JUICIO DE REVISIÓN CONSTITUCIONAL ELECTORAL.

EXPEDIENTE: SUP-JRC-057/2004

ACTOR: PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA.

AUTORIDAD RESPONSABLE: PRIMERA SALA UNITARIA DEL TRIBUNAL ELECTORAL DEL ESTADO DE MICHOACÁN.

MAGISTRADO PONENTE: LEONEL CASTILLO GONZÁLEZ.

SECRETARIA: MÓNICA CACHO MALDONADO.

México, Distrito Federal, a veinticinco de junio de dos mil cuatro.

VISTOS, para resolver, los autos del juicio de revisión constitucional electoral SUP-JRC-057/2004, promovido por el Partido de la Revolución Democrática, en contra de la sentencia de veintinueve de mayo de este año, pronunciada por la Primera Sala Unitaria del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán en el recurso de apelación R.A. 07/04-I.

RESULTANDO

PRIMERO. Antecedentes. De las constancias de autos y los hechos expuestos por el actor, se obtienen los siguientes antecedentes:

El cinco de mayo, el Presidente del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán tuvo reunión de trabajo con los representantes de los partidos políticos acreditados ante dicho órgano colegiado, cuyo objeto fue proporcionar a esos representantes, los datos curriculares de los Coordinadores de Apoyo a Órganos Desconcentrados nombrados por el presidente, con el fin de que los analizaran y, en su caso, hicieran observaciones sobre la imparcialidad de tales servidores. Los Partidos del Trabajo, de la Revolución Democrática y Convergencia hicieron objeciones respecto de quince de los diecinueve servidores propuestos, por considerar que se encontraban vinculados a algunos partidos políticos.

SEGUNDO. Acto reclamado. El trece de mayo, el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, en sesión ordinaria, aprobó la propuesta del representante del partido Convergencia, de que sea dicho consejo, a propuesta de su Presidente, quien nombre a los integrantes de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados.

TERCERO. Recurso de apelación. El diecinueve de mayo, el Partido Revolucionario Institucional promovió recurso de apelación, en contra del acuerdo señalado en el punto anterior. En ese medio de impugnación comparecieron, como terceros interesados, los partidos Convergencia y de la Revolución Democrática.

Dicho recurso fue resuelto por la Primera Sala Unitaria del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán, el veintinueve de mayo, en el sentido de revocar el acto impugnado. La sentencia fue notificada el mismo día.

CUARTO. Juicio de Revisión Constitucional Electoral. El dos de junio, el Partido de la Revolución Democrática, por medio de su representante ante el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, promovió juicio de revisión constitucional electoral, en contra de la resolución mencionada en el apartado anterior.

Una vez que se realizó el trámite correspondiente, la autoridad responsable remitió a este órgano jurisdiccional la demanda, la constancia de publicitación, la de no haberse presentado tercero interesado, y el informe circunstanciado.

El cuatro de junio se recibió la demanda en esta Sala Superior, donde el Magistrado Presidente turnó el expediente al magistrado Leonel Castillo González, para su sustanciación.

El veinticuatro de junio se radicó y admitió la demanda y, por considerar que el expediente se encuentra debidamente sustanciado, se declaró cerrada la instrucción.

C O N S I D E R A N D O:

PRIMERO. Jurisdicción y competencia. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación del Poder Judicial de la Federación ejerce jurisdicción, y la Sala Superior es competente, para conocer y resolver el presente juicio, con fundamento en los artículos 99, párrafo cuarto, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 186, fracción III, inciso b), y 189, fracción I, inciso e) de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación; así como el 87 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, por tratarse de un juicio de revisión constitucional electoral.

SEGUNDO. Requisitos de la demanda, presupuestos procesales y requisitos especiales de procedibilidad.

1. Forma. La demanda se presentó por escrito ante la autoridad responsable, y en ella consta el nombre del actor, así como el nombre y firma del que promueve en su nombre, se identifica el acto impugnado y la autoridad responsable, se mencionan los hechos materia de la impugnación y se expresan los agravios que se estiman pertinentes.

2. Oportunidad. La demanda se presentó dentro del plazo de cuatro días, establecido en el artículo 8, en relación al artículo 7, apartado 2, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, toda vez que la sentencia fue notificada el veintinueve de mayo del año en curso y la demanda se presentó el dos de junio ante la responsable.

3. Legitimación. El presente juicio fue promovido por parte legítima, conforme a lo previsto por el artículo 88, apartado 1, de la ley en cita, ya que el actor es un partido político.

4. Personería. El requisito está acreditado, en los términos del artículo 88, apartado 1, inciso c), del ordenamiento procesal aplicable, porque Víctor Lenin Sánchez Rodríguez, quien promueve en representación del Partido de la Revolución Democrática, es la persona que compareció con el mismo carácter al medio de impugnación al que recayó la resolución reclamada, como tercero interesado.

5. Actos definitivos y firmes. Se satisface el requisito previsto en el artículo 99, párrafo cuarto, fracción IV, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y desarrollado en el artículo 86, apartado 1, incisos a) y f), de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, porque se impugna la sentencia pronunciada en un recurso de apelación, pues en la legislación electoral del Estado de Michoacán no está previsto algún medio de defensa contra ella, ni existe disposición que faculte a alguna autoridad para revisarla oficiosamente, y en su caso revocarla, modificarla o nulificarla.

6. Violación a algún precepto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Queda satisfecho, porque el actor aduce la infracción de los artículos 41 y 116 constitucionales.

7. La violación reclamada puede ser determinante para el resultado final de la elección. Se cumple con este requisito, porque la pretensión del promovente en este juicio consiste en que se determine que el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán debe nombrar a los miembros de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados, a propuesta del presidente, y no mediante la designación directa de este último, para asegurar la imparcialidad de los nombrados, en atención a las importantes funciones que realizan de facto, como la de proponer y consensar la integración de los Comités Electorales Distritales y Municipales.

Lo anterior evidencia que la cuestión toral planteada por el inconforme se traduce en un conflicto sobre las facultades y atribuciones de los principales órganos de dirección del Instituto Electoral de Michoacán (Consejo General y su Presidente), respecto a cuál de los dos compete nombrar a los miembros de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados, cuya solución es importante para el buen funcionamiento y desarrollo del proceso electoral, porque para garantizar los principios de certeza y legalidad de las elecciones es indispensable delimitar con precisión las facultades que corresponden a cada órgano, porque de ello depende el adecuado desarrollo de las actividades tendientes a preparar la jornada electoral, y los actos posteriores a ésta.

Ciertamente, dada la especial naturaleza de los actos electorales y la brevedad de los plazos que rigen esta materia, es indispensable evitar enfrentamientos, conflictos o antagonismos entre los distintos órganos que tienen a su cargo la importante labor de organizar y calificar las elecciones, para que tanto la jornada electoral, como sus actos preparatorios y posteriores se realicen en los tiempos establecidos legalmente y sean llevados por los órganos y servidores que las propias normas establecen.

Además, dichos funcionarios ejercen una función trascendente en el proceso electoral, porque de acuerdo al artículo 52, fracción III, del Reglamento Interior del Instituto Electoral de Michoacán, tienen, entre otras funciones, la de presentar al Secretario, en apoyo de los Comités, los informes e incidencias relativas al proceso electoral para que éste, a su vez, acuerde y provea lo necesario con las áreas correspondientes, es decir, que su labor sirve de base para que dicho funcionario tome las decisiones correspondientes, durante el proceso electoral.

8. Posibilidad y factibilidad de la reparación. La reparación solicitada es material y jurídicamente posible, en virtud de que, por las funciones de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados, principalmente como canal de comunicación entre el órgano central (Consejo General) y los órganos desconcentrados (Comités y Consejos Distritales y Municipales), y su carácter temporal, de acuerdo con el artículo 52 del Reglamento Interior del Instituto Electoral de Michoacán, se considera que su integración puede verificarse mientras tales órganos lleven a cabo sus funciones en el proceso electoral del presente año, en el Estado de Michoacán, el cual ha iniciado, puesto que conforme al artículo 96 del Código Electoral del Estado de Michoacán, el proceso inicia, a más tardar, ciento ochenta días antes de la elección (dieciocho de mayo) y culminará con la declaración de validez o resolución del tribunal.

TERCERO. Las consideraciones de la resolución impugnada, en lo que interesa, son del siguiente tenor:

"Dilucidado lo anterior, en los subsecuentes apartados se procederá al examen del acto reclamado, en relación con el agravio expresado por el impugnante tendiente a demostrar su ilegalidad y los medios probatorios existentes en autos, para así estar en condiciones de resolver si le asiste razón al apelante y si, por lo tanto, procede revocar el acuerdo del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, emitido con fecha 13 trece de mayo de la presente anualidad, o si por el contrario, la responsable se ajustó a derecho al dictarlo y por ende, debe prevalecer en sus términos; ello en estricto acatamiento a los principios de congruencia y exhaustividad de que debe estar investido todo fallo jurisdiccional electoral y con apoyo además, en el criterio sustentado por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en la tesis S3EL 005/97, del rubro: "EXHAUSTIVIDAD PRINCIPIO DE. LAS AUTORIDADES ELECTORALES DEBEN OBSERVARLO EN LAS RESOLUCIONES QUE EMITAN".

Y así tenemos, que del análisis integral del escrito recursal se advierte que, como único motivo de disenso, el apelante aduce que el acuerdo combatido, en el que se aprobó que "Los Coordinadores de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados sean nombrados por el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán", le irroga perjuicio a la fuerza que representa por ser contrario a la legalidad, toda vez que el Consejo General carece de competencia para aprobar tales Unidades de Apoyo que forman parte de la estructura administrativa de las Vocalías de Organización, Capacitación Electoral y Educación Cívica, del Registro de Electores y de Administración y Prerrogativas del Instituto y que en tal virtud, el acuerdo recurrido viola lo dispuesto por el artículo 115, fracción IV, del Código Electoral del Estado de Michoacán, ya que éste señala que es atribución del Presidente del Consejo General aprobar la estructura administrativa de la Secretaria General y de las Vocalías, por lo que, en su concepto, la responsable vulneró el principio de legalidad al aprobar un acuerdo por el que se autoriza al Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán nombrar a aquella estructura administrativa, cuya atribución por derecho le corresponde exclusivamente al Presidente del indicado órgano colegiado, a más de que dentro de las facultades que el artículo 113 del ordenamiento citado le confiere a este último (Consejo General), no se encuentra el aludido nombramiento, y que, en cambio, el invocado artículo 115, fracción IV, sí dispone expresamente que es facultad del Presidente aprobar la estructura administrativa de la Secretaria General y de las Vocalías, por lo que la aprobación de la propuesta planteada por el representante de CONVERGENCIA PARTIDO POLÍTICO NACIONAL, realizada por la responsable, transgredió disposiciones legales y constitucionales por carecer de competencia para ello, trayendo como consecuencia la violación al principio de legalidad consagrado en el artículo 13 de la Constitución Política de Michoacán, por lo que solicita sea revocado a través de la presente vía jurisdiccional electoral; en otros términos, la controversia sujeta a resolución se constriñe a determinar si es facultad del Presidente del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán la designación y nombramiento de los "Coordinadores de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados" o si esa atribución le compete al Consejo General como órgano colegiado, y si, por ende, la responsable se ajustó a derecho al aprobarlo de esa manera; o si por el contrario, al ser una atribución exclusiva del Presidente, se vulneró el principio de legalidad de que deben estar investidos todos los actos y resoluciones electorales.

En primer término, cabe precisar que las normas jurídicas participan de diversas características, entre otras, las de ser obligatorias; esto es, que una vez que han sido aprobadas por el legislativo a través del proceso correspondiente, su cumplimiento no está sujeto a votación o acuerdo de ninguna especie, puesto que la única vía para privarlas de sus efectos lo es a través de la derogación (cuando se trata de un precepto) o bien de la abrogación (de todo un ordenamiento), funciones que únicamente puede llevar a cabo el propio Poder Legislativo y ninguno otro. Asimismo, en las propias normas se dota a los distintos órganos del Estado y a los funcionarios que los integran, de una serie de atribuciones para que aquellos puedan llevar a cabo el logro de sus fines; y en el caso particular del Instituto Electoral de Michoacán, la ley sustantiva de la materia hace una clara distribución de las competencias y facultades de cada uno de los órganos y funcionarios que lo conforma, con la misma finalidad indicada. Dichas atribuciones son de dos tipos: expresas, que son las que claramente se establecen a favor de un determinado órgano o funcionario, en el caso del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, en el artículo 113, fracciones de la I a XXXVIII; y las implícitas, que son aquellas potestades que a pesar de no preverse de manera expresa en la norma, resultan imprescindibles o necesarias para que la autoridad pueda realizar las funciones que le han sido encomendadas por ley; por lo que, no obstante la denominación de estas últimas (facultades implícitas), su ejercicio requiere la existencia, a su vez, de alguna expresa, a la que tiendan a hacer efectiva, por cuanto a que, el otorgamiento de las implícitas, tiene como aspecto identificatorio, la relación de medio a fin entre una y otra; es decir, que no basta con que se sostenga que un acto o resolución se emitió con base en el ejercicio de una facultad implícita, sino que debe quedar claro que mediante ésta se ejerció a su vez una expresa prevista en alguna otra norma, de lo contrario, el acto adolecería de ilegalidad. Sirve de apoyo a lo anterior el criterio sostenido por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en la Tesis relevante emanada del Recurso de Apelación SUP-RAP-004/98, de la voz: "INSTITUTO FEDERAL ELECTORAL, PARA EL EJERCICIO DE UNA FACULTAD IMPLÍCITA, POR EL CONSEJO GENERAL, REQUIERE DE UNA EXPRESA PARA LOGRAR LA EFECTIVIDAD DE ÉSTA." (se transcribe), en relación con la tesis 1.8º.A.9. A, emitida por el Octavo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito, localizable en la página 1067 del Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Tomo XIII, intitulada: "FACULTADES IMPLÍCITAS. EL PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NACIONAL DEL SISTEMA DE AHORRO PARA EL RETIRO, CUENTA CON ELLAS PARA RESOLVER EL RECURSO DE REVOCACIÓN, PREVISTO EN LA LEY DE LA MATERIA" (se transcribe).

Ahora bien, como ya ha quedado debidamente precisado en líneas que anteceden, en el caso que nos ocupa, se combate un acuerdo del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, por el que se acordó que "los Coordinadores de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados", sean nombrados por el propio órgano colegiado, lo que a decir del inconforme es contrario al principio de legalidad, puesto que ello es competencia exclusiva del Presidente del Consejo General del Instituto; y le asiste razón al quejoso, toda vez que, ciertamente, dentro de la estructura del Instituto Electoral de Michoacán, se encuentra la denominada "Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados" que forma parte de la Secretaría General, misma que tiene a su cargo diversas atribuciones de índole eminentemente administrativa, tal y como se desprende los numerales 44 y 52 del Reglamento Interior del Instituto Electoral de Michoacán, que expresamente establecen: "Artículo 44. Para el ejercicio de sus atribuciones ejecutivas, el Instituto contará con la siguiente estructura: 1. Presidencia...1.1.Secretaría Particular...1.2. Unidad de Información y Comunicación Institucional...1.3. Unidad de Sistemas Informáticos...1.4. Unidad de Fiscalización...1.5. Secretaría General...1.5.1. Unidad Jurídica...1.5.2. Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados...1.6. Vocalía de Organización Electoral...1.6.1. Departamento de Logística y Organización Electoral...1.6.2. Departamento de Materiales Electorales...1.7. Vocalía de Capacitación Electoral y Educación Cívica...1.7.1. Departamento de Capacitación Electoral...1.7.2. Departamento de Educación Cívica...1.8. Vocalía de Administración y Prerrogativas...1.8.1. Departamento de Recursos Humanos...1.8.2. Departamento de Recursos Financieros...1.8.3. Departamento de Recursos Materiales y Servicios...1.8.4. Departamento de Contabilidad". "Artículo 52. La unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados será de carácter temporal, de conformidad con las necesidades del instituto, y tendrá las funciones siguientes:...I. Fungir como canal de comunicación e información entre el órgano central y los órganos desconcentrados;...II. Proporcionar a los órganos desconcentrados del Instituto los insumos, apoyos y recursos necesarios para llevar a cabo las funciones que tienen encomendadas;...III. Presentar al Secretario, en apoyo de los Comités, los informes e incidencias relativas al proceso electoral para que éste a su vez acuerde y provea lo necesario con las áreas correspondientes;...IV. Instruir a los Coordinadores de Apoyo a Órganos Desconcentrados, sobre los procedimientos institucionales para el apoyo logístico y administrativo a los Comités Distritales y Municipales durante el proceso electoral;...V. Las demás que establezca el Manual de Organización del Instituto".

En ese orden de ideas, si como se desprende de las disposiciones legales transcritas con antelación, la denominada "Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados" forma parte de la Secretaría General –no de las Vocalías como lo indica el recurrente-, y aprobación de la estructura administrativa de ésta, es facultad del Presidente del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán y si, por otra parte, no existe precepto legal alguno ni en la Ley Sustantiva de la Materia, ni en el Reglamento Interior de aquel Órgano, que reserve expresamente al Consejo General la designación o nombramiento de los Coordinadores de Apoyo, es inconcuso que tal nombramiento corresponde hacerlo al Presidente, esto de acuerdo con la interpretación teleológica, sistemática y funcional de los artículos 113 y 115 del Código Electoral que rige en la Entidad; ello es así, porque dentro de las facultades que el legislador reservó expresamente al Consejo General en el primero de los dispositivos legales citados y con relación al nombramiento de los integrantes del Instituto Electoral o cualquiera de sus órganos, únicamente se encuentran las consistentes en "Nombrar, para el proceso electoral de que se trate, el Presidente, Secretario y Vocales de los consejos distritales y municipales electorales, y a los consejeros electorales ante los consejos distritales y municipales, mediante el voto de las dos terceras partes de sus miembros presentes" y "Nombrar y remover al Secretario General, a los vocales de Organización Electoral, Capacitación Electoral y Educación Cívica, de Administración y Prerrogativas y el del Registro de Electores del Instituto Electoral de Michoacán" todo ello a propuesta del Presidente en términos de las fracciones XV y XXXII del invocado artículo 113, en relación con el 115, fracciones VI y VIII del Ordenamiento Legal que se viene aplicando. Máxime cuando en la fracción IV del también citado artículo 115, se establece que son atribuciones del Presidente del Consejo, entre otras, "aprobar la estructura administrativa de la Secretaría General", dentro de la cual, según se ha dejado precisado, se encuentra la denominada "Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados" y por ende la designación de sus miembros; de ahí que se arribe a la conclusión de que le asiste razón al representante del PARTIDO REVOLUCIONARIO INSTITUCIONAL en el sentido de que el acto emitido por el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, es contrario a la legalidad, puesto que la integración y por consiguiente el nombramiento de las personas que habrán de conformar la estructura administrativa tanto de la Secretaría General –de la que se insiste, forma parte la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados-, como de las Vocalías, es competencia exclusiva del Presidente del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, en tanto que al referido órgano colegiado le corresponde designar únicamente a los titulares de la Secretaría General, de las Vocalías del Instituto Electoral de Michoacán; así como al Presidente, Secretario y Vocales de los consejos Distritales y municipales electorales y a los consejeros electorales ante los Consejos Distritales y Municipales, con base en las propuestas presentadas por el Presidente; por lo tanto, es inconcuso que el acto reclamado adolece de ilegalidad, puesto que admitir que por el solo hecho de que un acuerdo fuese aprobado por mayoría de votos o por unanimidad, se pudiera derogar una disposición legal que, al haber sido aprobada por el legislador a través del proceso respectivo, tiene el carácter de obligatoria, se harían nugatorios los derechos que la misma confiere (en este caso las facultades o atribuciones que por alguna razón se reservaron expresamente), lo que sería a todas luces contrario a derecho, más aún cuando es sabido que las autoridades únicamente pueden hacer aquello que les está expresamente permitido, sin que en ninguna disposición se autorice al Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán para que mediante la votación de sus miembros, se prive de efectos una norma, máxime que por imperativo del artículo 2º del Código Electoral vigente en la Entidad, es precisamente el Instituto Electoral de Michoacán uno de los encargados de la aplicación y el consecuente cumplimiento de las disposiciones del indicado Ordenamiento.

Así pues, si como también se ha precisado en líneas que anteceden, es principio conocido que una disposición sólo puede ser privada de sus efectos por autoridad competente (poder legislativo) a través de la derogación del precepto o bien de la abrogación de todo el ordenamiento, es evidente que la responsable con el acto recurrido vulneró el principio de legalidad, al aprobar un acuerdo para la designación o nombramiento de los "Coordinadores de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados", cuya facultad corresponde al Presidente del propio Consejo, por lo que no está sujeta a aprobación de ninguna especie; y es que si la intención del legislador hubiese sido que todo el personal que integra el Instituto, con independencia de las funciones que desempeñara, fuese nombrado por el Consejo General, así lo habría previsto y no habría hecho distinción entre los nombramientos de unos y otros funcionarios y empleados, como lo hizo; de ahí que se sostenga que el acto reclamado es a todas luces ilegal, pues se insiste, de admitir lo contrario –que el mismo fuese legal-, se llegaría al absurdo de permitir que una norma jurídica se dejara sin efectos por el solo hecho de haberse votado en ese sentido, lo que sería del todo contrario a los más mínimos principios generales del derecho. Aunado a lo anterior debe decirse que las funciones de los Coordinadores de Apoyo, son eminentemente administrativas, según se infiere del contenido del artículo 52 del Reglamento Interior del Instituto Electoral de Michoacán, por lo que si además forman parte de la estructura administrativa de la Secretaría General, es indudable que la facultad de nombrar a los titulares de dicha Unidad de Apoyo corresponde al Presidente del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, no así al órgano colegiado, el que como ya se dijo, tiene atribuciones específicas por cuanto ve al nombramiento de determinados funcionarios electorales, pero no por lo que hace al personal administrativo y demás empleados, como lo son, entre otros, los Coordinadores de Apoyo. Y es que como se puntualizó en párrafos que anteceden, para que puedan ejercerse las facultades implícitas, se requiere de una expresa, misma que en la especie no existe; y en cambio, sí está específicamente establecido que es el Presidente quien debe aprobar la estructura administrativa de la Secretaría General, dentro de la cual debe contemplarse a los Coordinadores de Apoyo de que se viene hablando, cuyas funciones son de naturaleza eminentemente administrativa, esto es, que sus tareas son de ejecución y subordinación, mas no de decisión y representación. Sirve de orientación el criterio sostenido por la Sala Superior del Tribunal Electoral de la Federación, en la Tesis relevante derivada del Juicio de Revisión Constitucional Electoral SUP-JRC-128/98, intitulada: "ELEGIBILIDAD DE LOS CANDIDATOS A MIEMBROS DEL AYUNTAMIENTO. LOS CONCEPTOS DE "FUNCIONARIO" Y "EMPLEADO" PARA EFECTOS DE (LEGISLACIÓN DE MICHOACÁN). Existe una diferencia entre el concepto de "funcionario" y el de "empleado", la cual estriba en las actividades que desempeñan, pues el término "funcionario" se relaciona con las atinentes a: decisión, titularidad, poder de mando, y representatividad; por el contrario, el significado del vocablo "empleado" está ligado a tareas de ejecución y subordinación, mas no de decisión y representación. Es así que de una interpretación funcional realizada al artículo 119, fracción III de la Constitución Política del Estado de Michoacán se colige que el fin último para el cual se estableció la prohibición de ser funcionario federal, estatal o municipal, para ser electo a algún cargo del ayuntamiento que corresponda, es acorde con las ideas expuestas, ya que el propósito del legislador fue el de evitar que por razón de la posición de mando o de titularidad que tuvieran los candidatos propuestos por determinado partido político, los electores se vieran presionados a expresar su voto a favor de éstos; con lo que se protege el principio de igualdad que debe regir en toda contienda electoral, evitando así que determinadas personas hagan uso de su posición para alcanzar mayor número de votos, lo que obviamente afectaría el resultado de la elección".

Finalmente, cabe precisar que no pasa inadvertido para esta resolutora lo aseverado por los terceros interesados, en el sentido de que el Consejo General tiene la facultad de cuidar la oportuna integración, instalación y funcionamiento de los órganos del Instituto Electoral de Michoacán, así como resolver lo no previsto en la ley, lo que es cierto; sin embargo, ello no constituye obstáculo para resolver en la forma en que se hace, puesto que se trata de cuestiones totalmente diversas a las aquí debatidas, máxime que la facultad de cuidar la oportuna integración, instalación y funcionamiento de los órganos, no implica que deba nombrar a los pluricitados Coordinadores de Apoyo, en tanto que, si bien es cierto que aquél órgano colegiado está autorizado para resolver lo no previsto en la ley, en el caso a estudio no existe laguna o deficiencia en cuanto a quién corresponde el nombramiento de los aludidos empleados, según se ha puesto de relieve en párrafos precedentes, por lo que hace innecesaria la aplicación de la referida atribución por parte de la responsable, porque, como ya se ha dicho, en la especie sí existe una facultad explícita a favor del Presidente del Consejo para nombrar a los "Coordinadores de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados".

Congruentes con lo anterior y en debida reparación del agravio irrogado al apelante, se REVOCA el acuerdo emitido por el Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán con fecha 13 trece de mayo del año 2004 dos mil cuatro que mediante esta vía se impugna."

CUARTO. Los agravios son los siguientes:

"Agravia al partido político que represento, lo preceptuado en el artículo 116 párrafo segundo, fracción IV, inciso b), el cual establece que en el ejercicio de la función electoral a cargo de las autoridades electorales sean principios rectores los de legalidad, imparcialidad, objetividad, certeza e independencia, y que en el caso que nos ocupa es de verdadera importancia, puesto que la labor(sic) de los llamados "enlaces" o Coordinadores de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados realizan en los municipios del estado de Michoacán labores de representación del Instituto Electoral de Michoacán, pues en esta primera etapa del proceso electoral en el estado de Michoacán para renovar el Poder Legislativo así como las planillas de los 113 ayuntamientos, la labor de dichos funcionarios del instituto es la de entrevistar ciudadanos sin un manual de operación, (tal como lo acredita la certificación que realiza el Licenciado Alejandro Rodríguez Santoyo, Secretario Instructor de la Primera Sala Unitaria del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán el día 26 de mayo del presente año, la cual anexo al presente líbelo), para proponer posteriormente a través del Presidente del Instituto al Consejo General la integración de los Consejos Municipales tal como lo establece el artículo 115, fracción VI, del Código Electoral del Estado de Michoacán, y que tal y como ya he demostrado, realizan labores de certificación, esto tiene que ver con una situación determinante para el proceso electoral, puesto que los mismos han sido cuestionados por los partidos políticos acreditados ante el Consejo General de Michoacán por la vinculación hacia un determinado partido político, con lo cual se genera la posibilidad racional de causar o producir una alteración sustancial o decisiva en el desarrollo del proceso electoral, puesto que su trabajo podría significar en los hechos una ventaja indebida hacia el partido político del cual se han desprendido los cuestionamientos, ya que aunque queda debidamente demostrado que hemos tenido reuniones de trabajo con el Presidente, los Consejeros y los representantes de todos los partidos políticos acreditados en el Consejo General y que el Presidente del mismo, ha reiterado que en cualquier momento en que reciba alguna denuncia o señalamiento, actuaría de inmediato, lo cierto es que cuando empezó las reuniones de trabajo ya había contratado a los mismos, y que hasta el día de hoy siguen trabajando como Coordinadores de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados; la responsable violentó el principio de CERTEZA, el cual alude a la necesidad de que todas las acciones que desempeñe el Tribunal Electoral deberán de estar dotadas de veracidad, certidumbre y apego a los hechos, esto es, que los resultados de sus actividades sean completamente verificables, fidedignos y confiables; situación que con su resolución viene a asegurar de forma dolosa e ilegal en la página 17 de la resolución de la ahora responsable:

"…Aunado a lo anterior debe decirse que las funciones de los coordinadores de apoyo, son eminentemente administrativas, según se infiere del contenido del artículo 52 del Reglamento Interior del Instituto Electoral de Michoacán, por lo que si además forman parte de la estructura administrativa de la Secretaría General..."

"…Está específicamente establecido que es el Presidente quien debe aprobar la estructura administrativa de la Secretaría General, dentro de la cual debe contemplarse a los coordinadores de apoyo de que se viene hablando, cuyas funciones son de naturaleza eminentemente administrativa, esto es, que sus tareas son de ejecución y subordinación, más no de decisión y ejecución…"

A mayor abundamiento, después de hacer el análisis con el cual la responsable asevera irresponsablemente que los Coordinadores de Apoyo(sic) La SENTENCIA dictada por el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán causa agravios al partido que represento en virtud de que no estudia con suficiencia la naturaleza de la actividad que desempeñan los Coordinadores de Apoyo a Órganos Desconcentrados, en el sentido de determinar, sin lugar a duda, si se trata de "empleados" o de "funcionarios", limitándose a señalar "que tienen a su cargo diversas atribuciones de índole eminentemente administrativa, esto es, que sus tareas son de ejecución y subordinación, más no de decisión y representación", basándose para ello en lo dispuesto por el artículo 52 del Reglamento Interior del Instituto Electoral de Michoacán, que establece "La Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados será de carácter temporal de conformidad con las necesidades del Instituto, y tendrá las funciones siguientes: I. Fungir como canal de comunicación e información entre el órgano central y los órganos desconcentrados; II. Proporcionar a los órganos desconcentrados del instituto los insumos, apoyos y recursos necesarios para llevar a cabo las funciones que tienen encomendadas; III. Presentar al Secretario en Apoyo a los Comités, los informes e incidencias relativas al proceso electoral para que éste a su vez acuerde y provea lo necesario con las áreas correspondientes; IV. Instruir a los Coordinadores de Apoyo a Órganos Desconcentrados sobre los procedimientos institucionales para el apoyo logístico y administrativo a los Comités Distritales y Municipales, durante el proceso electoral; V. Las demás que establezca el Manual de Operación del Instituto."

De la simple lectura de lo anterior, es indudable la ambigüedad de las funciones que realizan, en el sentido de que no se precisa en ordenamiento legal alguno, en qué consisten las actividades que se realizan bajo el rubro de "procedimientos institucionales para el apoyo logístico y administrativo a los Comités Distritales y Municipales" como además se hace evidente a través de las intervenciones verbales de diversos integrantes del órgano superior de dirección en materia electoral en el estado de Michoacán, que constan en el Acta de la Sesión Extraordinaria de fecha 13 trece de mayo, sin embargo materialmente, los Coordinadores de Apoyo a Órganos Desconcentrados desempeñan labores que distan de ser "eminentemente administrativas", como ha quedado señalado, quedando así fuera del supuesto jurídico contemplado por el artículo 115 fracción IV, y en tratándose de "funcionarios electorales", nos encontramos ante la carencia de un método de designación que permita conocer a los partidos políticos, y a los propios integrantes del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán si los Coordinadores de Apoyo a Órganos Desconcentrados garantizan el cumplimiento de los principios rectores de todo proceso electoral democrático o no, es decir se omite dicho estudio bajo el argumento de que desempeñan labores eminentemente administrativas, quedando así fuera de toda regulación jurídica y por tratarse su nombramiento de un caso no previsto por el Código Electoral de Michoacán y deficientemente normado por el Reglamento Interior del Instituto Electoral de Michoacán, se traduce imperativo que el Consejo General del Instituto General de Michoacán apruebe el nombramiento de los multicitados Coordinadores de Apoyo a Órganos Desconcentrados, para garantizar que prevalezca la observancia a los principios de Certeza, Legalidad, Independencia, Imparcialidad, Objetividad y Exhaustividad, que deben regir los actos de todo funcionario que participe en la organización de elecciones, previstos en los artículos 41 y 116 de nuestra Carta Magna, así como en el numeral 13 de la Constitución Particular del Estado; dado que la resolución que se impugna se traduce en actos que pueden resultar determinantes para el desarrollo del proceso electoral y su resultado; y en virtud de que su reparación es jurídica y materialmente posible dentro de los plazos electorales, porque el desempeño de dichos funcionarios se extiende con posterioridad a la jornada electoral, y su función toral se verifica luego de la instalación de los Consejos Municipales y Distritales Electorales lo que tendrá lugar 135 ciento treinta y cinco días antes de la jornada electoral del 14 de noviembre de la anualidad en curso.

Se violenta de igual forma causando agravio al partido que represento, el principio de legalidad electoral, puesto que con su resolución la ahora responsable no estudió el fondo del asunto, sin aplicar el Principio de Exhaustividad, el cual todas las autoridades electorales o jurisdiccionales deben de revisar al momento de ser interpuesto un medio de impugnación, debiendo de estudiar en todas y cada una de sus partes los puntos planteados por las partes y no solamente aquellas partes con las que crean que está suficientemente concluido el estudio para su resolución, pues la responsable nunca analizó los argumentos realizados por representantes de los partidos políticos, los Comisionados del Congreso del Estado, así como las participaciones en las que se escucharon los razonamientos de los Consejeros Electorales en la sesión extraordinaria del día 13 de mayo de 2004, en donde quedó reconocido que la labor de los Coordinadores de Apoyo no solamente realizan funciones administrativas, sino también realizan funciones de representación y en algunos casos, de decisión al certificar acuerdos en los municipios, permitiéndome transcribir la siguiente tesis de jurisprudencia.

"EXHAUSTIVIDAD, MODO DE CUMPLIR ESTE PRINCIPIO CUANDO SE CONSIDEREN INSATISFECHAS FORMALIDADES ESENCIALES" (se transcribe).

1. FUENTE DE AGRAVIO.- La resolución de fecha 29 de mayo del año 2004, recaída sobre el Recurso de Apelación expediente R.A. 07/04-I presentado por el C. Cuauhtémoc Ramírez Durán, representante Propietario del Partido Revolucionario Institucional sobre la resolución de la Primera Sala Numeraria del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán, a cargo de la C. Magistrada MARÍA DE LOS ÁNGELES LLANDERAL ZARAGOZA, en donde revoca el acto reclamado consistente en el acuerdo de fecha 13 de mayo del año 2004, emanado del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, mediante el cual determinó que "Los Coordinadores de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados sean nombrados por el Consejo General", por lo que el mismo queda sin efecto alguno."

QUINTO. Son infundados los agravios.

La interpretación gramatical, sistemática y funcional de los artículos 115, fracción IV, 116, fracción I del Código Electoral del Estado de Michoacán, 8, fracción X, 50 y 52 del Reglamento Interior del Instituto Electoral de Michoacán, conduce a determinar que la facultad para designar o nombrar a los miembros de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados corresponde al Presidente del Consejo General de dicho instituto electoral, como se demuestra enseguida.

Siguiendo el criterio gramatical, se tiene que el artículo 115, fracción IV, del código invocado, confiere al Presidente del Consejo General la atribución de aprobar la estructura administrativa de la Secretaría General y de las vocalías. El vocablo "aprobar" tiene, entre otras acepciones, la de declarar hábil y competente a una persona, de acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española. Por lo tanto, puede determinarse que, a fin de cuentas, dicho presidente es quien determina quiénes son aptos y deben integrar la estructura administrativa de la Secretaría General y de las vocalías.

Si se aplica el método sistemático se encuentra que, de acuerdo con el artículo 8, fracción X, del Reglamento Interno del Instituto Electoral de Michoacán, la Secretaría General tiene la atribución de dirigir, en coordinación con las áreas involucradas, el trabajo correspondiente a la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados, durante el proceso electoral que corresponda, y conforme con el diverso 50 del mismo reglamento, la Secretaría General cuenta, para el despacho de los asuntos a su cargo, con la unidad mencionada. Lo anterior evidencia que tal unidad forma parte de la Secretaría General, de quien depende directamente.

Luego entonces, el nombramiento o aprobación de los integrantes de esa unidad corresponde al Presidente del Consejo General.

Conforme con el criterio funcional, también se llega a la misma conclusión. La Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados se encuentra regulada en el capítulo segundo del reglamento, intitulado "De las Unidades Técnicas", las cuales se prevén para apoyar, en determinados aspectos técnicos o especializados, el desarrollo de las funciones que corresponden a la presidencia y a la secretaría general del instituto.

En el artículo 45 se establecen como unidades técnicas de apoyo a la Presidencia: a) la Secretaría Particular; b) la Unidad de Información y Comunicación Institucional, y c) la Unidad de Sistemas Informáticos y de Fiscalización.

Por su parte, en el artículo 50 se prevén las unidades de apoyo a la Secretaría General: a) Unidad Jurídica y b) Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados.

Se trata, por consiguiente, de unidades de carácter ejecutivo, porque su finalidad es la de ayudar o apoyar el cumplimiento y desarrollo de las funciones de los órganos a los cuales están directamente asignados, dentro del ámbito de especialidad o técnica de cada unidad.

En relación con la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados, en el artículo 52 del Reglamento Interno del Instituto Electoral de Michoacán, se fijan sus funciones de la siguiente manera:

1. Fungir como canal de comunicación e información entre el órgano central y los órganos desconcentrados.

2. Proporcionar a los órganos desconcentrados del Instituto los insumos, apoyos y recursos necesarios para llevar a cabo las funciones que tienen encomendadas.

3. Presentar al Secretario, en apoyo de los Comités, los informes e incidencias relativas al proceso electoral para que éste, a su vez, acuerde y provea lo necesario con las áreas correspondientes.

4. Instruir a los Coordinadores de Apoyo a Órganos Desconcentrados, sobre los procedimientos institucionales para el apoyo logístico y administrativo a los Comités Distritales y Municipales durante el proceso electoral.

5. Las demás que establezca el Manual de Organización del Instituto.

Como se ve, la función fundamental de las Unidades de Apoyo a Órganos Desconcentrados es la de servir de enlace entre el Consejo General y los Consejos y Comités Distritales y Municipales, con la tendencia principal a servir de ayuda para éstos últimos.

Tales funciones corresponden, en principio, al Secretario General del Instituto, puesto que entre sus atribuciones, están algunas de relación entre el órgano central y los desconcentrados, así como de apoyo a estos últimos, como se ve con las siguientes:

a) Recibir los informes, estudios, dictámenes y proyectos de resolución que sean sometidos a la consideración del Consejo General por los órganos del Instituto Electoral de Michoacán, y, a su vez, dar cuenta con ellos al Consejo General, a través del Presidente (artículos 116, fracción V, del código electoral local, y 8, fracción IV, del reglamento interno).

b) Integrar los expedientes con las actas de cómputo distrital de las elecciones de Gobernador y diputados por el principio de representación proporcional y presentarlos oportunamente al Consejo General (artículo 116, fracción VII del código).

c) Recibir y sustanciar los recursos que se interpongan en contra de los actos o resoluciones de los consejos distritales y municipales, preparando los proyectos correspondientes (artículo 116, fracción IX del código).

d) Coadyuvar con el trabajo de las vocalías y demás órganos del instituto (artículo 8, fracción VIII del reglamento interno).

Asimismo, cabe mencionar que el Secretario General tiene el deber de auxiliar al Consejo y a su Presidente en el ejercicio de sus atribuciones (artículo 116, fracción I del código), lo cual revela su carácter ejecutivo y auxiliar.

En ese sentido, se tiene que tanto el Presidente, como el Consejo General, tienen atribuciones en relación con los órganos desconcentrados.

Al presidente le corresponde:

a) Mantener la unidad y cohesión de los órganos del Instituto Electoral de Michoacán (artículo 115, fracción II, del código).

b) Proponer al Consejo General a las personas para integrar los consejos de los comités distritales y municipales electorales, escuchando las opiniones de los partidos y organizaciones de la sociedad (artículo 115, fracción VI, del código).

c) Emitir, en coordinación con la Secretaría, los acuerdos del Consejo y disponer los procedimientos necesarios para su atención y cumplimiento (artículo 7, fracción II, del Reglamento Interno).

d) Instruir a la Secretaría y a las Vocalías para que ejecuten los acuerdos del Consejo (artículo 7, fracción III, del Reglamento Interno).

Por su parte, las atribuciones del Consejo General, que deben materializarse o cumplimentarse a través de las atribuciones del Presidente y del Secretario General, con relación a los órganos desconcentrados, pueden considerarse las siguientes:

a) Atender lo relativo a la preparación, desarrollo y vigilancia de los procesos electorales, tomando los acuerdos necesarios para su cabal cumplimiento (artículo 113, fracción III del código).

b) Cuidar la oportuna integración, instalación y funcionamiento de los órganos del Instituto Electoral de Michoacán (artículo 113, fracción IV del código).

c) Determinar la conclusión en sus funciones de los órganos desconcentrados del Instituto, así como de los consejos distritales y municipales en el proceso electoral para el que fueron designados (artículo 115, fracción XIV, del código).

d) Nombrar, para el proceso electoral de que se trate, al Presidente, Secretario y vocales de los consejos distritales y municipales electorales, y a los consejeros electorales ante los consejos distritales y municipales (artículo 115, fracción XV del código).

e) Realizar supletoriamente las sesiones que por causa de fuerza mayor no puedan llevar a cabo en los consejos distritales y municipales electorales, así como cumplir las obligaciones que pudieran corresponder a los consejos distritales y municipales, cuando éstos hayan concluido en sus funciones (artículo 115, fracción XXXVI del código).

De lo anterior se advierte cómo, en el funcionamiento del Instituto Electoral de Michoacán, al consejo general le corresponden facultades fundamentalmente de decisión, para establecer las bases sobre las cuales debe llevarse a cabo la preparación y desarrollo del proceso electoral, en tanto que al presidente y al secretario general les corresponden atribuciones de carácter principalmente ejecutiva, para hacer frente a las necesidades que en cualquier momento pudieran presentarse, las cuales, claro está, deben ser cumplidas sobre las bases generales establecidas por el órgano central.

En ese sentido, los órganos ejecutivos, a su vez, requieren de colaboradores para el buen desempeño de sus funciones, y para eso se establecieron las unidades técnicas, entre las que se encuentra la que es motivo de este juicio. Por tanto, se advierte que tales unidades están subordinadas al presidente y secretario general, lo cual implica que están sujetos a su dirección y vigilancia; en tanto que dicho presidente y secretario son los responsables sobre las acciones que lleven a cabo las unidades técnicas, como colaboradoras de la realización de las atribuciones que a aquellos corresponden.

En esas condiciones, dada la naturaleza ejecutiva de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados, subordinada a la Secretaría General, se justifica que la designación de sus miembros sea a través del presidente, como forma pronta y expedita de proveer al personal necesario y adecuado que ayudará en la realización de las tareas de la Secretaría General.

En cambio, al Consejo General se reserva la designación de los altos funcionarios del Instituto, como son el Secretario General, los Vocales de Organización Electoral, Capacitación Electoral y Educación Cívica, de Administración y Prerrogativas y del Registro de Electores; así como el nombramiento del presidente, secretario, vocales y consejeros de los Consejos y Comités Distritales y Municipales (artículo 113 fracciones XV y XXXII del Código Electoral del Estado).

Los primeros, puesto que dependen directamente del Consejo y su Presidente, y los segundos, por tratarse de los órganos a quienes corresponde tomar decisiones sobre la preparación, desarrollo y vigilancia del proceso electoral en sus respectivos ámbitos de competencia.

En esa virtud, al Consejo General le corresponde el nombramiento de tales cargos para cuyo ejercicio la ley exige mayores requerimientos, en tanto que para los miembros de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados, no se prevén especiales requisitos, porque están sujetos a la dirección y vigilancia de la Secretaría General.

No obsta el hecho de que se alegue que, de facto, los miembros de dicha unidad llevan a cabo entrevistas en los municipios y distritos para determinar cuáles personas pueden ser propuestos para ser nombrados integrantes de los órganos desconcentrados (Consejos y Comités Distritales y Municipales), porque dicha actividad constituye la realización de los pasos materiales que correspondería hacer al Presidente del Consejo, en cuyas funciones auxilia el Secretario General, en tanto que a dicho presidente le compete proponer al Consejo General a las personas para integrar los consejos y comités municipales y distritales, escuchando las opiniones de los partidos y organizaciones de la sociedad (artículo 115, fracción VI).

De esa manera, se trata de la forma de auxiliar en la realización de esa labor a los órganos ejecutivos. En esa virtud, esas actividades estarían sujetas a la aprobación del presidente, porque a fin de cuentas él decidiría cuáles personas deben ser propuestas; a su vez, antes de la decisión del presidente, se toma la opinión de los partidos y organizaciones de la sociedad, y por último, todo queda sujeto al control del Consejo General, donde tienen participación todos los consejeros y partidos políticos, y dicho órgano es el que a fin de cuentas, decidirá a quiénes nombra como miembros de los consejos y comités distritales y municipales, de los ciudadanos propuestos, e incluso se da la posibilidad de rechazar fundadamente la lista y solicitar nueva propuesta, siempre y cuando se justifique plenamente, con una fundamentación y motivación racionalmente suficientes.

Lo anterior supone que, con la propuesta, se proporcionen al Consejo todos los elementos necesarios para que éste determine si los propuestos cumplen o no los requisitos legales para ello (v.gr. su currículum y documentos que los respalden) entre los que se encuentran algunos tendientes a garantizar su imparcialidad e independencia, como no desempeñar ni haber desempeñado, en los tres años inmediatos anteriores, algún cargo de elección popular, o cargo directivo de algún partido político, o el de no desempeñar cargo de jerarquía superior en la Federación, Estados o Municipios, salvo de carácter académico (artículo 127, segundo párrafo, incisos e) y f) del Código Electoral del Estado de Michoacán).

Todo lo anterior revela que la actividad que, se dice, están realizando en la actualidad, los miembros de la unidad en cuestión, está sujeta a múltiples controles, porque son de mero apoyo, de suerte que existe mínimo peligro de que su actuación influya decisivamente para que se nombraran como integrantes de los órganos mencionados, a personas vinculadas a algún partido político.

Consecuentemente, procede confirmar la resolución impugnada.

Por lo expuesto y fundado se:

RESUELVE

ÚNICO. Se confirma la sentencia de veintinueve de mayo del presente año, emitida por la Primera Sala Unitaria del Tribunal Electoral del Estado de Michoacán, en el recurso de apelación interpuesto por el Partido Revolucionario Institucional, en la que revocó el acuerdo del Consejo General del Instituto Electoral de Michoacán, en donde asumió la competencia para la designación de los integrantes de la Unidad de Apoyo a Órganos Desconcentrados.

NOTIFÍQUESE. Personalmente al actor, en el domicilio señalado en autos; por fax el punto resolutivo y por oficio, a la responsable, con copia certificada de la sentencia, y por estrados, a los demás interesados. Lo anterior, con fundamento en los artículos 26, 27, 28 y 93 apartado 2, de la Ley General de Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

En su oportunidad, devuélvanse las constancias atinentes a la autoridad responsable, y archívese este expediente como asunto concluido.

Así lo resolvieron, por unanimidad de votos, los magistrados de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ante el Secretario General de Acuerdos, que autoriza y da fe. Conste.

MAGISTRADO PRESIDENTE

 

JOSÉ FERNANDO OJESTO MARTÍNEZ PORCAYO

MAGISTRADO

 

LEONEL CASTILLO GONZÁLEZ

MAGISTRADO

 

JOSÉ LUIS DE LA PEZA

MAGISTRADO

 

ELOY FUENTES CERDA

MAGISTRADA

 

ALFONSINA BERTA NAVARRO HIDALGO

MAGISTRADO

 

JOSÉ DE JESÚS OROZCO HENRÍQUEZ

MAGISTRADO

 

MAURO MIGUEL REYES ZAPATA

SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS

 

FLAVIO GALVÁN RIVERA