Logotipo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación
LAS INSTITUCIONES ELECTORALES DEL PAÍS, COMPROMETIDAS CON ELECCIONES LIBRES Y DEMOCRÁTICAS
5 /junio /2006 / Sala Superior 52/2006

México, D.F.

Para la elección federal del 2 de julio existen las condiciones para lograr un proceso electoral apegado a la legalidad y en el que se respetará la voluntad ciudadana expresada en las urnas. Los titulares de las tres instituciones electorales federales de México -Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Instituto Federal Electoral y Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales- coincidieron en que existen las garantías de una buena organización de los comicios; la resolución de las controversias mediante vías civilizadas; así como la imposición de sanciones por los delitos que pudieran presentarse.

En conferencia de prensa conjunta ofrecida después de la inauguración del Coloquio Nacional: Las instituciones electorales ante la sociedad mexicana. Análisis y Reflexión, el presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, magistrado Leonel Castillo González, la doctora María de los Ángeles Fromow, titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales y el consejero presidente del Instituto Federal Electoral, Luis Carlos Ugalde Ramírez, respondieron las inquietudes de los representantes de los medios de comunicación.

En diversas ocasiones y desde la visión de las instituciones que encabezan, los titulares del IFE, Fepade y TEPJF, se refirieron a los diversos mecanismos existentes para garantizar elecciones libres y democráticas.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de que el actual proceso electoral federal se judicialice, el magistrado presidente del TEPJF, Leonel Castillo, aclaró que el hecho de que la elección presidencial llegue a la Sala Superior no es un riesgo, sino una garantía que los partidos políticos convirtieron en instrumento constitucional

En este sentido, aclaró que la elección presidencial se tiene que judicializar en la calificación de la elección, debido a que el Tribunal, por mandato de ley, debe realizar el cómputo último y definitivo de los votos que se reciban en las casillas ubicadas en los 300 distritos electorales. Asimismo, se podría judicializar en el momento en que los partidos políticos presenten los medios de impugnación que hagan valer ante la autoridad judicial.

Por otro lado, el magistrado respondió sobre su opinión al trabajo realizado por el Instituto Federal Electoral y, después de externar su absoluto respeto al quehacer institucional de la autoridad encargada de organizar los comicios, dijo que el Tribunal tiene plena confianza en quienes integran esta institución. Pero más importante aún, el Instituto se ha ganado la confianza de la ciudadanía, misma que se ve reflejada en encuestas, en las que, invariablemente, aparece con los mayores niveles de credibilidad y confianza de todo el entramado institucional del país.

Por su parte, el consejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde Ramírez, dejó muy claro que los votantes serán los que decidan el resultado de las elecciones, al IFE le corresponde organizar el proceso; al Tribunal Electoral, otorgar certeza; y a la Fepade, atender las denuncias que se presenten, afirmó.

El consejero presidente del IFE, dijo, por otro lado, que en México nadie discute la limpieza de la elección del 2 de julio, sino que la agenda se enfoca en la búsqueda del fortalecimiento de las condiciones de emisión del sufragio y el desarrollo equitativo de la contienda.

En tanto, María de los Ángeles Fromow hizo una invitación a candidatos y ciudadanos para lograr que este proceso electoral esté basado en la legalidad. Garantizó que el voto será contado y respetado. Al tiempo que destacó que el principal aliado de la Fepade es la ciudadanía, con su actuación vigilante, participativa e informada.

Sobre el debate que sostendrán el día de mañana los cinco candidatos a la Presidencia de la República, los titulares de las instituciones electorales se pronunciaron a favor de que se privilegien las propuestas y los discursos dirigidos a la población.

El magistrado Leonel Castillo González pidió no olvidar que no hay elecciones sin electores y resaltó que el debate debe ser no sólo una interacción entre los candidatos, sino entre éstos y la ciudadanía. En este sentido, alertó que si no se busca una comunicación directa y atractiva con la ciudadanía, puede caer la participación de los ciudadanos y esto sí sería un factor lamentable.

En el mismo sentido, Luis Carlos Ugalde Ramírez pidió a los candidatos que le hablen a la gente y estimulen el voto libre e informado. Comentó que a pesar de la intensidad de la contienda electoral, los partidos políticos y los candidatos han actuado conforme a la ley.

La doctora María de los Ángeles Fromow Rangel coincidió con las posturas de sus homólogos y dijo que se está haciendo todo para garantizar la emisión de un voto libre y la realización de una fiesta cívica y democrática en la que el voto será contado y respetado.