y prerrogativas de los gobernados, dentro de las condiciones reales prevalecientes y con las modalidades que impongan las necesidades particulares de la situación."

Sala Superior. S3EL 120/2001

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-303/2000. Coalición Alianza por Campeche. 9 de septiembre de 2000. Unanimidad de votos. Ponente: José Fernando Ojesto Martínez Porcayo. Secretario: Arturo Martín del Campo Morales.

"LEYES. CONTIENEN HIPÓTESIS COMUNES, NO EXTRAORDINARIAS. Una máxima de experiencia, relacionada con la solución de conflictos derivados de la existencia de una laguna legal, conduce a la determinación de que, cuando se presenten circunstancias anormales, explicablemente no previstas en la normatividad rectora de una especie de actos, la autoridad competente para aplicar el derecho debe buscar una solución con base en el conjunto de principios generales rectores en el campo jurídico de que se trate, aplicados de tal modo, que armonicen para dar satisfacción a los fines y valores tutelados en esa materia. Lo anterior es así, porque la norma jurídica tiende, originariamente, a establecer anticipadamente criterios de actuación seguros, que pongan en evidencia las semejanzas y diferencias de los supuestos jurídicos, para que al aplicar la ley se realice un ejercicio de deducción y se ubique el asunto concreto en lo dispuesto por el precepto legal de modo general abstracto e impersonal, para resolver el asunto planteado en un marco de igualdad jurídica. Empero, el trabajo legislativo, por más exhaustivo y profesional que sea, no necesariamente puede contemplar todas las particularidades ni alcanza a prever todas las modalidades que pueden asumir las situaciones reguladas por los ordenamientos, mediante disposiciones más o menos específicas o identificables y localizables, sino que se ocupan de las cuestiones ordinarias que normalmente suelen ocurrir, así como de todas las que alcanzan a prever como posibles o factibles dentro del ámbito en que se expiden y bajo la premisa de que las leyes están destinadas para su cumplimiento, sobre todo en lo que toca a axiomas que integran las partes fundamentales del sistema; lo que encuentra expresión en algunos viejos principios, tales como los siguientes: Quod raro fit, non observant legislatores (Los legisladores no consideran lo que rara vez acontece), Non debent leges fieri nisi super frequenter accidentibus (Non se deuen fazer las leyes, si non sobre las cosas que suelen acaescer a menudo. E... non sobre las cosas que vinieron pocas vezes), Ex his, quae forte uno aliquo casu accidere possunt, iura non constituuntur (Sobre lo que por casualidad puede acontecer en alguno que otro caso no se establecen leyes). Lo anterior lleva a la conclusión de que no es razonable pretender que ante situaciones extraordinarias, el caso o asunto concreto se encuentre regulado a detalle, pero tampoco que se quede sin resolver. Por tanto, ante el surgimiento de situaciones extraordinarias previstas por la ley, es necesario completar la normatividad en lo que se requiera, atendiendo siempre a las cuestiones fundamentales que se contienen en el sistema jurídico positivo, además de mantener siempre el respeto a los principios rectores de la materia, aplicados de tal modo que se salvaguarde la finalidad de los actos electorales y se respeten los derechos y prerrogativas de los gobernados, dentro de las condiciones reales prevalecientes y con las modalidades que impongan las necesidades particulares de la situación."

Sala Superior. S3EL 120/2001.

Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-303/2000. Coalición Alianza por Campeche. 9 de septiembre de 2000. Unanimidad de votos. Ponente: José Fernando Ojesto Martínez Porcayo. Secretario: Arturo Martín del Campo Morales.

En alusión con la tesis anterior, es de comentarse el principio rector del derecho consistente en que "nadie está obligado a lo imposible", relacionado éste y comentado por la propia autoridad responsable en los dos párrafos finales de la foja 37 del apartado considerandos, de la resolución impugnada. Estando en la específica particularidad de la imposibilidad material, de que el representante de la coalición que represento ciudadano Austreberto Rivera Benito, presentara y entregara los multicitados requisitos de procedibilidad, consistentes en los escritos de protesta y de impugnación a los funcionarios de la mesa directiva de casilla, debido a los hechos exhaustivamente motivados y fundados en la totalidad del cuerpo del libelo principal y el ahora presentado, todo esto, de manera específica, relacionado con la casilla número 0793 básica, que fue instalada en la ranchería denominada El Capadero del Municipio de Coahuayutla, Guerrero.

En alusión con la tesis anterior, es de comentarse el principio rector del derecho consistente en que "nadie está obligado a lo imposible", relacionado éste y comentado por la propia autoridad responsable en los dos párrafos finales de la foja 37 y subsecuentes del apartado considerandos, de la resolución originalmente impugnada. Estando en la específica particularidad de la imposibilidad material, de que el representante de la coalición que represento ciudadano Austreberto Rivera Benito, presentara y entregara los multicitados requisitos de procedibilidad, consistentes en los escritos de protesta y de impugnación a los funcionarios de la mesa directiva de casilla, debido a los hechos exhaustivamente motivados y fundados en la totalidad del cuerpo del libelo principal y el ahora presentado, todo esto, de manera específica, relacionado con la casilla número 0793 básica, que fue instalada en la ranchería denominada El Capadero del Municipio de Coahuayutla, Guerrero, estando en la particular circunstancia de la existencia de una laguna legal, puesto que la legislación electoral que nos rige en nuestro Estado no establece la solución a la particular circunstancia presentada en el caso que nos ocupa, consistiendo ésta, en la imposibilidad ya referida, en lo relacionado al numeral 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero.

"IRREGULARIDADES GRAVES, DEBEN DE COMPROBARSE TALES CIRCUNSTANCIAS. Cuando el actor sostiene que existieron irregularidades graves en casilla el día de la jornada electoral, no basta con manifestarlo, sino que es necesario que se acrediten plenamente los actos que las integran, es decir, las circunstancias de lugar, tiempo y modo en que se llevaron a cabo, como para estar en condiciones de establecer, si éstas fueron determinantes para el resultado de la votación, pues debe de tener la certeza jurídica necesaria para establecer si los hechos realizados actualizan o no la causal de nulidad prevista por la fracción XI del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero."

Expediente TEE/SI/JIN/017/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SI/JIN/009/99 y TEE/SI/JIN/010/99 (Acumulados). Partidos Políticos de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional. Fecha 1/XI/99

"IRREGULARIDADES GRAVES, DEBEN DE COMPROBARSE TALES CIRCUNSTANCIAS. Cuando el actor sostiene que existieron irregularidades graves en casilla el día de la jornada electoral, no basta con manifestarlo, sino que es necesario que se acrediten plenamente los actos que las integran, es decir, las circunstancias de lugar, tiempo y modo en que se llevaron a cabo, como para estar en condiciones de establecer, si éstas fueron determinantes para el resultado de la votación, pues debe de tener la certeza jurídica necesaria para establecer si los hechos realizados actualizan o no la causal de nulidad prevista por la fracción XI del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero."

Expediente TEE/SI/JIN/017/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SI/JIN/009/99 y TEE/SI/JIN/010/99 (Acumulados). Partidos Políticos de la Revolución Democrática y Revolucionario Institucional. Fecha 1/XI/99.

"CAUSAL GENÉRICA, REQUISITOS PARA SU ACREDITACION. Para acreditar en autos la causal genérica consistente en la existencia de irregularidades graves durante la jornada electoral o en las actas de jornada electoral, es necesario que se reúnan los siguientes elementos; a) Que existan irregularidades graves plenamente acreditadas; b) Que no sean reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y computo; c) Que en forma evidente pongan en duda la certeza de la votación; y, d) Que sea determinante para el resultado existente. De donde se infiere que la irregularidad grave se traduzca en una violación a la Ley Electoral que repercuta y a su vez sea determinante con el resultado de la votación, asimismo que no se haya reparado la irregularidad en su momento por causas que impedían su resarcimiento; pero sobre todo como cuestión primordial deben concentrarse plenamente acreditadas; esto es, que existan medios de prueba fehacientes que conduzcan a la certeza de su existencia."

Expediente TEE/SII/JIN/006/99. Partido Revolucionario Institucional. Fecha 25/X/99.

"CAUSAL GENÉRICA, REQUISITOS PARA SU ACREDITACION. Para acreditar en autos la causal genérica consistente en la existencia de irregularidades graves durante la jornada electoral o en las actas de jornada electoral, es necesario que se reúnan los siguientes elementos; a) Que existan irregularidades graves plenamente acreditadas; b) Que no sean reparables durante la jornada electoral o en las actas de escrutinio y cómputo; c) Que en forma evidente pongan en duda la certeza de la votación; y, d) Que sea determinante para el resultado existente. De donde se infiere que la irregularidad grave se traduzca en una violación a la Ley Electoral que repercuta y a su vez sea determinante con el resultado de la votación, asimismo que no se haya reparado la irregularidad en su momento por causas que impedían su resarcimiento; pero sobre todo como cuestión primordial deben concentrarse plenamente acreditadas; esto es, que existan medios de prueba fehacientes que conduzcan a la certeza de su existencia."

Expediente TEE/SII/JIN/006/99. Partido Revolucionario Institucional. Fecha 25/X/99

A contrario sensu, me permito ofrecer las siguientes tesis jurisprudenciales:

"ACTA DE JUEZ DE PAZ MUNICIPAL. CARECE DE VALOR PROBATORIO SI NO REUNE LOS REQUISITOS DE LOS ARTÍCULOS 18 y 20 DE LA LEY PROCESAL ELECTORAL DEL ESTADO. El acta expedida por el Juez de Paz Municipal, carece de eficacia probatoria plena, toda vez que de la valoración hecha bajo las reglas de la lógica, la sana crítica y de la experiencia, en términos de los artículos 18 y 20 de la Ley Procesal Electoral del Estado, en la declaración de Elpidio Agustín Ayala, no se hace constar que se haya identificado con ningún documento oficialmente permitido, como pudo haber sido su credencial de elector con fotografía; quien tampoco proporcionó sus datos personales para que de su dicho exista credibilidad; mucho menos lo hizo el señor Salomón De Dios Esteban; en la inteligencia, de que ninguna de estas personas fueron protestadas bajo los término legales, ni se asentó la razón de sus dichos para que se ponga en evidencia, si lo que afirmaron ante el funcionario judicial investido de fe pública en el día de la jornada electoral, sea factible concederle certidumbre."

Expedientes TEE/SIV/JIN/003/99 y TEE/SIV/013/99 (Acumulados). Partido Revolucionario Institucional. Fecha 22/X/99.

A contrario sensu, me permito ofrecer las siguientes tesis jurisprudenciales:

"ACTA DE JUEZ DE PAZ MUNICIPAL. CARECE DE VALOR PROBATORIO SI NO REÚNE LOS REQUISITOS DE LOS ARTÍCULOS 18 y 20 DE LA LEY PROCESAL ELECTORAL DEL ESTADO. El acta expedida por el Juez de Paz Municipal, carece de eficacia probatoria plena, toda vez que de la valoración hecha bajo las reglas de la lógica, la sana crítica y de la experiencia, en términos de los artículos 18 y 20 de la Ley Procesal Electoral del Estado, en la declaración de Elpidio Agustín Ayala, no se hace constar que se haya identificado con ningún documento oficialmente permitido, como pudo haber sido su credencial de elector con fotografía; quien tampoco proporcionó sus datos personales para que de su dicho exista credibilidad; mucho menos lo hizo el señor Salomón De Dios Esteban; en la inteligencia, de que ninguna de estas personas fueron protestadas bajo los término legales, ni se asentó la razón de sus dichos para que se ponga en evidencia, si lo que afirmaron ante el funcionario judicial investido de fe pública en el día de la jornada electoral, sea factible concederle certidumbre."

Expedientes TEE/SIV/JIN/003/99 y TEE/SIV/013/99 (Acumulados). Partido Revolucionario Institucional. Fecha 22/X/99.

"ACTA LEVANTADA ANTE JUEZ DE PAZ MUNICIPAL. CARECE DE VALOR PROBATORIO CUANDO EL SUPUESTO DECLARÓ EN DIAS POSTERIORES A LA JORNADA ELECTORAL. Examinadas que fueron las documentales judiciales, se llega a la certeza de que tales actuaciones no reúnen los requisitos de certeza, en virtud de que los presuntos declarantes comparecieron a cinco, siete y ocho días, respectivamente, después del desarrollo de la jornada electoral, lo cual demerita verosimilitud a sus afirmaciones, tomando en cuenta que narraron hechos acaecidos supuestamente en días previos a la jornada electoral, de ahí que no sean dignos de crédito, pues tuvieron bastantes días para haber denunciado los hechos que consideran como actos de proselitismo electoral; no señalaron la razón que les impidió hacerlo de inmediato, como tampoco por qué lo hicieron hasta varios días después de conocer los resultado de las elecciones. Además, la gran mayoría de los denunciantes no se identificaron legalmente para conocer con exactitud su identidad personal y de esta manera poder atender sus atestados. Las personas que depusieron ante la autoridad judicial, no precisaron las casillas donde se desplegaron aquellos hechos de coacción moral o psicológica; ante esa omisión, no es razonablemente atendible el contenido de las descritas documentales: por ende, no genera convicción en el ánimo del juzgador. En esta virtud, se concluye que no se actualiza la causal de nulidad invocada, quedando firme la votación recibida en las casillas controvertidas."

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/XI/99.

"ACTA LEVANTADA ANTE JUEZ DE PAZ MUNICIPAL. CARECE DE VALOR PROBATORIO CUANDO EL SUPUESTO DECLARÓ EN DÍAS POSTERIORES A LA JORNADA ELECTORAL. Examinadas que fueron las documentales judiciales, se llega a la certeza de que tales actuaciones no reúnen los requisitos de certeza, en virtud de que los presuntos declarantes comparecieron a cinco, siete y ocho días, respectivamente, después del desarrollo de la jornada electoral, lo cual demerita verosimilitud a sus afirmaciones, tomando en cuenta que narraron hechos acaecidos supuestamente en días previos a la jornada electoral, de ahí que no sean dignos de crédito, pues tuvieron bastantes días para haber denunciado los hechos que consideran como actos de proselitismo electoral; no señalaron la razón que les impidió hacerlo de inmediato, como tampoco por qué lo hicieron hasta varios días después de conocer los resultados de las elecciones. Además, la gran mayoría de los denunciantes no se identificaron legalmente para conocer con exactitud su identidad personal y de esta manera poder atender sus atestados. Las personas que depusieron ante la autoridad judicial, no precisaron las casillas donde se desplegaron aquellos hechos de coacción moral o psicológica; ante esa omisión, no es razonablemente atendible el contenido de las descritas documentales: por ende, no genera convicción en el ánimo del juzgador. En esta virtud, se concluye que no se actualiza la causal de nulidad invocada, quedando firme la votación recibida en las casillas controvertidas."

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/XI/99.

"ACTAS MINISTERIALES Y JUDICIALES. NO SON APTAS PARA GENERAR CONVICCIÓN EN EL JUZGADOR, CUANDO NO SE AJUSTAN CON LAS EXIGENCIAS DEL ARTÍCULO 18 PÁRRAFO SEGUNDO, FRACCIONES III Y IV DE LA LEY DEL SISTEMA DE MEDIOS DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL DEL ESTADO. En lo concerniente a las actas ministeriales y judiciales, las cuales no son aptas para generar convicción en el ánimo del juzgador, ya que todas ellas se refieren a declaraciones de personas que supuestamente presenciaron directa o indirectamente los hechos constitutivos de proselitismo a favor del partido tercero interesado, en días previos y en el mismo día de la jornada electoral; por otra parte, las personas que rindieron sus declaraciones, en su gran mayoría no se identificaron con algún documento oficial y de esa manera conocer su identidad para poder darle certeza a sus manifestaciones; no manifestaron las razones que tuvieron para no haber declarado inmediatamente cuando tuvieron conocimiento de los hechos que con posterioridad a la jornada electoral los hicieron notar ministerialmente, luego entonces, ante estas ambigüedades, no es posible obtener unidad de certeza en sus deposiciones, todo lo cual impide concederles valor probatorio alguno a dichas documentales. En base a lo razonado, no se actualiza la causal de nulidad invocada por el partido político accionante."

Expediente TEE/SIV/JIN/024/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

"ACTAS MINISTERIALES Y JUDICIALES. NO SON APTAS PARA GENERAR CONVICCIÓN EN EL JUZGADOR, CUANDO NO SE AJUSTAN CON LAS EXIGENCIAS DEL ARTÍCULO 18 PÁRRAFO SEGUNDO, FRACCIONES III Y IV DE LA LEY DEL SISTEMA DE MEDIOS DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL DEL ESTADO. En lo concerniente a las actas ministeriales y judiciales, las cuales no son aptas para generar convicción en el ánimo del juzgador, ya que todas ellas se refieren a declaraciones de personas que supuestamente presenciaron directa o indirectamente los hechos constitutivos de proselitismo a favor del partido tercero interesado, en días previos y en el mismo día de la jornada electoral; por otra parte, las personas que rindieron sus declaraciones, en su gran mayoría no se identificaron con algún documento oficial y de esa manera conocer su identidad para poder darle certeza a sus manifestaciones; no manifestaron las razones que tuvieron para no haber declarado inmediatamente cuando tuvieron conocimiento de los hechos que con posterioridad a la jornada electoral los hicieron notar ministerialmente, luego entonces, ante estas ambigüedades, no es posible obtener unidad de certeza en sus deposiciones, todo lo cual impide concederles valor probatorio alguno a dichas documentales. En base a lo razonado, no se actualiza la causal de nulidad invocada por el partido político accionante."

Expediente TEE/SIV/JIN/024/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

"APERTURA DE PAQUETE ELECTORAL. NO PROCEDE CUANDO EL PARTIDO POLÍTICO ENJUICIANTE OMITE PRECISAR LA CASILLA SOBRE LA QUE VERSARÁ LA REPOSICIÓN DEL PROCEDIMIENTO DE ESCRUTINIO Y CÓMPUTO. Se precisa al partido demandante, que lo solicitado en su escrito de juicio de inconformidad de fecha diez de octubre del año actual, no ha lugar efectuar la reposición del procedimiento de cómputo, previsto en el artículo 220, inciso c) del Código Electoral del Estado, por principio de cuentas, porque no indica la casilla específica en la que deba efectuarse el desahogo de ese procedimiento; como tampoco existen razones suficientes para poder abrir algún paquete electoral y contabilizar los votos y boletas inutilizadas existentes en él. Esto es así, porque el artículo 220, inciso c) invocado, en lo conducente establece lo siguiente: "... Si los resultados de las actas no coinciden, o se detectaren alteraciones evidentes en las actas que generen duda fundada sobre el resultado de la elección en la casilla, no existiere el acta de escrutinio y cómputo en el expediente de la casilla ni obrare en poder del presidente del consejo se procederá a realizar nuevamente el escrutinio y cómputo de la casilla, levantándose el acta correspondiente..." De lo anterior, conforme a una interpretación sistemática y funcional del precepto legal en comento, es exigencia sine qua non que el doliente precise la casilla que pretende revisarse en vía de reposición del procedimiento de escrutinio y cómputo, para escudriñar sus respectivas actas de la jornada electoral y el de escrutinio y cómputo, de esa manera poder llegar a la certeza si existen discrepancias o alteraciones evidentes que generen duda fundada sobre el resultado de la elección en la casilla; o bien que no existiere el acta de escrutinio y cómputo en el expediente de la casilla o no obrare en poder del presidente del consejo; sólo cuando se actualicen alguna o varias de las circunstancias mencionadas, opera la apertura de un paquete electoral. De otra forma, si no se colman esos requisitos, lo solicitado por el partido enjuiciante, resulta inatendible."

Expediente TEE/SIV/JIN/003/99 y TEE/SIV/JIN/013/99 (ACUMULADOS). Partido Revolucionario Institucional, Fecha 22/X/99.

"APERTURA DE PAQUETE ELECTORAL. NO PROCEDE CUANDO EL PARTIDO POLÍTICO ENJUICIANTE OMITE PRECISAR LA CASILLA SOBRE LA QUE VERSARÁ LA REPOSICIÓN DEL PROCEDIMIENTO DE ESCRUTINIO Y CÓMPUTO. Se precisa al partido demandante, que lo solicitado en su escrito de juicio de inconformidad de fecha diez de octubre del año actual, no ha lugar efectuar la reposición del procedimiento de cómputo, previsto en el artículo 220, inciso c) del Código Electoral del Estado, por principio de cuentas, porque no indica la casilla específica en la que deba efectuarse el desahogo de ese procedimiento; como tampoco existen razones suficientes para poder abrir algún paquete electoral y contabilizar los votos y boletas inutilizadas existentes en él. Esto es así, porque el artículo 220, inciso c) invocado, en lo conducente establece lo siguiente: "... Si los resultados de las actas no coinciden, o se detectaren alteraciones evidentes en las actas que generen duda fundada sobre el resultado de la elección en la casilla, no existiere el acta de escrutinio y cómputo en el expediente de la casilla ni obrare en poder del presidente del consejo se procederá a realizar nuevamente el escrutinio y cómputo de la casilla, levantándose el acta correspondiente..." De lo anterior, conforme a una interpretación sistemática y funcional del precepto legal en comento, es exigencia sine qua non que el doliente precise la casilla que pretende revisarse en vía de reposición del procedimiento de escrutinio y cómputo, para escudriñar sus respectivas actas de la jornada electoral y el de escrutinio y cómputo, de esa manera poder llegar a la certeza si existen discrepancias o alteraciones evidentes que generen duda fundada sobre el resultado de la elección en la casilla; o bien que no existiere el acta de escrutinio y cómputo en el expediente de la casilla o no obrare en poder del presidente del consejo; sólo cuando se actualicen alguna o varias de las circunstancias mencionadas, opera la apertura de un paquete electoral. De otra forma, si no se colman esos requisitos, lo solicitado por el partido enjuiciante, resulta inatendible."

Expediente TEE/SIV/JIN/003/99 y TEE/SIV/JIN/013/99 (ACUMULADOS). Partido Revolucionario Institucional, Fecha 22/X/99.

"IRREGULARIDADES GRAVES. EL ACCIONANTE DEBE PROBAR LAS CIRCUNSTANCIAS DE MODO, TIEMPO, Y LUGAR EN QUE PUDIERON DESARROLLARSE, PARA QUE SE ACTUALICE LA CAUSAL ALEGADA. Después de justipreciar las pruebas existentes en autos, como son las documentales públicas valoradas con antelación, acta de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo, se llega a la certeza de que no le asiste la razón al partido político promovente, porque no existe ninguna evidencia que demuestre la materialización de irregularidades graves no reparables en el día de la jornada electoral, máxime que, hace uso de argumentos que expresó para otras distintas causales de nulidad, que ya fueron analizadas en otros párrafos precedentes; desde otra óptica, no señala con toda precisión cuáles son los hechos constitutivos de la causal de nulidad invocada, pues no se debe perder de vista que el accionante se encuentra obligado a demostrar las circunstancias de lugar, modo y tiempo, en que pudieron desarrollarse las alegadas irregularidades graves. Ante la incomprobación de su señalamiento, se concluye que no se actualiza la causal de nulidad que sustenta la impugnación de la votación recibida en la casilla controvertida."

Expediente TEE/SIV/JIN/024/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/004/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 29/X/99

Expediente TEE/SIV/JIN/005/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/009/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/010/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/020/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 7/X/99.

"IRREGULARIDADES GRAVES. EL ACCIONANTE DEBE PROBAR LAS CIRCUNSTANCIAS DE MODO, TIEMPO, Y LUGAR EN QUE PUDIERON DESARROLLARSE, PARA QUE SE ACTUALICE LA CAUSAL ALEGADA.- Después de justipreciar las pruebas existentes en autos, como son las documentales públicas valoradas con antelación, acta de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo, se llega a la certeza de que no le asiste la razón al partido político promovente, porque no existe ninguna evidencia que demuestre la materialización de irregularidades graves no reparables en el día de la jornada electoral, máxime que, hace uso de argumentos que expresó para otras distintas causales de nulidad, que ya fueron analizadas en otros párrafos precedentes; desde otra óptica, no señala con toda precisión cuáles son los hechos constitutivos de la causal de nulidad invocada, pues no se debe perder de vista que el accionante se encuentra obligado a demostrar las circunstancias de lugar, modo y tiempo, en que pudieron desarrollarse las alegadas irregularidades graves. Ante la incomprobación de su señalamiento, se concluye que no se actualiza la causal de nulidad que sustenta la impugnación de la votación recibida en la casilla controvertida."

Expediente TEE/SIV/JIN/024/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 22/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/004/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 29/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/005/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/009/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/010/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/019/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 31/X/99.

Expediente TEE/SIV/JIN/020/99. Partido de la Revolución Democrática. Fecha 7/X/99.

Debo precisar que no se pretende que esta autoridad, desatienda la norma establecida, pero como ya se dijo si este artículo se contrapone a la supremacía de la Ley, además coarte el derecho a que se administre justicia, por ello creo que es de sabios aceptar que el artículo 55 de la Ley del Sistema Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, es inconstitucional y que coarta el derecho de acceder a que se administre justicia, razón por la cual se debe de revocar la resolución que se recurre, y de esta forma los Tribunales Electorales sigan siendo garantes de administrar justicia pronta y expedita, privilegiando la razón y el derecho a que se administre justicia...

Debo precisar que no se pretende que esta autoridad, desatienda la norma establecida, pero como ya se dijo si este artículo se contrapone a la supremacía de la Ley, además coarte el derecho a que se administre justicia, por ello creo que es de sabios aceptar que el artículo 55 de la Ley del Sistema Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, es inconstitucional, existiendo una laguna legal que impide poder resolver este asunto en particular, estando en la peculiaridad del hecho de no poder cumplir con el requisito de la existencia de los propios de procedibilidad multicitados en el cuerpo de los libelos, en el sentido de que como ya se dijo y en referencia a la casilla 0793 básica, el representante ante ella de la alianza que represento estuvo en la imposibilidad material de cumplir con el requisito aludido, y que coarta el derecho de acceder a que se administre justicia, razón por la cual se debe de revocar la resolución que se recurre, y de esta forma los Tribunales Electorales sigan siendo garantes de administrar justicia pronta y expedita, privilegiando la razón y el derecho a que se administre justicia...

Tercer agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos", a la cual represento, la sentencia que se combate, porque en forma ilegal y apartándose de toda lógica jurídica y de lo que preceptúan los artículos 8, 14, 16 y 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, declaró el sobreseimiento del juicio de inconformidad, que hice valer para impugnar la nulidad de las casillas números 0791-básica, 0792-básica, 0793-básica y 0800 básica, no obstante de que las pruebas que aporté en el juicio de inconformidad, justifican las causales de nulidad que prevé el artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Tercer agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos", a la cual represento, la resolución que se combate, porque en forma ilegal y apartándose de toda lógica jurídica y de lo que preceptúan los artículos 8, 14, 16 y 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, decretó el desechamiento del recurso de reconsideración, que hice valer para impugnar la nulidad de las casillas números 0791 básica, 0792 básica, 0793 básica y 0800 básica, no obstante de que las pruebas que aporté en el juicio de inconformidad, justifican las causales de nulidad que prevé el artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Cuarto agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos", el hecho de que la autoridad señalada como responsable dejó de estudiar y valorar que el Consejo Municipal Electoral pasó por alto que el Partido de la Revolución Democrática, indujo al voto a los electores mediante presiones físicas y morales, como el hecho de haber personas armadas en la casilla electoral, haber rechazado a nuestro representante y haber realizado el escrutinio y cómputo en un lugar apartado al día siguiente de la elección y haber manipulado los votos favoreciendo al Partido de la Revolución Democrática, así como haber permitido que los jefes de familia votaran por sus esposas e hijos, todas estas causales de nulidad se configuran por lo que este Tribunal debe declarar la nulidad y proceder al cómputo de las restantes casillas por ser esta la única pero determinante por sus efectos sobre toda la elección municipal, hechos que indiscutiblemente son contrarios al espíritu de la Legislación Electoral y como consecuencia se viola en agravio del candidato de la alianza que represento en el artículo 79, fracciones III, VI, VIII, IX y XI de la Ley de Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero número 144, así como los artículos 190 al 198 en los cuales se tipifican los delitos electorales del Código Penal del Estado de Guerrero. Violando en agravio de mi representada la siguiente jurisprudencia, que a la letra dice: (sic)

Cuarto agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos", el hecho de que la autoridad señalada como responsable dejó de estudiar y valorar que el Consejo Municipal Electoral pasó por alto que el Partido de la Revolución Democrática, indujo al voto a los electores mediante presiones físicas y morales, como el hecho de haber personas armadas en la casilla electoral, haber rechazado a nuestro representante y haber realizado el escrutinio y cómputo en un lugar apartado al día siguiente de la elección y haber manipulado los votos favoreciendo al Partido de la Revolución Democrática, así como haber permitido que los jefes de familia votaran por sus esposas e hijos, todas estas causales de nulidad se configuran por lo que este Tribunal debe declarar la nulidad y proceder al cómputo de las restantes casillas por ser ésta la única pero determinante por sus efectos sobre toda la elección municipal, hechos que indiscutiblemente son contrarios al espíritu de la legislación electoral y como consecuencia se viola en agravio del candidato de la alianza que represento en el artículo 79, fracciones III, VI, VIII, IX y XI de la Ley de Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero número 144, así como los artículos 190 al 198 en los cuales se tipifican los delitos electorales del Código Penal del Estado de Guerrero.

Quinto agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos", los actos de la autoridad que he señalado como responsable, en virtud de que no tomó en cuenta y dejó de estudiar y valorar que los funcionarios electorales que integraron la mesa directiva de la casilla 0793 básica, y que el cómputo que se combate por este medio legal fue producto de un fraude ejercido por medio de medios violentos y contrarios al espíritu de la democracia y al contenido de la ley que por su sola demostración hacen manifiesto que la nulidad de la casilla debe ser un acto no condicionado mas que a la demostración de los actos ilícitos que produjeron un cómputo viciado a favor de un partido independientemente de las sanciones penales de los autores directos de los actos. A contrario sensu, en relación a la sí aportación de probanzas suficientes, me permito ofrecer las siguientes tesis:

Quinto agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos", los actos de la autoridad que he señalado como responsable, en virtud de que no tomó en cuenta y dejó de estudiar y valorar que los funcionarios electorales que integraron la mesa directiva de la casilla 0793 básica, y que el cómputo que se combate por este medio legal fue producto de un fraude ejercido por medio de medios violentos y contrarios al espíritu de la democracia y al contenido de la ley que por su sola demostración hacen manifiesto que la nulidad de la casilla debe ser un acto no condicionado más que a la demostración de los actos ilícitos que produjeron un cómputo viciado a favor de un partido independientemente de las sanciones penales de los autores directos de los actos. A contrario sensu, en relación a la sí aportación de probanzas suficientes, me permito ofrecer las siguientes tesis:

70. "EJERCER VIOLENCIA FÍSICA O PRESION SOBRE LOS MIEMBROS DE LA MESA DIRECTIVA DE CASILLA O SOBRE LOS ELECTORES Y SIEMPRE QUE ESOS HECHOS SEAN DETERMINANTES PARA EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN. CUANDO NO SE CONFIGURA LA CAUSAL DE NULIDAD. Si en las copias certificadas de las hojas de incidentes, de las actas de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo, se señalan hechos que pudieran guardar relación con actos de presión sobre el electorado o los integrantes de la mesa directiva de casilla, pero sin precisar circunstancias de modo, lugar y tiempo que permitan deducir si los actos de presión consistentes en la realización de proselitismo el día de la jornada electoral son determinantes para el resultado de la votación, por ser demasiado genéricos los términos que se emplean en las documentales públicas de referencia, es claro que las Salas del Tribunal Federal Electoral deben desestimar el agravio y tener por no acreditada la causal de nulidad prevista en el artículo 287, párrafo I, inciso i) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, máxime cuando los representantes de los partidos políticos no firmaron bajo protesta las referidas actas, o cuando habiéndolo hecho, no expresan cuál es la razón de la misma o el incidente que la motiva, absteniéndose de aportar otra prueba para acreditar sus afirmaciones."

SC-I-RIN-194/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 5-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-191/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 14-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-218/94 Partido de la Revolución Democrática. 14-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-193/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 21-X-94. Unanimidad de votos...

70. "EJERCER VIOLENCIA FÍSICA O PRESIÓN SOBRE LOS MIEMBROS DE LA MESA DIRECTIVA DE CASILLA O SOBRE LOS ELECTORES Y SIEMPRE QUE ESOS HECHOS SEAN DETERMINANTES PARA EL RESULTADO DE LA VOTACIÓN. CUANDO NO SE CONFIGURA LA CAUSAL DE NULIDAD. Si en las copias certificadas de las hojas de incidentes, de las actas de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo, se señalan hechos que pudieran guardar relación con actos de presión sobre el electorado o los integrantes de la mesa directiva de casilla, pero sin precisar circunstancias de modo, lugar y tiempo que permitan deducir si los actos de presión consistentes en la realización de proselitismo el día de la jornada electoral son determinantes para el resultado de la votación, por ser demasiado genéricos los términos que se emplean en las documentales públicas de referencia, es claro que las Salas del Tribunal Federal Electoral deben desestimar el agravio y tener por no acreditada la causal de nulidad prevista en el artículo 287, párrafo I, inciso i) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, máxime cuando los representantes de los partidos políticos no firmaron bajo protesta las referidas actas, o cuando habiéndolo hecho, no expresan cuál es la razón de la misma o el incidente que la motiva, absteniéndose de aportar otra prueba para acreditar sus afirmaciones."

SC-I-RIN-194/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 5-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-191/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 14-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-218/94 Partido de la Revolución Democrática. 14-X-94. Unanimidad de votos.

SC-I-RIN-193/94 y Acumulado. Partido de la Revolución Democrática. 21-X-94. Unanimidad de votos...

Octavo agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" que represento, el hecho de que la autoridad señalada como responsable no estudió ni valoró las pruebas siguientes:

I. Las documentales públicas consistentes en:

A. El acta de la jornada electoral de fecha seis de octubre del año dos mil dos, en donde es puede observar que a pesar de que no permitieron a nuestro representante estar presente en la casilla y fue retirado con violencia de ella, aparece una firma que no es la suya para tratar de validar el acto ilícito que se cometió en la casilla 0793 básica, como fue la manipulación de los votos y votar una persona por otra, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

Octavo agravio. También le causa agravios a la Coalición "Alianza para Todos" que represento, el hecho de que la autoridad señalada como responsable no estudió ni valoró las pruebas siguientes:

I. Las documentales públicas consistentes en:

A. El acta de la jornada electoral de fecha seis de octubre del año dos mil dos, en donde es puede observar que a pesar de que no permitieron a nuestro representante estar presente en la casilla y fue retirado con violencia de ella, aparece una firma que no es la suya para tratar de validar el acto ilícito que se cometió en la casilla 0793 básica, como fue la manipulación de los votos y votar una persona por otra, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

B. El acta de escrutinio y cómputo de casilla 0793 básica, misma que fue alterada pues el señor Austreberto Rivera Benito, nuestro representante no fue aceptado y obligado con violencia a retirarse de ella, no obstante aparece una firma que no es la suya para tratar de validar el acto ilícito que se cometió en la casilla 0793 básica, como fue la manipulación de los votos y votar una persona por otra, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero. Esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración..

C. El acta circunstanciada del Consejo Municipal Electoral de fecha nueve de octubre del año dos mil dos que debe fundar entra otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero. Esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

B. El acta de escrutinio y cómputo de casilla 0793 básica, misma que fue alterada pues el señor Austreberto Rivera Benito, nuestro representante no fue aceptado y obligado con violencia a retirarse de ella, no obstante aparece una firma que no es la suya para tratar de validar el acto ilícito que se cometió en la casilla 0793 básica, como fue la manipulación de los votos y votar una persona por otra, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero. Esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

C. El acta circunstanciada del Consejo Municipal Electoral de fecha nueve de octubre del año dos mil dos que debe fundar entra otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero. Esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

II. Las documentales privadas consistentes en:

A. La testimonial de los señores Jorge Sánchez Gutiérrez, Isaías Sánchez Gutiérrez y Eliseo Montaño Peñalosa, testigos que presenciaron cuando a la una hora del día siete de octubre se manipulaban en un lugar distinto a la casilla electoral el paquete y boletas electorales, favoreciendo a un partido político, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

B. La testimonial de los señores Flaviano Vargas Sánchez, y Eliseo Montaño Peñalosa, quienes fueron testigos de que nuestro representante Austreberto Benito Rivera fue rechazado y no admitido en la casilla electoral en donde había personas armadas del Partido de la Revolución Democrática, no obstante se le falsifica su firma para tratar de justificar su presencia y simular aceptación sin que exista por parte de alianza y sus militantes, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

II. Las documentales privadas consistentes en:

A. La testimonial de los señores Jorge Sánchez Gutiérrez, Isaías Sánchez Gutiérrez y Eliseo Montaño Peñalosa, testigos que presenciaron cuando a la una hora del día siete de octubre se manipulaban en un lugar distinto a la casilla electoral el paquete y boletas electorales, favoreciendo a un partido político, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

B. La testimonial de los señores Flaviano Vargas Sánchez y Eliseo Montaño Peñalosa, quienes fueron testigos de que nuestro representante Austreberto Benito Rivera fue rechazado y no admitido en la casilla electoral en donde había personas armadas del Partido de la Revolución Democrática, no obstante se le falsifica su firma para tratar de justificar su presencia y simular aceptación sin que exista por parte de la alianza y sus militantes, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios del juicio de revisión constitucional electoral.

C. La acreditación como representante de casilla en la población de "El Capadero" 0793 básica, del señor Austreberto Rivera Benito, y que no fue admitido y expulsado con amenaza de violencia de la casilla para que los funcionarios pudieran alterar los resultados a favor del Partido de la Revolución Democrática, acreditación que contiene el nombre, firma y que autorizada por el consejo municipal no le fue recibida y no obstante después "aparece" una firma que no es suya en las actas de la jornada electoral, escrutinio y cómputo, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

D. La copia certificada de la credencial para votar con fotografía del señor Austreberto Rivera Benito, en la cual se puede observar sus generales y su firma y que no ésta coincide con la que fue falsificada en las actas electorales que se exhiben y que se pide se coteje con el original pues estos demuestran manipulación del paquete y boletas electorales entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

C. La acreditación como representante de casilla en la población de "El Capadero" 0793 básica, del señor Austreberto Rivera Benito, y que no fue admitido y expulsado con amenaza de violencia de la casilla para que los funcionarios pudieran alterar los resultados a favor del Partido de la Revolución Democrática, acreditación que contiene el nombre, firma y que autorizada por el consejo municipal no le fue recibida y no obstante después "aparece" una firma que no es suya en las actas de jornada electoral, escrutinio y cómputo, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

D. La copia certificada de la credencial para votar con fotografía del señor Austreberto Rivera Benito, en la cual se puede observar sus generales y su firma y que ésta no coincide con la que fue falsificada en las actas electorales que se exhiben y que se pide se coteje con el original pues estos actos demuestran manipulación del paquete y boletas electorales entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

E. El escrito de protesta firmado por el representante de esta Alianza para Todos, debidamente ratificada ante el Juez de paz, toda vez que no quiso ser recibida por los funcionarios de casilla, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

F. El escrito de incidentes firmado por el señor Austreberto Rivera Benito, debidamente ratificada ante el Juez de Paz toda vez que no quiso ser recibida por los funcionarios de casilla, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

G. La testimonial de los señores Timoteo Bravo León y Semel Bravo Solano quienes fueron testigos de las irregularidades como son que existencia de propaganda en la casilla 800 básica, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

E. El escrito de protesta firmado por el representante de esta Alianza para Todos, debidamente ratificada ante el Juez de Paz, toda vez que no quiso ser recibida por los funcionarios de casilla, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

F. El escrito de incidentes firmado por el señor Austreberto Rivera Benito, debidamente ratificada ante el Juez de Paz toda vez que no quiso ser recibida por los funcionarios de casilla, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

G. La testimonial de los señores Timoteo Bravo León y Semel Bravo Solano quienes fueron testigos de las irregularidades como son la existencia de propaganda en las casillas 0800 básica, entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

H. El escrito de protesta e incidentes, de la sección 800 básica, que tiene adjunta el escrito de incidentes y dos fotografías en donde se observa las violaciones a la ley electoral, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

III. La inspección judicial consistente en que este Tribunal Electoral debe cotejar las actas de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo en la que debe de observarse la firma que se atribuye al C. Austreberto Rivera Benito, comparándola con la firma que se contiene en la acreditación original que se exhibe como prueba así como con el original de la credencial con fotografía, al efecto este Tribunal debe de determinar la fecha lugar y hora en donde se haya de practicar dicha prueba, hacer las anotaciones que su fe judicial resulte a consecuencia de la simple comparación, y en caso de duda o ante la mención que esta practica solo puede practicarse por peritos en la materia ordenar su práctica a través de perito asignado de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitucional Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

H. El escrito de protesta e incidentes, de la sección 800 básica, que tiene adjunta el escrito de incidentes y dos fotografías en donde se observa las violaciones a la ley electoral, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

III. La inspección judicial consistente en que este Tribunal Electoral debe cotejar las actas de la jornada electoral y de escrutinio y cómputo en la que debe de observarse la firma que se atribuye al ciudadano Austreberto Rivera Benito, comparándola con la firma que se contiene en la acreditación original que se exhibe como prueba así como con el original de la credencial con fotografía, al efecto este Tribunal debe de determinar la fecha, lugar y hora en donde se haya de practicar dicha prueba, hacer las anotaciones que su fe judicial resulte a consecuencia de la simple comparación, y en caso de duda o ante la mención que esta práctica sólo puede practicarse por peritos en la materia ordenar su práctica a través de perito asignado de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitucional Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

IV. La inspección judicial del lugar descrito por los testigos Jorge Sánchez Gutiérrez, Salomón Espino Sánchez e Isaías Sánchez Gutiérrez, en donde pueda corroborarse si el lugar que describen en sus declaraciones en que afirman que se dio la manipulación del paquete electoral, corresponde a la descripción, y en dicha práctica debe de realizarse un acta circunstanciada en la que se describa; la distancia desde donde afirman los testigos vieron los hechos, el lugar en donde estos estuvieron cuando vieron los hechos, los lugares en donde estaban las personas que dicen identificar, el lugar donde se encontraba el paquete electoral, si el lugar corresponde con la descripción contenida en su declaración, esta prueba se debe realizar en la fecha y hora que este Tribunal señale y ante la presencia de los funcionarios y peritos que considere nombrar, toda vez que el suscrito afirma que los hechos fueron ciertos y que se realizaron tal y como narran los testigos por haberlos presenciado, en caso de duda o ante la mención que esta práctica solo puede practicarse por peritos en la materia ordenar su práctica a través de perito asignado de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración..

IV. La inspección judicial del lugar descrito por los testigos Jorge Sánchez Gutiérrez. Salomón Espino Sánchez e Isaías Sánchez Gutiérrez, en donde pueda corroborarse si el lugar que describen en sus declaraciones en que afirman que se dio la manipulación del paquete electoral, corresponde a la descripción, y en dicha práctica debe de realizarse un acta circunstanciada en la que se describa; la distancia desde donde afirman los testigos vieron los hechos, el lugar en donde éstos estuvieron cuando vieron los hechos, los lugares en donde estaban las personas que dicen identificar, el lugar donde se encontraba el paquete electoral, si el lugar corresponde con la descripción contenida en su declaración, esta prueba se debe realizar en la fecha y hora que este Tribunal señale y ante la presencia de los funcionarios y peritos que considere nombrar, toda vez que el suscrito afirma que los hechos fueron ciertos y que se realizaron tal y como narran los testigos por haberlos presenciado, en caso de duda o ante la mención que esta práctica sólo puede practicarse por peritos en la materia ordenar su práctica a través de perito asignado de la Dirección de Servicios Periciales de la Procuraduría General de Justicia, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

V. La pericial en materia de caligrafía y grafoscopía, a cargo del perito que este Tribunal nos designe tanto de sus elementos como de la Dirección de Servicios Periciales, toda vez que esta prueba tiene por objeto que se comparen los rasgos de la escritura y trazos y curvas de la firma que se atribuye a Austreberto Rivera Benito, y que esta parte afirma que es falsa por no haberla puesto esta persona sino otra distinta, al efecto este Tribunal debe señalar fecha y hora y personal calificado en esta materia técnica para la realización de las pruebas a base de fotografía ampliada tomada de los originales de las actas de jornada electoral y escrutinio y cómputo de la casilla 793 básica del "Capadero" Municipio de Coahuayutla, y que se debe de tomar como firma a confrontar la que se encuentra asentada en la acreditación ante dicha mesa de nuestro representante y de la credencial original con fotografía asimismo debe compararse con la escritura de su nombre y firma que asistente personal y directamente ante los peritos y personal de este Juzgado el señor Austreberto Rivera Benito, y hecho lo anterior emitir dictamen pericial para que sea valorado en justicia por este Tribunal en su sala correspondiente, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

V. La pericial en materia de caligrafía y grafoscopía, a cargo del perito que este Tribunal nos designe tanto de sus elementos como de la Dirección de Servicios Periciales, toda vez que esta prueba tiene por objeto que se comparen los rasgos de la escritura y trazos y curvas de la firma que se atribuye a Austreberto Rivera Benito, y que esta parte afirma que es falsa por no haberla puesto esta persona sino otra distinta, al efecto este Tribunal debe señalar fecha y hora y personal calificado en esta materia técnica para la realización de las pruebas a base de fotografía ampliada tomada de los originales de las actas de jornada electoral y escrutinio y cómputo de la casilla 793 básica del "Capadero" Municipio de Coahuayutla, y que se debe de tomar como firma a confrontar la que se encuentra asentada en la acreditación ante dicha mesa de nuestro representante y de la credencial original con fotografía asimismo debe compararse con la escritura de su nombre y firma que asiente personal y directamente ante los peritos y personal de este Juzgado el señor Austreberto Rivera Benito, y hecho lo anterior emitir dictamen pericial para que sea valorado en justicia por este Tribunal en su sala correspondiente, toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

VI. La inspección judicial: consistente en la multisolicitada apertura de la casilla 0793 básica, que fuera ubicada en la ranchería denominada El Capadero, cuya fundamentación y motivación para tal efecto, ya han sido exhaustivamente descritos, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

VII. Las presuncionales legales y humanas que se desprenden de las observaciones que realice este Tribunal y que sirva para demostrar los hechos tal y como ocurrieron en la realidad y que deben aplicarse sólo en lo que esta parte le favorezca toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 793 básica y con ello entre demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración.

VI. La inspección judicial: consistente en la multisolicitada apertura de la casilla 0793 básica, que fuera ubicada en la ranchería denominada El Capadero, cuya fundamentación y motivación para tal efecto, ya han sido exhaustivamente descritos, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

VII. Las presuncionales legales y humanas que se desprendan de las observaciones que realice este Tribunal y que sirva para demostrar los hechos tal y como ocurrieron en la realidad y que deben aplicarse sólo en lo que esta parte le favorezca toda vez que en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral.

VIII. La instrumental de actuaciones, que consiste en que este Tribunal debe valorar todos y cada uno de los documentos, elementos y probanzas que obren en el expediente y que deben aplicarse solamente en lo que a esta parte le favorezca, toda vez en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 793 básica y con ello demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este recurso de reconsideración..."

VIII. La instrumental de actuaciones, que consiste en que este Tribunal debe valorar todos y cada uno de los documentos, elementos y probanzas que obren en el expediente y que deben aplicarse solamente en lo que a esta parte le favorezca, toda vez en base al contenido del artículo 17 de la Constitución Federal se pretende demostrar los hechos ilícitos y manipulación de la papelería, paquete y actas del paquete electoral correspondiente a la casilla 0793 básica y con ello entre demostrar entre otras causas de nulidad de la casilla en términos del artículo 79 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación del Estado de Guerrero, esta prueba se relaciona con los hechos y agravios de este juicio de revisión constitucional electoral..."

 

Así las cosas, si como se puso de manifiesto, los motivos de queja externados en el presente juicio, transcritos en el anterior cuadro, son una reiteración de los hechos valer ante la autoridad responsable, ello los torna inoperantes, puesto que, dejan de estar encaminados a poner de manifiesto la antijuridicidad de la decisión impugnada, toda vez que, no están en relación directa e inmediata con las consideraciones que sirven de sustento a la resolución reclamada. Encuentra fundamento lo anterior, en la tesis emitida por esta Sala Superior, que ahora se reitera, cuyo texto publicado en la página 34, de la revista Justicia Electoral, suplemento número 1, año 1997, es el siguiente: "AGRAVIOS EN RECONSIDERACIÓN. SON INOPERANTES SI REPRODUCEN LOS DE INCONFORMIDAD. Son inoperantes los argumentos que se expresen para combatir la sentencia dictada en el juicio de inconformidad mediante recurso de reconsideración cuando sólo constituyen la reproducción textual de los agravios expuestos en primera instancia, en razón de que el cometido legal del recurso de reconsideración consiste en analizar la constitucionalidad y la legalidad de las resoluciones de fondo emitidas en el recurso de inconformidad, y que el medio técnico adecuado para ese objetivo radica en la exposición de argumentos enderezados a demostrar ante el tribunal ad quem que la resolución de primera instancia incurrió en infracciones por sus actitudes y omisiones, en la apreciación de los hechos y de las pruebas, o en la aplicación del derecho, lo cual no se satisface con una mera reiteración de lo manifestado como agravios en el juicio de inconformidad, porque esta segunda instancia no es una repetición o renovación de la primera, sino sólo una continuación de aquélla que se inicia precisamente con la solicitud del ente legitimado en la forma que exija la ley, y la exposición de los motivos fundados que tiene para no compartir la del a quo, estableciéndose así la materia de la decisión entre el fallo combatido, por una parte, y la sentencia impugnada por el otro, y no entre la pretensión directa del partido que fue actor, frente al acto de la autoridad electoral.".

Por otro lado, son infundados los motivos de queja en los que se afirma que la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, al resolver el juicio de inconformidad, sí se pronunció sobre el fondo del asunto.

Lo infundado de tales agravios estriba en que, contrario a lo que se alega, es inexacto que el Órgano Jurisdiccional que resolvió el juicio de inconformidad, se haya pronunciado sobre el fondo del asunto.

En efecto, una resolución es de fondo, cuando en ella se deciden las cuestiones planteadas como objeto del proceso, mediante el análisis de un contenido y de los hechos invocados como causa de pedir, a través del material probatorio que obre en autos cuando se requiera la apreciación de hechos, de la aplicación de las leyes cuando se trate de planteamientos puramente jurídicos, o de ambos cuando así sea menester.

Por su parte, las resoluciones de desechamiento o sobreseimiento, constituyen decisiones inhibitorias o de absolución de la instancia, cuando en el proceso se advierte la falta de un presupuesto procesal que impide la emisión de una sentencia que decida sobre el objeto del proceso, y su consecuencia jurídica consiste precisamente en que no se entra al fondo del asunto.

Precisado lo anterior, se tiene en cuenta que, la Coalición Alianza para Todos promovió juicio de inconformidad pretendiendo, esencialmente, que se modificara el cómputo municipal de la elección del Ayuntamiento de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero, se revocara la constancia de mayoría y validez que se había entregado a la planilla postulada por el Partido de la Revolución Democrática y en su lugar les fuere entregada a los candidatos de la Coalición. Lo anterior, en razón de que, de acuerdo con la agraviada, en cuatro casillas que fueron instaladas en el municipio citado, se habían suscitado diversas irregularidades que desde su punto de vista ameritaban la nulidad de la votación recibida en las mismas.

Dicho medio de impugnación fue conocido por la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, quien decidió sobreseer en el juicio. Para una mayor claridad, a continuación se transcribirá, la parte conducente de tal resolución:

"...VII. Fijación de la litis. En mérito de lo anterior, la litis del presente juicio de inconformidad, se circunscribiría al estudio y análisis de las casillas impugnadas por la coalición inconforme, siempre y cuando hubiesen sido protestadas. Sin embargo al no cumplirse con el requisito de procedibilidad apuntado, es evidente que no hay materia de fondo para revisar las pruebas y los puntos controvertidos que pudieron haber fijado la litis, pues la improcedencia del juicio provoca una imposibilidad jurídica y material para vertir consideración alguna sobre las causales de nulidad impugnada. De hecho, aun cuando esta sala se percatara de la existencia de irregularidades graves que provocan la nulidad en casilla, no sería posible realizar pronunciamiento alguno en ese sentido, pues ante la falta del presupuesto procesal el acto queda incólume. VIII. Declaración total del sobreseimiento. Tomando en cuenta que las causales de improcedencia son de orden público y estudio preferente, se estima necesario revisar, en primer lugar, si en la especie se actualiza alguna de las causales que señala la ley, pues de ser así ello imposibilita el estudio de fondo de la controversia electoral planteada. En ese orden de ideas, de las constancias que integran el expediente, cuyo estudio ahora nos ocupa, se advierte que el Juez Instructor, en su acuerdo de fecha veintiuno, señaló que respecto a las casillas impugnadas no existen en autos escritos de protesta, que hayan sido presentados ante la mesa directiva de casilla en el día de la jornada electoral. Ahora bien, de la revisión integral de los autos, confrontados con la advertencia del juez instructor –apuntada en el párrafo que antecede–, se infiere plenamente que, en efecto, no se exhibió escrito de protesta ante la mesa directiva de casilla en el día de la jornada electoral, como lo exige el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado. Las casillas impugnadas con las siguientes:

CASILLAS IMPUGNADAS

ESCRITO DE PROTESTA ANTE *MDC

0791 BÁSICA

NO SE PRESENTÓ

0792 BÁSICA

NO SE PRESENTÓ

0793 BÁSICA

NO SE PRESENTÓ

0800 BÁSICA

NO SE PRESENTÓ

*MDC. Mesa Directiva de Casilla.

Del cuadro que antecede y sobre todo de las constancias de autos, resulta evidente que con relación a las casillas 0791 básica, 0792 básica, 0793 básica y 0800 básica, que fueron las únicas impugnadas en el juicio de inconformidad que nos ocupa, no se presentó escrito de protesta ante la mesa directiva de casilla en el día de la jornada electoral. Ahora bien de conformidad con lo dispuesto por los numerales 53, 54, 55 y 56 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado, se advierten ciertas características que debemos puntualizar, en este caso concreto: a) El juicio de inconformidad, es procedente para impugnar las determinaciones de las autoridades electorales que violen las normas constitucionales o legales relativa a la elección de que se trate. b) La procedencia del juicio de inconformidad se encuentra supeditada a ciertos requisitos especiales, como lo es la presentación de los escritos de protesta ante las mesas directivas de casilla. c) El incumplimiento de los requisitos especiales de la demanda de inconformidad, tiene diferentes sanciones. Para lo que nos interesa, debe decirse que la falta de presentación del escrito de protesta provoca la improcedencia del medio de impugnación y consecuentemente el sobreseimiento de la casilla impugnada. En las relatadas consideraciones, ante la inexistencia de los escritos de protesta de las casillas impugnadas es evidente que la coalición inconforme "Alianza para Todos", conformada por el Partido Revolucionario Institucional y el Verde Ecologista de México, omitió cumplir con uno de los requisitos esenciales para la procedencia del juicio de inconformidad. Lo anterior actualiza lo dispuesto por los artículos 1, 14, fracción I, y 15 fracción III, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en el Estado, provocando la improcedencia del juicio de inconformidad y el implícito sobreseimiento de las casillas impugnadas y no protestadas. En efecto, de los preceptos legales antes mencionados se infiere plenamente que las normas de la ley invocada son de orden público y observancia general. Es decir de observancia obligatoria, sin que se pueda invocar ignorancia en el conocimiento de la misma. El orden público de las leyes, les da un rango superior, con relación a otras leyes, pues dicha característica impide que las exigencias en ellas contenidas puedan ser inobservadas, por convenio o transacción inter-partes. Resultaba necesario precisar lo anterior para que no existiera duda alguna respecto al alcance y obligatoriedad de las normas condicionantes o restrictivas que establece dicho cuerpo normativo, como lo es la relativa a exigir la exhibición del escrito de protesta para la procedencia del juicio de inconformidad. Por ello, si el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación local, exige como requisito de procedibilidad del juicio de inconformidad la presentación del escrito de protesta, es obvio que nos encontramos ante una norma condicionante pero general y de orden público, cuya observancia no queda al arbitrio de las partes. La sanción natural al incumplimiento de esta norma, no puede ser otro que el relativo a que el juicio de inconformidad planteado, sin escrito de protesta, se declare improcedente. No existe duda alguna de que esa fue la intención del legislador, por ello en el artículo 14, fracción I, de la ley que se comenta, estableció lo siguiente: "Los medios de impugnación previstos en esta ley serán improcedentes en los siguientes casos: I. Cuando el medio de impugnación... resulte evidentemente frívolo o cuya notoria improcedencia se derive de las disposiciones del presente ordenamiento...". Una sana interpretación a las normas legales invocadas, nos llevan a la válida afirmación de que los juicios de inconformidad propuestos ante la autoridad competente, sin haber presentado los escritos de protesta ante la mesa directiva de casilla, resultan improcedentes por disposición de la ley. Lo anterior es precisamente lo que intentó preservar el legislador cuando utilizó la locución: "cuya notoria improcedencia se derive de las disposiciones del presente ordenamiento". De donde se sigue, que en el presente caso se sobreviene la causal de improcedencia invocada y consecuentemente se actualiza el sobreseimiento del juicio. Efectivamente, el artículo 15, fracción III, de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación de la materia, señala que: "Se establece la figura del sobreseimiento en los procedimientos iniciados por la interposición de los medios de impugnación que establece la ley cuando... III. Habiendo sido admitido el medio de impugnación correspondiente, aparezca o sobrevenga una causal de improcedencia en los términos de la presente ley...". Con base en lo expuesto, se decreta el sobreseimiento de las casillas 0791 básica; 0792 básica, 0793 básica, y 0800 básica, ante la falta de exhibición de los escritos de protesta, en los términos exigidos por la ley. No pasa desapercibido para esta Segunda Sala Regional, que la coalición inconforme exhibió con su demanda, diversas documentales que presentó como escritos de protesta ante autoridades distintas a la mesa directiva de casilla y en momento distinto al permitido por el legislador para la presentación de dicho documento. Sin embargo es evidente que la intención de la coalición impugnante, es subsanar la omisión cometida al no presentar ante la autoridad competente y en el plazo establecido por la ley el escrito de protesta, y pretender que se sustituyan con los exhibidos, lo que no es procedente a juicio de esta sala. En efecto, dichos escritos no pueden ser tomados en cuenta como aquellos a los que se refiere el artículo 55 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación, como se demuestra con lo que a continuación se expone: El escrito de protesta, es una figura acogida por el Derecho Electoral Mexicano, sus antecedentes en Guerrero nos permiten observar la evolución histórica y los cambios de naturaleza que ha sufrido. En cierto momento llegó a ser una verdadera impugnación, a través de la cual se ponía en duda la certeza del resultado de la votación recepcionada en una elección. La mutación de dicho escrito fue tal que actualmente, en esta Entidad Federativa, está regulado únicamente con dos finalidades que a saber son: a) Como medio para establecer la existencia de presuntas violaciones durante el día de la jornada electoral. b) Como requisito de procedibilidad del juicio de inconformidad, cuando se invoquen las causales de nulidad señaladas por el artículo 79, de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en el Estado, a excepción de la relativa a la entrega de los paquetes electorales fuera de los plazos y sin justificación. Los requisitos que debe cubrir el escrito de protesta, son los que señala expresamente el numeral 55 de la ley invocada y que son: I. El partido que lo presenta. II. La mesa directiva de casilla ante la que se presenta. III. La elección que se protesta. IV. La causa por la que se presenta la protesta y; V. El nombre, la firma y el cargo partidario de quien lo presenta. Ahora bien, en nuestra legislación local, el escrito de protesta, debe presentarse al final del escrutinio y cómputo y ante la mesa directiva de casilla. Lo que nos obliga a definir criterio sobre dos temas: El primero relativo a la autoridad competente para recibir los escritos de protesta y el segundo sobre el término que establece para la entrega recepción de dicho escrito. 1) Respecto a la autoridad competente: Es indiscutible que la única autoridad facultada para recepcionar los escritos de protesta es la mesa directiva de casilla. Lo anterior se infiere perfectamente de la expresión utilizada por el legislados en el numeral 55 de la ley mencionada, cuando dice: "deberá presentarse ante la mesa directiva de casilla". Confirmándose la proposición, con lo que disponen los numerales 94, inciso e), 96, inciso d), 97, inciso c), 173, inciso d), del Código Electoral del Estado que dicen lo siguiente: "Artículo 94, inciso e). Son atribuciones de los integrantes de la mesa directiva de casilla... Las demás que les confiere este código y disposiciones relativas." "Artículo 96, inciso d). Son atribuciones de los secretarios de las mesas directivas de casilla... Recibir los escritos de protesta que presenten los representantes de los partidos políticos, firmando para constancia." "Artículo 97, inciso c). Son atribuciones de los escrutadores de las mesas directivas de casilla... Auxiliar al presidente o al secretario en las actividades que les encomienden." "173, inciso d). Los representantes de los partidos políticos debidamente acreditados ante las mesas directivas de casilla, tendrán los siguientes derechos:... Presentar al término del escrutinio y del cómputo el escrito de protesta." De lo que resulta valido concluir que la única autoridad competente para recibir los escritos de protesta es la mesa directiva de casilla. Siendo el secretario el que cuenta con las atribuciones específica de la ley para recibirlo. Esto último no implica que los escritos de protesta recibidos por funcionarios de la mesa directiva de casilla, distintos al secretario, no deban tomarse en cuenta, porque lo que interesa es que se recepcione en la mesa directiva de casilla y se introduzca en el expediente o paquete de la casilla. Además de que los funcionarios de la mesa directiva de casilla están obligados a auxiliarse entre si respecto a las atribuciones y funciones que deben desplegar el día de la jornada electoral, surgiendo la posibilidad de que el escrito de protesta, pueda ser recibido por cualquier otro funcionario de la casilla. Recordemos que, lo que el legislador protegió, fue el derecho de los partidos políticos de entregas sus protestas en la mesa directiva de casilla, extremo que se ve colmado cuando los escritos fueron recibidos por funcionarios de dicha autoridad electoral y se documentaron en el expediente o paquete de la casilla. De lo anterior emana la conclusión, de que sólo los funcionarios de la mesa directiva de casilla resultan ser la autoridad competente para recibir el escrito de protesta en el día de la jornada electoral. En consecuencia, cualquier escrito de protesta presentado ante autoridad distinta a las mesas directivas de casilla, constituye la nada jurídica, ante la incompetencia de la autoridad receptora, cuya actuación en el acto desplegado, –entrega recepción del escrito de protesta–, resulta nulo, bajo la premisa de que lo actuado ante autoridad incompetente es nulo de pleno derecho. Encuadrando en la hipótesis anterior los consejos municipales, distritales y estatal e incluso este propio Tribunal Electoral del Estado, quienes por su superioridad jerárquica pudieran pensarse que gozan de la facultad de recibir los escritos de protesta, lo que no acontece pues son autoridades incompetentes para recepcionar dicho documento.Ello es así porque en las facultades y atribuciones de las autoridades electorales mencionadas, no existe precepto legal alguno que los faculte para desplegar ese acto y por otro lado, como ya vimos, dicha atribución esta reservada a las mesas directivas de casilla. Esta exclusividad, para facultar a las mesas directivas de casilla recibir los escritos de protesta, tiene su razón de ser y no resulta un capricho del legislador. Efectivamente, ya vimos que el escrito de protesta es un medio para establecer la existencia de presuntas violaciones durante el día de la jornada electoral, y a su vez resulta un requisito de procedibilidad para el juicio de inconformidad. Este juicio de inconformidad es el mecanismo de defensa idóneo, para poder invocar las causales de nulidad de la votación recibida en casilla, por irregularidades ocurridas en el día de la jornada electoral. También el día de la jornada electoral, el partido político a través de su representante, tiene conocimiento del resultado de la elección en la casilla y entonces sabe si ganó o perdió. Todos estos sucesos, como vemos, acontecen en el día de la jornada electoral y hasta el escrutinio y cómputo de la votación recibida en casilla, y se materializan ante una misma autoridad la mesa directiva de casilla. Por ello, el representante del partido político acreditado en casilla, tiene derecho a presentar sus escritos de protesta, en la medida en que las irregularidades se vayan presentando y al final esté en aptitudes de decidir si protesta o no la votación recepcionada. Así el legislador previó la posibilidad de que si la elección se había desarrollado dentro de los parámetros legales, la votación se recepcionaría en forma legítima y los representantes de partido no protestarían ante la ausencia de irregularidades. Por el contrario, si la elección y la votación recepcionada en una casilla se había desarrollado con irregularidades los representantes contaban con el derecho de presentar su escrito de protesta. Esto nos lleva a la reflexión de que la pretensión, de la exhibición de dicho escrito, es el dejar patentizadas las irregularidades ocurridas durante el día de la jornada electoral. Preparando a su vez la violación o irregularidad cometida, para que pueda ser analizada a través del juicio de inconformidad, si a los intereses del partido protestante conviniere. Esta otra razón es una más por la que se considera que no deben tomarse en cuenta los escritos de protesta presentados ante autoridad distinta, al mediar espacios de tiempo y distancias entre el lugar en que está instalada la casilla donde ocurrieron las irregularidades que justifican la protesta y el que ocupa el consejo municipal, distrital, estatal o el Tribunal Electoral. Además esta presentación ante autoridad distinta a la facultada, nos hace presuponer que sólo se busca salvar el error cometido al no presentar los escritos de protesta ante la autoridad competente, y las causas invocadas en la protesta, pierden correlación con las circunstancias de tiempo, modo y lugar, elementos necesarios para revisar la procedencia o improcedencia de la nulidad que pudiera invocarse. Igual suerte deben correr todos aquellos escritos incidentales o de protesta presentados ante autoridades auxiliares de las electorales, como pueden ser los notarios públicos y los jueces de primera instancia que son notarios públicos por ministerio de ley, los jueces de primera instancia y de paz municipal, los ministerios públicos y las autoridades de los ayuntamientos que hacen sus funciones. Pues como ya vimos la única autoridad facultada para recepcionar los escritos de protesta es la mesa directiva de casilla, y porque además las autoridades que pudieran participar indirectamente en la jornada electoral, tiene limitada su participación en el ámbito de los actos respecto a los cuales tiene facultad y competencia para realizarlos, entre los que no se encuentra el relativo a sustituir a la mesa directiva de casilla. Al respecto cobra aplicación el siguiente criterio jurisprudencial. "AUTORIDADES AUXILIARES EN LA JORNADA ELECTORAL Y NOTARIOS. ESTÁN SUJETOS A SU ÁMBITO LEGAL DE COMPETENCIA (Legislación del Estado de San Luis Potosí). De la interpretación sistemática y funcional del artículo 163 de la Ley Electoral de San Luis Potosí, que dispone: "Con el objeto de que tanto los partidos políticos como cualquier ciudadano pueda denunciar anomalías que pudieran surgir durante la jornada electoral, o de que se tuviera que dar fe de cualquier incidente en la misma, los juzgados de primera instancia del orden penal, los juzgados menores y notarías públicas, permanecerán abiertas durante el día de la elección; la misma obligación tendrán las agencias del Ministerio Público o quien haga sus veces", se arriba a la conclusión de que de este precepto no se desprende una habilitación genérica a los funcionarios, autoridades y sujetos en él mencionados para recibir denuncias de irregularidades o anomalías o para dar fe de cualquier incidente que ocurra durante la jornada electoral, pues el numeral aludido establece, primordialmente un deber jurídico para los titulares de los juzgados de primera instancia del orden penal, juzgados menores, notarías públicas y agencias del Ministerio Público o quienes hagan sus veces, consistente en que sus respectivas oficinas permanezcan abiertas el día de la elección. Ciertamente esta disposición tiene por objeto que durante ese día cualquier partido o ciudadano pueda denunciar anomalías, así como para que se pueda dar fe de cualquier incidente; sin embargo, de esta circunstancia no se desprende que se les esté legitimando para que, indistintamente, cualquiera de los sujetos listados, reciba denuncias o certifique incidentes, sino que debe entenderse que para determinar el tipo de actividad que se encuentran en posibilidades de conducir es menester acudir a las atribuciones que cada uno de dichos órganos tienen encomendadas en el orden normativo estatal. Así, por ejemplo, conforme a los artículos 205, fracción I de la Ley Electoral, en relación con el diverso 51 fracción XI de la Ley Orgánica del Municipio Libre, y los numerales 27 y 28 de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia, legislaciones todas del Estado de San Luis Potosí, los agentes del Ministerio Público, incluyendo a los síndicos municipales que por ministerio de ley actúen como tales, no cuentan por sí mismos con fe pública, ya que para que sus actuaciones sean válidas requieren de la asistencia de un secretario, o en su defecto, de dos testigos de asistencia, además de que deben realizarse en cumplimiento de las atribuciones que tienen por mandato legal encomendadas, sin que de las mismas se desprenda que cuentan con la facultad para levantar certificaciones o fe de hechos al margen de la persecución de un delito, del ejercicio de la acción penal; del desarrollo de un proceso penal; de procuración en la vigencia del principio de legalidad, de la protección de los intereses de la sociedad, del estado de los menores e incapaces, de los grupos étnicos o de las personas a las que la ley otorga especial protección, de la materia de estadística e identificación criminal, de la profesionalización del personal, o de la promoción de la participación ciudadana. Por tanto, si en la actuación de un síndico municipal, es asistido por dos testigos, no se especifica en cumplimiento a qué atribución de las que le señala la ley como Ministerio Público se desarrolla una diligencia, se estima que no puede atribuírsele el carácter de documental pública para certificar cualquier clase de hechos que le consten, por no contar, bajo este supuesto, con fe pública, sino que, en todo caso, la validez de los documentos que emita radica, además de la asistencia de un secretario o de dos testigos, en que sea como consecuencia del ejercicio de una de las atribuciones que tenga encomendadas. Sala Superior. S3EL 046/2001. Juicio de revisión constitucional electoral. SUP-JRC-367/2000. Partido Revolucionario Institucional. 20 de septiembre de 2000. Unanimidad de votos. Ponente: José Luis de la Peza. Secretario: Rafael Elizondo Gasperín." Consecuentemente, a criterio de esta Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, por exclusión, quedan impedidas cualesquiera otras autoridades electorales y/o auxiliares, distintas a las mesas directivas de casilla para recepcionar los escritos de protesta. 2. En cuanto al término legal para la presentación del escrito de protesta: Este segundo punto, nos obliga a dilucidar la temporalidad positiva, con la que cuentan los representantes de partido para presentar los escritos de protesta ante la mesa directiva de casilla. Desde nuestra óptica, deben estimarse presentados en forma oportuna todos aquellos escritos de protesta exhibidos ante los funcionarios de la mesa directiva de casilla, desde el inicio de la jornada electoral, hasta antes de la formación del expediente o paquete de casilla, que es el último acto de la fase denominada: "Del escrutinio y cómputo de la casilla." Ello es así, porque de acuerdo a las reglas establecidas para el desarrollo de la jornada electoral y dada la naturaleza del escrito de protesta, es indiscutible que éste puede presentarse con el objeto de establecer presuntas irregularidades ocurridas durante esta etapa de la elección. Ahora bien, la jornada electoral es la segunda etapa del proceso electoral, inicia con la instalación y apertura de casillas, culminando con la clausura de la casilla y la remisión del expediente. El artículo 55 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en el Estado, señala que los escritos de protesta se presenten ante la mesa directiva de casilla al final del escrutinio y cómputo. Sin embargo dado que el escrito de protesta, sirve para generar la presunción de supuestas irregularidades acontecidas en la jornada electoral y es, además, requisito de procedibilidad para el juicio de inconformidad, es válida la afirmación de que puede ser presentado desde el inicio de esta segunda etapa del proceso y hasta el final de escrutinio y cómputo en casilla. La limitación del tiempo a considerar extemporáneo cualquier escrito de protesta después de que termine el escrutinio y cómputo en la casilla, atiende a los siguientes elementos: En primer lugar, como ya vimos, el legislador limitó la posibilidad de presentación del escrito de protesta para esa fase de la jornada electoral, como se advierte del artículo 55 de la ley ya invocada. Además el tiempo que dura en funciones la mesa directiva de casilla, está limitado precisamente hasta el momento de la formación y entrega de los paquetes electorales. Finalmente, si bien es cierto que el numeral 96, inciso d), del Código Electoral del Estado, señala que una de las atribuciones del secretario de la mesa directiva de casilla, es precisamente la de recibir los escritos de protesta, sin que en dicho precepto aparezca limitación temporal alguna. También lo es que dicho término, aún con la omisión de dicho precepto, no puede rebasar la fase del escrutinio y cómputo en la casilla, momento señalado como el límite existente en el tiempo, para ejercer el derecho de presentación del que hablamos. Lo expuesto hasta este momento, emana como un criterio de esta Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado, cuya base fundamental tiene su cimentación en dos diversas razones que a saber son: Por prohibición expresa de la ley: Que deriva de lo dispuesto por el numeral 55, de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, y los numerales 173, inciso d), 205, inciso e) y 206, del Código Electoral del Estado. Dichos preceptos legales disponen lo siguiente: "Artículo 55, párrafo cuarto: "El escrito de protesta deberá presentarse ante la mesa directiva de casilla, al término del escrutinio y cómputo, en los términos que señala el presente artículo." "Artículo 173, inciso d): Los representantes de los partidos políticos, debidamente acreditados ante las mesas directivas de casilla, tendrán los siguientes derechos: ... Presentar al término del escrutinio y cómputo escritos de protesta." "Artículo 205, inciso e): El acta final de escrutinio y cómputo deberá contener por lo menos: ...La relación de escritos de protesta, presentados por los representantes de los partidos políticos..." "Artículo 206: Concluido el escrutinio y cómputo de cada una de las votaciones, se (sic) el acta final correspondiente, la que firmarán, sin hacer excepción, todos los funcionarios y representantes de los partidos políticos. Los representantes de los partidos políticos ante las casillas, tendrán derecho a firmar el acta bajo protesta, señalando los motivos de la misma." Como se aprecia, los preceptos legales antes invocados, prohíben que los escritos de protesta se presenten en un momento posterior al de la conclusión del escrutinio y cómputo de la casilla, pues el legislador no estableció posibilidad ulterior alguna para ejercitar este derecho. La ley es clara en este sentido, y no admite otro tipo de interpretación, y la omisión legislativa que contiene el numeral 96, inciso d), del Código Electoral del Estado, analizado en forma funcional y sistemática de acuerdo a la armonía que guarda este punto de derecho en toda la legislación de la materia, tampoco permite una interpretación distinta. Efectivamente, el análisis funcional y sistemático de los preceptos que aluden a este tema, a excepción del artículo 96, inciso d), reflejan la intención legislativa de establecer el límite temporal para ejercer el derecho de presentar el escrito de protesta. Respecto a dicho limite, son coincidentes todos los demás dispositivos legales, en señalar: "al final del escrutinio y cómputo de la casilla", de donde es válido concluir que la omisión legislativa contenida en el numeral 96, inciso d), desaparece cuando se le observa de manera funcional y sistemática, interpretando dicha norma en forma analógica con relación a las demás disposiciones, para concluir que aún ese precepto legal marca, implícitamente, el limite temporal al que aludimos. En conclusión y ante la prohibición que deriva de los preceptos legales analizados, se deben considerar extemporáneos los escritos de protesta presentados después de este momento. b) Por imposibilidad material: Que deriva de la circunstancia de que por un lado las normas procesales que regulan el escrutinio y cómputo, imponen la obligación de formar el expediente de casilla en el que se introducen los escritos de protesta y por otro lado la autoridad competente para la recepción del escrito de protesta —mesa directiva de casilla– es temporal y culmina sus funciones con la integración y entrega del paquete electoral, acto posterior al escrutinio y cómputo. Ambas situaciones, la integración del expediente de casilla y el corto lapso de tiempo en el que cumple sus funciones la mesa directiva de casilla, demuestran la imposibilidad material y jurídica de que se reciban escritos de protesta después del escrutinio y cómputo de casilla. En efecto, para una mejor comprensión de la propuesta que se hace, es necesario transcribir los siguientes artículos del Código Electoral del Estado: "Artículo 207. Al término del escrutinio y cómputo de cada una de las elecciones, se formará un expediente de casilla con la documentación siguiente: ...d) Los escritos de protesta que se hubieren recibido. Para garantizar la inviolabilidad de la documentación anterior, con el expediente de cada una de las elecciones y lo sobres, se formará un paquete, en cuya envoltura firmarán lo integrantes de la mesa directiva de casilla y los representantes que desearan hacerlo. La denominación expediente de casilla, corresponderá al que se hubiese formado con las actas y los escritos de protesta referidos en el primer párrafo de este artículo." "Artículo 208. De las actas de las Casillas asentadas en la forma o formas que al efecto apruebe el Consejo Estatal Electoral, se entregará una copia legible a los representantes de los partidos políticos, recabándose el acuse de recibo correspondiente. Por fuera del paquete a que se refiere el cuarto párrafo del artículo anterior, se adherirá un sobre que contenga un ejemplar del acta en que se contengan los resultados del escrutinio y cómputo de cada una de las elecciones, para su entrega al presidente de los consejos distritales o municipales correspondiente." "Artículo 209. Cumplidas las acciones a que se refiere el artículo anterior, los Presidentes de las Mesas Directivas de Casilla, fijarán avisos en lugar visible del exterior de la mismas, con los resultados de cada una de las elecciones, los que serán firmados por el presidente y los representantes que así deseen hacerlo." "Artículo 211. Una vez clausuradas las casillas, los presidentes de las mismas, bajo su responsabilidad, harán llegar al consejo municipal o distrital que corresponda, los paquetes y los expedientes de casilla dentro de los plazos..." De los preceptos legales transcritos se infiere que: una vez efectuado el escrutinio y cómputo de la casilla, y se integran los expedientes de casilla, es materialmente imposible recepcionar escritos de protesta. Lo anterior resulta válido, en la medida de que la intención del legislador es que los escritos de protesta se presenten ante la mesa directiva de casilla y se incluyan en el expediente que se forma, para que en caso de impugnación se remita con el paquete correspondiente. De tal forma que el término para la presentación del escrito de protesta está constreñido al espacio de tiempo que existe entre el inicio de la jornada electoral y el final del escrutinio y cómputo, que es precisamente la integración del expediente donde se incluyen los escritos multicitados. Esto materializa la imposibilidad jurídica y humana, de que los escritos de protesta sean presentados después de la integración del expediente de casilla, pues su inclusión en el paquete ya no sería posible. Por tanto los escritos de protesta recibidos con posterioridad a la realización del escrutinio y cómputo de la casilla, deben considerarse extemporáneos en su presentación y por lo tanto precluido el derecho del partido político para ejercitarlo, dada la definitividad de las etapas del proceso y en aras de conservar los actos válidamente celebrados, dada la buena fe, que se presume, de las autoridades electorales. Las consideraciones que anteceden y que giran en torno al escrito de protesta nos llevan a la conclusión de que en el presente asunto resulta correcto decretar el sobreseimiento de las casillas impugnadas y que no fueron protestadas por el demandante. En efecto, por las razones expuestas el escrito de protesta, dado el tratamiento que le da nuestra legislación electoral resulta ser un requisito sine qua non, para la procedencia del juicio de inconformidad. El criterio que antecede, expone con claridad meridiana que la jurisprudencia, emitida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quedó sin efecto legal alguno y en consecuencia no resulta vinculatoria. Incluso señala que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, carece de facultades para ordenar la desaplicación de normas locales. De donde es válido afirmar que los escritos de protesta presentados por los representantes de la coalición inconforme ante autoridad distinta a la mesa directiva de casilla, no pueden tomarse en cuenta, al igual que aquellos que se presentaron, sin interesar la autoridad, después del escrutinio y cómputo de la votación recepcionada en la casilla, pues no demostraron con medio de convicción alguno que los integrantes de la directiva de casilla, correspondiente, se hayan negado a recibirle. Mención especial merece el argumento que realiza la coalición inconforme, respecto a que en la casilla 0793-básica, relativo a que su representante fue expulsado por el presidente de esa casilla, lo que le impidió presentar los escritos de protesta y que incluso, afirma, le fueron falsificados las firmas que aparecen en las actas correspondientes. Se insiste en lo especial del pronunciamiento porque al actualizarse el sobreseimiento esta autoridad jurisdiccional ya no tiene obligación de ocuparse de los argumentos del inconforme y menos aún de las pruebas aportadas. Sin embargo, ante la posibilidad de que al probarse la expulsión del representante o el impedimento del acceso a la casilla alegada, resultaría lógica la inexistencia de los escritos de protesta, por lo que se estima necesario pronunciarse al respecto, máxime que esto no modifica el sobreseimiento decretado. En efecto, los argumentos aducidos por la coalición, como bien lo hace notar la autoridad responsable, se presumen premeditados a la postre del resultado adverso, preparando las pruebas necesarias con el fin de probar el esquema de defensa diseñado. Se presume lo anterior, porque no existe medio de convicción alguno del seis de octubre del año en curso, que demuestre que en ese día, en que tuvo verificativo la jornada electoral, al representante de la coalición ante la casilla 0793, se le haya impedido el acceso a la misma. Por el contrario, a excepción de la ratificación de un escrito de protesta ratificado ante el Juez de Paz de Coahuayutla, Guerrero, todas las pruebas inherentes a este hecho son posteriores al seis de octubre del dos mil dos, y materializadas ante autoridades que, para el momento en que intervinieron, ya no tenían obligación de intervenir en los hechos concernientes a la jornada electoral. Además, dada la conformación de las mesas directivas de casilla y tomando en cuenta que los actos de autoridad son de buena fe, es inverosímil lo relativo a la falsificación de las firmas, y que esto haya sido consentido durante todo el seis de octubre por el representante de casilla. Esta Segunda Sala considera que es grave, el sojuzgar los actos de la mesa directiva de casilla a través de dictámenes periciales particulares, en donde indiscutiblemente el servicio técnico realizado por el experto es remunerado. Dicho dictamen, sólo se ocupa de dos copias al carbón de las actas de jornada electoral y de escrutinio y cómputo de la casilla. Las copias al carbón no son útiles para ser examinadas en un estudio técnico de esta naturaleza, pues al reproducirse del original sufre cambios o modificaciones que le restan certeza al estudio especial correspondiente. Además de las actas remitidas por la autoridad responsable de esta casilla, se advierte que el representante de la coalición inconforme "Alianza para Todos", también firmó el acta relativa a la integración de expediente y clausura de la casilla, sin que esa firma haya sido motivo de análisis alguno por el perito, quedando firme la voluntad del signante en ese acto jurídico. De donde se sigue, que ante la falta de prueba que demuestre la expulsión o impedimento de la casilla impugnada del que fue objeto, el representante de la demandante, debe presumirse que éste estuvo presente en todos aquellos actos realizados por la mesa directiva de casilla y que aparecen firmados por él, pues la actuación de la autoridad se presume de buena fe. En lo que respecta al escrito de protesta ratificado ante el Juez de Paz de Coahuayutla, Guerrero, en el día de la elección, ello sólo prueba que en esa fecha se materializó la ratificación de referencia. Pero no está demostrado en autos que dicho escrito no haya sido aceptado, al momento de que se hubiera presentado, por los funcionarios de la mesa directiva de casilla, pues éste último hecho lo pudo haber probado con la interpelación de algún fedatario público, por lo que dicho escrito de protesta no se puede tener en cuenta al no presentarse ante la mesa directiva de casilla. En consecuencia, se deja intocado el sobreseimiento decretado en este propio fallo. Lo expuesto con anterioridad, nos obliga a realizar un llamado a la coalición demandante, para que no intenten dar el mismo trato a las controversias jurisdiccionales electorales que a las acciones particulares que se plantean ante los jueces del orden común. En estos últimos, los intereses que se discuten son particulares y sólo afectan a las partes que en ellos intervienen. No sucede lo mismo con los juicios electorales, pues son de orden público y se juzga, aunque indirectamente, el voto de la ciudadanía. Por ello toda la sociedad está interesada en el resultado final de este tipo de procesos, cuya tramitación y sustanciación resulta distinta a la de los juicios del orden común. La intención del legislador electoral, al establecer un catálogo de pruebas para estos procesos, no fue otro que el de brindar a los partidos políticos la garantía de que estuvieran en posibilidades de demostrar situaciones reales no reconocidas o aceptadas por la autoridad emisora del acto. Pero nunca se pretendió que, estos medios de convicción, se utilizarán con el fin de pretender cambiar los hechos que realmente acontecieron o el de intentar darle una apariencia distinta a la verdad legal e histórica. Debemos recordar que las autoridades electorales actúan de buena fe y los actos por ellas materializados se entienden válidamente celebrados. Cuando la mala fe de estas autoridades se invoque, debe probarse plenamente con una correlación de tiempos entre los hechos irregulares de la autoridad y de las pruebas que demuestran la misma. De lo contrario, se presume que el inconforme lo que pretende es que surja una verdad formal ocultando la verdad legal e histórica, extremos que esta Segunda Sala Regional nunca permitirá. Por lo anteriormente expuesto y con fundamento en los artículos 26, 60, 61, 62 y 63 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral en el Estado, es de resolverse y se, RESUELVE. Primero. Se decreta el sobreseimiento de las casillas 0791-básica, 0792-básica, 0793-básica y 0800-básica, en consecuencia se confirma la votación recibida en dichas casillas de la elección de Ayuntamiento de Coahuayutla, Guerrero. Segundo. Se confirma la elección de ayuntamiento celebrada en Coahuayutla, Guerrero, así como la declaración de validez de la elección y la entrega de constancia de mayoría relativa a favor de la planilla de candidatos del Partido de la Revolución Democrática, realizada por el Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla, Guerrero, de fecha nueve de octubre del año en curso...".

Como se advierte de la trasunta resolución, no es verdad que la aludida Segunda Sala Regional, se haya pronunciado sobre el fondo del asunto.

Efectivamente, dicha autoridad de manera fundamental consideró que, los partidos políticos estaban obligados a exhibir los escritos de protesta exigidos por la norma para la procedencia del juicio de inconformidad.

Asimismo, la resolutora del juicio de inconformidad, precisó ante qué autoridad y en qué momento debería de presentarse el escrito de protesta, y con base en ello concluyó que la Coalición "Alianza para Todos", incumplió con el requisito de procedibilidad en comento, pues no había presentado los escritos de protesta ante la autoridad idónea.

Además, la citada Sala Regional, hizo un pronunciamiento especial respecto de la casilla 793 básica, puesto que la Coalición inconforme alegó que su representante ante dicha casilla, fue expulsado de la misma, por lo que, estimó dicho Tribunal, de probarse la expulsión, resultaría lógica la inexistencia de los escritos de protesta. Así, después de justipreciar los medios de convicción que se relacionaban con la casilla mencionada, concluyó que no estaba demostrada la expulsión alegada. Finalmente, resolvió sobreseer en el juicio y confirmar la elección de ayuntamiento celebrada en Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero, la declaración de validez de la elección y la entrega de constancia de mayoría en favor de la planilla de candidatos postulada por el Partido de la Revolución Democrática.

Como se ve, es falso que la Segunda Sala Regional del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, se haya pronunciado sobre el fondo del asunto, en tanto que, no decidió la cuestión planteada como objeto del proceso, pues nada dijo sobre los hechos en que la Coalición fundó sus pretensiones jurídicas; y si bien se refirió a los eventos alegados respecto de la casilla 793 básica, fue solamente para decidir si era justificable o no la falta de presentación del escrito de protesta.

En consecuencia, al no ser verdad que la pluricitada Segunda Sala Regional se haya pronunciado sobre el fondo del juicio de inconformidad, ello torna infundados los agravios de que se trata.

Cabe mencionar, que la Alianza asegura que le causa agravios la inobservancia por parte de la responsable, de las jurisprudencias a que aludió en su escrito continente del recurso de reconsideración; y aunque no aclara qué efecto habría tenido su acatamiento por parte de la jurisdicente, en el supuesto de que se refiriera a la admisión del recurso de reconsideración por parte del Tribunal Responsable, debe decirse que, aunque éste nada dijo al respecto en la resolución reclamada, tal omisión, al final de cuentas, no le causa agravios a la Coalición accionante, dado que, ninguna de las jurisprudencias que se invocaron, establece la procedencia del recurso de reconsideración previsto en la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, en contra, además de sentencias de fondo, de desechamientos o sobreseimientos, por lo que tales jurisprudencias no pueden haber superado los criterios invocados por la autoridad enjuiciada; habida cuenta que, si bien, ésta se refiere en su resolución a una tesis sostenida por el otrora Tribunal Federal Electoral, la Sala de Segunda Instancia sólo menciona que su criterio coincide con la misma, pero de ninguna manera es soporte de su decisión, ya que ésta tiene su base, fundamentalmente, en que de conformidad con el artículo 65 de la Ley del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral del Estado de Guerrero, el recurso de reconsideración procede únicamente contra sentencias de fondo, y que en la resolución recurrida por la Coalición, la citada Segunda Sala Regional no entró al fondo del asunto.

Consecuentemente, dado lo infundado en una parte e inoperante en otra de los motivos de inconformidad hechos valer, lo procedente es confirmar la resolución reclamada.

Por lo expuesto y fundado, se resuelve

R E S U E L V E:

PRIMERO. Se sobresee en el presente juicio de revisión constitucional electoral, respecto de los actos reclamados al Consejo Municipal Electoral de Coahuayutla de José María Izazaga, Guerrero, que se hacen consistir en los resultados del acta de cómputo municipal, la "constancia de declaratoria de elegibilidad de candidatos a Presidente y Síndico", y la expedición de la constancia de mayoría y validez a la planilla registrada por el Partido de la Revolución Democrática.

SEGUNDO. Se confirma la resolución de tres de noviembre de dos mil dos, dictada por la Sala de Segunda Instancia del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, en el expediente TEE/SSI/REC/012/02, formado con motivo del recurso de reconsideración interpuesto por la Coalición "Alianza para Todos".

NOTIFÍQUESE por estrados a la Coalición "Alianza para Todos"; personalmente al Partido de la Revolución Democrática, en su calidad de tercero interesado, en Viaducto Tlalpan, número 100, edificio A, planta baja, colonia Arenal Tepepan, Delegación Tlalpan, código postal 14610, de esta Ciudad; por oficio a la autoridad responsable, acompañando copia certificada de este fallo; y a los demás interesados por estrados, de conformidad con lo previsto en el artículo 93, párrafo 2, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Devuélvanse los documentos que correspondan a la Segunda Sala del Tribunal Electoral del Estado de Guerrero, y, en su oportunidad, remítase el expediente al archivo jurisdiccional como asunto definitivamente concluido.

Así, lo resolvieron por unanimidad de votos, los Magistrados que integran la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ante el Secretario General de Acuerdos, que da fe. CONSTE.

MAGISTRADO PRESIDENTE

 

JOSÉ FERNANDO OJESTO MARTÍNEZ PORCAYO

MAGISTRADO

 

LEONEL CASTILLO GONZÁLEZ

MAGISTRADO

 

JOSÉ LUIS DE LA PEZA

MAGISTRADO

 

ELOY FUENTES CERDA

MAGISTRADA

 

ALFONSINA BERTA NAVARRO HIDALGO

MAGISTRADO

 

JOSÉ DE JESÚS OROZCO HENRÍQUEZ

MAGISTRADO

 

MAURO MIGUEL REYES ZAPATA

SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS

 

FLAVIO GALVÁN RIVERA