RECURSO DE APELACIÓN.

EXPEDIENTE: SUP-RAP-35/2005.

ACTOR: CONVERGENCIA.

AUTORIDAD RESPONSABLE: CONSEJO GENERAL DEL INSTITUTO FEDERAL ELECTORAL.

MAGISTRADO PONENTE: LEONEL CASTILLO GONZÁLEZ.

SECRETARIO: CLAUDIA PASTOR BADILLA.

 

México, Distrito Federal, a dos de junio de dos mil cinco.

V I S T O S, para resolver, los autos del recurso de apelación SUP-RAP-35/2005, interpuesto por Elías Cárdenas Márquez, representante del partido político nacional Convergencia, en contra de la resolución del Consejo General del Instituto Federal Electoral, de doce de mayo del año en curso, en la cual se aprobó el registro de la agrupación política nacional "Convergencia Nacional de Ciudadanos", contenido en el Acuerdo CG-129/2005.

R E S U L T A N D O

PRIMERO. En sesión ordinaria de doce de mayo de dos mil cinco, el Consejo General del Instituto Federal Electoral aprobó la solicitud de registro de la agrupación política nacional citada.

SEGUNDO. Inconforme, el dieciocho de mayo, el representante de Convergencia interpuso recurso de apelación.

El Secretario Ejecutivo del Instituto Federal Electoral realizó el trámite legal correspondiente, y remitió a esta Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el escrito correspondiente, junto con el informe circunstanciado y constancias atinentes.

El treinta de mayo, el presidente de este órgano jurisdiccional turnó el expediente al magistrado Leonel Castillo González, para su substanciación.

Por acuerdo de primero de junio, el Magistrado Electoral radicó el asunto, admitió a trámite el recurso, ordenó agregar las constancias remitidas por la autoridad responsable, y una vez integrado el expediente, cerró la instrucción, con lo cual el asunto quedó en estado de resolución.

C O N S I D E R A N D O:

PRIMERO. Jurisdicción y competencia. El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación ejerce jurisdicción, y la Sala Superior es competente para conocer y resolver el presente asunto, con fundamento en los artículos 99 fracción III, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; 186 fracción III, inciso a), y 189 fracción I, inciso c), de la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación; así como el 40 apartado 1 inciso b), y 44 apartado 1, de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral, por tratarse de un recurso de apelación.

SEGUNDO. Las consideraciones de la resolución impugnada, relacionadas con la materia de este recurso son:

"Que de acuerdo con lo establecido en el numeral 5 de "EL INSTRUCTIVO", se procedió a analizar el conjunto de la documentación presentada a efecto de constatar que la asociación solicitante se ostenta con una denominación distinta a cualquier otra organización o partido político nacional sin poder utilizar bajo ninguna circunstancia la denominación "partido o partido político" en ninguno de sus documentos, concluyéndose que al denominarse la solicitante "CONVERGENCIA NACIONAL DE CIUDADANOS" y al presentar su documentación con dicha denominación, se tiene por cumplido el requisito a que se refieren los artículos 33, párrafo 2 y 35, párrafo 1, inciso b) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales."

TERCERO. Los agravios son:

"La denominación de la Agrupación Política Nacional "Convergencia Nacional de Ciudadanos", resulta similar o semejante a la previamente autorizada a Convergencia, Partido Político Nacional, lo cual deriva en una grave violación a los derechos de mi representado al violarse los artículos 27 párrafo 1, inciso a); 35 párrafo 1, inciso b); 38 párrafo 1, inciso d); 69 párrafo 2; 73 y 82 párrafo 1, inciso h) del código comicial, transgrediendo con ello los principios de legalidad y certeza.

Primero. El artículo 3 párrafo 1 inciso a) de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación establece que todos los actos y resoluciones de las autoridades electorales se sujeten invariablemente según corresponda, a los principios de constitucionalidad y de legalidad, lo contrario produce el consiguiente agravio de mi representado.

Segundo. La autoridad responsable debió, para la aplicación del artículo 35 párrafo 1, inciso b) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, recurrir al criterio funcional de interpretación (por ser más exacto), al que se refieren los artículo 3, párrafo 2 del propio código y el 2 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral; al no hacerlo, produce el consiguiente agravio a mi representado, siendo aplicable, en consecuencia, la siguiente tesis de jurisprudencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

"CÓDIGO FEDERAL DE INSTITUCIONES Y PROCEDIMIENTOS ELECTORALES. CRITERIOS PARA SU INTERPRETACIÓN JURÍDICA. De acuerdo con lo dispuesto por el artículo 3, párrafo 2 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, la interpretación jurídica de las disposiciones del propio Código se debe hacer conforme a los criterios gramatical, sistemático y funcional, atendiendo a lo dispuesto en el último párrafo del artículo 14 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. El criterio de interpretación gramatical, básicamente consiste en precisar el significado del lenguaje legal que se emplea en determinado precepto jurídico, cuando genera dudas o produce confusiones, ya sea porque alguno o algunos de los términos empleados por el legislador no se encuentran definidos dentro de su contexto normativo, o bien, porque los vocablos utilizados tienen diversos significados. El criterio sistemático consiste en determinar el sentido y alcance de una disposición, cuando la misma resulta contradictoria o incongruente con otras disposiciones o principios pertenecientes al mismo contexto normativo. Conforme al criterio funcional, para interpretar el sentido de una disposición que genera dudas en cuanto a su aplicación deben tomar en cuenta los diversos factores relacionados con la creación, aplicación y funcionamiento de la norma jurídica en cuestión, que no pertenezcan a los criterios de interpretación gramatical y sistemático. Siendo el factor que tiene mayor relevancia, el de la intención o voluntad del legislador, incluyendo todos los intrincados problemas acerca de los propósitos e intereses que influyen en el Derecho. Ahora bien, la enunciación que hace el artículo 3 del Código de la materia respecto de estos criterios de interpretación jurídica, no implica que se tengan que aplicar en el orden en que son referidos, sino en función de la que se estime más conveniente para esclarecer el sentido de la disposición respectiva.

SC-l-RAP-500/94. Partido de la Revolución Democrática. 22-VI-94. Unanimidad de votos.

SC-l-RIN-241/94. Partido de la Revolución Democrática. 10-X-94. Unanimidad de votos."

Tercero. En el caso que en la resolución emitida por el Consejo General del Instituto Federal Electoral, por medio de la cual se otorga el registro a la Agrupación Política Nacional denominada "Convergencia Nacional de Ciudadanos", implícitamente se acepta y se tiene por válida la denominación de dicha agrupación, situación que lesiona los derechos adquiridos por mi representado, produciéndole agravio al permitirse la utilización de un nombre previamente autorizado violándose de manera flagrante lo dispuesto por el artículo 27 del código comicial en su párrafo 1, inciso a).

Cuarto. El haber permitido que se use el mismo nombre o denominación que mi representado a la agrupación política nacional tantas veces mencionada, causa agravio a mi representado, toda vez que contrario a lo que la autoridad aduce, carecen tales determinaciones de fundamentación y motivación, características sine qua non de todo acto de autoridad, violentando las disposiciones contenidas en los artículos 14 y 16 constitucionales."

CUARTO. Son fundados los agravios relacionados con el otorgamiento del registro a la asociación política nacional "Convergencia Nacional de Ciudadanos", porque la responsable aceptó una denominación similar a la del partido inconforme, lo cual contraviene el artículo 35, apartado I, inciso b) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, pues atenta contra el principio de identidad consagrado en ese precepto.

La denominación o razón social de una persona moral o jurídica, al igual que el nombre en las personas físicas, tiene como primera función la de establecer su identidad, mediante elementos distintivos respecto de las demás personas, a fin de evitar confusiones; y esto contribuye a la seguridad de toda clase de relaciones en que se ven involucradas: las de carácter jurídico en todas sus manifestaciones; las de índole social, y las vinculaciones económicas, pues lo realizado u omitido por un individuo o entidad en cualquiera de esos ámbitos, repercute invariablemente en las personas a través de su nombre o denominación.

Las asociaciones de carácter político no constituyen una excepción en ese aspecto, por lo cual la calificación positiva o negativa de sus actitudes, de sus actividades u omisiones, se verá unida siempre a la denominación adoptada.

El legislador tomó en consideración esa realidad, y la reflejó en el artículo 35, apartado 1, inciso b), del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, al establecer la obligación para las agrupaciones políticas nacionales de tener una denominación distinta a cualquiera otra agrupación o partido político, como requisito para obtener el registro.

El contenido de esta disposición legal hace recaer una obligación en los órganos del Instituto Federal Electoral competentes para tramitar y resolver las solicitudes de registro presentadas, consistente en revisar si la denominación asumida por una asociación solicitante es distinta de las elegidas por los partidos políticos y agrupaciones políticas registradas, así como de las adoptadas por las restantes asociaciones cuya solicitud de registro esté en trámite, con el propósito de evitar la contravención al precepto legal en comento.

En el presente caso, es un hecho notorio para esta Sala Superior que el treinta de junio de mil novecientos noventa y nueve, se aprobó el registro del partido "Convergencia por la Democracia".

El veinticuatro de septiembre de dos mil dos el Consejo General aprobó la modificación de la denominación de ese partido político nacional a "Convergencia".

El doce de mayo de de dos mil cinco, se aprobó el registro de la agrupación política nacional "Convergencia Nacional de Ciudadanos".

Las denominaciones del partido político nacional y la agrupación política no son idénticas, pero sí semejantes, al contener ambas la palabra "Convergencia" como características fundamental de su denominación, lo cual se traduce en la alta probabilidad de provocar confusión entre la ciudadanía para distinguir o identificar cuándo se hace referencia a cada una de ellas, ya sea en los medios de comunicación o por las autoridades correspondientes.

Ciertamente, entre la expresión Convergencia partido político nacional y la diversa Convergencia Nacional de Ciudadanos, se observa la coincidencia plena en sentido formal de un vocablo, y además, una coincidencia material de otro de los vocablos a través de los cuales se identifica a la agrupación y al partido que es nacional, pues aun cuando éste no forma parte de la denominación formal, sí constituye un dato empleado para referirse materialmente a ambas entidades.

El concepto Convergencia tiene en los dos institutos políticos la función gramatical de sustantivo, esto es, se trata del portador de la información básica, y designa a todos los seres objeto de nuestros juicios, y a los cuales se refieren los verbos para integrar su existencia, estado, actividad o situación, así como los adjetivos para señalar cualidades o determinaciones; por todo lo cual se reconoce al sustantivo la calidad de elemento fundamental del sujeto. Las voces que lo acompañan sólo tienen la calidad de modificadores de precisión de su significado, por lo cual el sustantivo juega un papel decisivo en la significación de una expresión, y por tanto, si el mismo sustantivo se encuentra en dos o más enunciados, genera la impresión de relación, de acercamiento de cierta importancia entre las oraciones de la comparación.

El concepto nacional, aun cuando no forma parte de la denominación formal del partido político, es un adjetivo relacionado con el sustantivo en la denominación formal de la asociación, para integrar una de sus cualidades y completar la idea expresada en él, de modo que refiere una diferencia cualitativa con otras expresiones en las cuales se contenga el sustantivo Convergencia, al precisar de ese sustantivo, su presencia en todo el territorio de la República mexicana.

La voz Ciudadanos, se emplea únicamente en una de las denominaciones analizadas, pero es insuficiente para lograr la distinción necesaria porque, las actividades a realizar tanto por el partido Convergencia como por la asociación Convergencia Nacional de ciudadanos, son políticas, y ambas están conformadas por ciudadanos, de esta suerte, esa palabra en lugar de distinguir a las agrupaciones, incluso, podría identificarlas, por tanto, se trata de un vocablo utilizable de manera indistinta para referirse a ese tipo de entidades políticas.

La expresión de tampoco puede estimarse como un elemento distintivo entre los nombres analizados, pues sólo se trata de una preposición cuya finalidad es identificar propiedad o pertenencia a algo determinado, que como se vio es al sustantivo de ambas denominaciones.

Consecuentemente, si la palabra que contribuye mayormente a la asignación de significado de los enunciados con los cuales están conformadas las denominaciones es Convergencia, resulta indudable la insatisfacción de la exigencia prevista en el artículo 35, apartado 1, inciso b) del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, porque esta frase común puede generar, con facilidad, confusión entre la ciudadanía, dentro de la cual se van a desenvolver ambas personas morales, mediante actividades políticas.

Esta situación, de confusión e incertidumbre, infringe el principio de identidad citado, por lo cual, se hace incompatible la coexistencia de dos institutos políticos bajo esa denominación, entonces, es necesario lograr la distinción correspondiente, a través de la modificación que la agrupación política nacional realice de su denominación, pues el Partido Político Nacional actor la obtuvo con antelación.

No obstante, lo anterior no implica rechazar el registro de la agrupación pues esta Sala Superior ha considerado que cuando una asociación solicita el registro como agrupación política nacional y reúne todos los requisitos esenciales exigidos por la ley, pero alguno como la denominación escogida guarda relación de semejanza con la de otra agrupación o partido político con registro anterior, tal situación no le acarrea esa consecuencia extrema, sino que el órgano competente del Instituto Federal Electoral, al percatarse de esa situación, debe prevenir a su representante y otorgarle un plazo razonable para modificarla, a fin de conseguir la función distintiva correspondiente, expresando con precisión con cuál otra agrupación o partido se puede producir la confusión, y los motivos para considerarlo así, situación que sólo de no atenderse oportunamente, tendría como consecuencia la negación del registro en la resolución atinente.

Lo anterior es así, porque la denominación no es un elemento constitutivo sine qua non de una agrupación política, sino un instrumento de identificación, cuya insuficiencia se puede colmar con la mayor facilidad y sin perjuicio para el orden público o para terceros, ante lo cual, al amparo de cualquier doctrina del acto jurídico no ameritaría por esa sola circunstancia considerar como inexistente o nula a la persona moral, y menos tener la coincidencia denominativa como una falta grave constitutiva de una sanción tan severa como la negación de su registro, dado que para esta forma especial de asociaciones políticas un elemento constitutivo, y por tanto vital, es la obtención de un conjunto de actos de no fácil acreditación, representativos de la voluntad de muchas personas de asociarse para fines comunes de carácter político completamente lícito, no así algo meramente instrumental.

Además, emitida la resolución favorable a lo pedido por la solicitante del registro y, encontrarse probados todos los demás requisitos necesarios para tal efecto, no resulta adecuado ni acorde a la buena fe ni a la equidad, obligar a la asociación, además de modificar su denominación por virtud de lo ordenado en la sentencia emitida en el medio de impugnación, a repetir las formalidades o solemnidades necesarias para obtener del Consejo General del Instituto Federal Electoral una nueva decisión favorable, dado que se trata de requisitos constatados cabalmente y tenidos por satisfechos, pues tal proceder atentaría claramente en contra del principio de economía procesal, rector de cualquier procedimiento, administrativo, jurisdiccional o de otra clase.

Por tanto, lo procedente es declarar fundado el medio de impugnación, para establecer la improcedencia de admitir como denominación de la asociación registrada la de Convergencia Nacional de Ciudadanos, para lo cual debe dársele la oportunidad de modificarla y vincular el registro otorgado a la satisfacción de la prevención, con el apercibimiento de tenerlo por no concedido si no se satisface el requerimiento dentro de un plazo razonable, y de acuerdo con la ley, y su propia normatividad estatutaria.

En consecuencia, procede modificar la resolución recurrida, para el efecto de no tener por admitida la denominación Convergencia Nacional de Ciudadanos, y que el Consejo General del Instituto Federal Electoral, por sí o por medio del órgano competente dentro de su organización interna proceda del modo siguiente:

a) Conceda a la Agrupación Política "Convergencia Nacional de Ciudadanos" un término de treinta días naturales, contados a partir de la notificación de la resolución, para que realice el cambio de su denominación para cumplir cabalmente con lo dispuesto por el artículo 35 apartado 1, inciso b), del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, lo anterior, de acuerdo con el procedimiento previsto en sus Estatutos

b) Requiera a la agrupación para que una vez realizada la adecuación, la haga del conocimiento del Consejo General del Instituto Federal Electoral en el término establecido por el artículo 38, apartado 1, inciso l), del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, el que a través del dictamen previo correspondiente, determine si está cumplido o no el requerimiento, y proceda en consecuencia.

c) Aperciba a la agrupación, por medio de notificación personal a su representante legal, de que, en caso de no cumplir con la prevención, se declarará sin efectos el registro otorgado como agrupación política nacional.

d) Una vez realizado lo anterior, informar a esta Sala Superior el resultado.

Por lo expuesto y fundado, se resuelve:

PRIMERO. Se modifica la resolución CG-129/2005, emitida por el Consejo General del Instituto Federal Electoral, el doce de mayo de dos mil cinco, para dejar sin efecto la denominación Convergencia Nacional de Ciudadanos con la cual se concedió el registro.

SEGUNDO. El Consejo General del Instituto Federal Electoral debe proceder en los términos indicados en la parte final del considerando Cuarto de esta ejecutoria.

En su oportunidad, archívese el presente asunto como total y definitivamente concluido.

Notifíquese, personalmente al recurrente "Convergencia" partido político nacional, en el Edificio "A", oficina 04 del inmueble marcado con el número 100 de Viaducto Tlalpan y lateral de Periférico Sur, colonia Arenal Tepepan, Delegación Tlalpan, en esta ciudad; por oficio a la autoridad responsable; y por estrados a los demás interesados, con fundamento en los artículos 26, 27 y 28 de la Ley General del Sistema de Medios de Impugnación en Materia Electoral.

Así lo resolvieron, por unanimidad de votos, los Magistrados Electorales que integran la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, ante el Secretario General de Acuerdos.

MAGISTRADO PRESIDENTE

 

ELOY FUENTES CERDA

MAGISTRADO

 

LEONEL CASTILLO GONZÁLEZ

MAGISTRADO

 

JOSÉ ALEJANDRO LUNA RAMOS

MAGISTRADA

 

ALFONSINA BERTA NAVARRO HIDALGO

MAGISTRADO

 

JOSÉ FERNANDO OJESTO MARTÍNEZ PORCAYO

MAGISTRADO

 

JOSÉ DE JESÚS OROZCO HENRÍQUEZ

MAGISTRADO

 

MAURO MIGUEL REYES ZAPATA

SECRETARIO GENERAL DE ACUERDOS

 

FLAVIO GALVÁN RIVERA